BIHUB PATH

21 marzo, 2019

UN SENCILLO Y NOVEDOSO MARCADOR PARA EL ENTRENAMIENTO EN BALONCESTO Y RUGBY EN SILLA DE RUEDAS

Deportes Colectivos
318K

A pesar del creciente interés que hay por el deporte paralímpico, la investigación sobre el rendimiento en competiciones sobre silla de ruedas está aún muy poco desarrollada. Dos de estos deportes son el baloncesto y el rugby, ambos jugados sobre una típica cancha de básquet. Gran parte de los estudios que existen se han realizado sobre el primero de ellos, pero todavía no existe en ningún caso un marcador sencillo y fiable del estado físico de los jugadores que permita evaluar y seguir con seguridad y comodidad los diferentes programas de entrenamiento.

Recientemente, un grupo de investigadores, entre los que se encuentran Adrián García Fresneda, profesor en el TecnoCampus de Mataró y preparador físico de la selección española de rugby en silla de ruedas y Gerard Carmona, investigador del Área de Rendimiento del FC Barcelona, ha demostrado la fiabilidad del “empuje de salida” como marcador del estado físico de los deportistas y su relación con la capacidad de sprint. Sus resultados son extrapolables también al baloncesto y lo publican en la revista The Journal of Strength & Conditioning Research.

Buscar la sencillez para mejorar la eficacia

“Hasta ahora no teníamos ningún test en pista que nos permitiera evaluar el entrenamiento”, comenta García Fresneda. “Usábamos pruebas de laboratorio, pero se necesita mucho tiempo para realizarlas y además sus resultados no son directos, sino que deben extrapolarse”. Lo que buscaban era el equivalente en silla de ruedas al conocido test de Bosco, que permite evaluar mediante saltos verticales las características y capacidades de las fibras musculares de las piernas.

La hipótesis del trabajo era que tanto “el empuje de salida” o “primera remada” (IMPRP: Initial Maximum Push-Rim Propulsion, por sus siglas en inglés), como la capacidad de sprint en 12 metros podían servir como marcadores del estado físico de los deportistas. Esta última se había estudiado en jugadores de baloncesto, pero aún no estaba definida la fiabilidad del test. Para ello estudiaron a 16 jugadores de rugby en silla de ruedas que se sometieron a dos tipos de pruebas. Por una parte se analizaron los parámetros mecánicos del empuje de salida mediante un “encoder”, una suerte de cuerda que mide a cada momento la velocidad, la fuerza y la potencia ejercidas. Por otra se estudió la capacidad de sprint a 3, 5 y 12 metros usando un radar. Se calculó la variabilidad entre repeticiones para estudiar la fiabilidad de cada test y se estudió la correlación entre el primer impulso y el sprint, ante la lógica asunción de que uno dependía en gran parte del otro.

Las medidas de variabilidad fueron consistentemente bajas, lo que hace pensar que es un test fiable y que a cada repetición los valores obtenidos son cualitativamente similares. Además, la primera remada explicaba entre el 60% y el 80% de la capacidad de sprint, especialmente a 3 y 5 metros, “que son las distancias que más se repiten durante el juego”, subraya García Fresneda.

“El estudio es importante porque nos sirve como un indicador del rendimiento mecánico durante la impulsión, que es el gesto básico para el desplazamiento. Es un test sencillo, fiable y específico que permite monitorizar el rendimiento del deportista”, asegura Carmona. “Ya estamos utilizándolo para comprobar nuestras hipótesis de entrenamiento”, apunta García. Su aplicación servirá para investigar los programas más eficaces, teniendo en cuenta también que no se conocen aún con exactitud los grupos musculares que protagonizan el primer impulso, y que estos pueden variar según la postura y el grado de discapacidad.

Los resultados son además completamente extrapolables al baloncesto, ya que “ambos deportes se juegan en la misma pista y los dos precisan realizar aceleraciones de la mayor magnitud posible”, explica Carmona. “Hasta ahora, y por lo que nosotros conocemos, no había ninguna prueba de estas características en el terreno de estos deportes en silla de ruedas”, completa.

 

El equipo Barça Innovation Hub

NOTAS RELACIONADAS

CÓMO LAS EXIGENCIAS FÍSICAS DE LOS FUTBOLISTAS VARÍAN SEGÚN SU POSICIÓN

Aunque existen varios estudios al respecto, muchos de ellos han analizado estas demandas abarcando solo unas pocas variables o empleando ventanas de tiempo muy amplias. Un nuevo estudio realizado por preparadores físicos del F.C. Barcelona ha analizado con mayor precisión varios de estos detalles.

¿Grados de libertad o grados de esclavitud?

La comprensión de las variables modificadoras del juego basada en los grados de libertad.

EJERCICIOS EXCÉNTRICOS: ESTUDIANDO “VACUNAS” PARA LOS MÚSCULOS

El entrenamiento mediante ejercicios excéntricos es importante para prevenir lesiones. Sin embargo, un entrenamiento intensivo puede ocasionar también un cierto daño muscular, que es preciso vigilar para reducir al máximo el riesgo de lesión.

EL NIVEL DE RESISTENCIA COMO MODERADOR DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

La resistencia cardiovascular de los deportistas se ha manifestado como un moderador del resultado de la carga a la que son expuestos.

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.