BIHUB PATH

18 noviembre, 2020

Sports Tomorrow – Día 7

Events

APÚNTATE AHORA A SPORTS TOMORROW

ÚNETE AHORA
318K

“Antes de invertir en una tecnología de la salud es imprescindible ver si se podrá aplicar a todo el mundo, no solo a deportistas de elite”

Gil Rodas, responsable médico de Barça Innovation Hub, Guy Paul Nohra, de Alta Life Sciences, y Daniel Medina, responable de Athlete Care & Performance de Monumental Basketball en Washington, han tenido un diálogo moderado por Lluis Quintana, en el que se ha debatido sobre el concepto de biotecnología en el deporte, sus avances más importantes y las posibilidades de desarrollo que existen de cara a un futuro próximo.

Medina, tras su experiencia en la NBA, considera que la biotecnología debe entenderse como una tecnología para la mejora humana. Una aplicación en la que convergen técnicas como la nanotecnología, la biotecnología o la ciencia cognitiva, entre otras. En el deporte habría tres campos fundamentales en los que podría desarrollarse: en el tratamiento de lesiones, en el rendimiento de los jugadores y en la mejora de sus habilidades.

Especialmente, el caso de las lesiones sería el más urgente. Medina ha contado que no es ningún secreto que cada vez se producen más. En estos meses de pandemia, de hecho, se ha registrado también un incremento. En la Premier, por citar un caso, un 42% más de lesiones musculares que en la temporada anterior. La biotecnología daría herramientas para una mejor prevención y rehabilitación, especialmente en competiciones como la NBA, donde los tiempos de recuperación son muy cortos.

Ha mencionado, por ejemplo, el caso de un hidrogel a base de algas, verduras y frutas que permite una mejor absorción de los carbohidratos en periodos de recuperación. También ha destacado la aparición de parches que sirven de biomarcadores para detectar los grados de fatiga. Del mismo modo, hay camisetas que ya detectan el calor corporal y pueden modularse automáticamente para dar más o menos calor.

Además, ha señalado que un trípode, un iPhone y una app con la que grabarte mientras lanzas tiros y que te ayuda a corregir defectos de lanzamiento ya debería considerarse un caso de biotecnología. Como el desarrollo de las zapatillas. Ha hablado de unas impresas con Rapid liquid printer que podrían servir como zapatillas diseñadas a medida y también como vendaje para lesiones.

Rodas ha señalado que es en el campo de la medicina regenerativa donde espera más avances. Especialmente, en el campo de los biomarcadores para que, con el debido seguimiento, se pueda calcular la posibilidad de que se pueda producir una lesión por acumulación de carga o fatiga. Hay que tener en cuenta que la propia UEFA ya ha advertido que el ratio de lesiones va a ir subiendo. Posiblemente se deba a que la intensidad del juego va en aumento, ha dicho. Eso es algo que no se puede controlar, pero otros factores sí. Los tendones y los músculos son el objetivo primordial de los 70 proyectos de investigación que tiene en marcha porque es donde más lesiones se producen. Considera que la medicina regenerativa con tratamiento biológico es el próximo reto de las lesiones deportivas.

Por otro lado, la clave, ha explicado, es poder llegar a monitorizar todo lo que rodea al atleta. El césped, la nutrición, hidratación, analíticas, sueño, fatiga, estrés, condiciones meteorológicas, contaminación, etc… Todo es útil tenerlo registrado porque puede influir en su rendimiento. Además, en el caso de los equipos femeninos habría que añadir la ginecología y el control de las hormonas. En este punto, entiende que el deporte femenino exige más trabajo y acercamiento distinto porque hay que medir indicadores que, obviamente, son distintos.

Quintana ha apuntado a las tendinopatías y osteoartritis como los dos problemas más graves. Ha presentado un proyecto sobre el tendón de Aquiles y los tratamientos reparadores con colágeno y otros productos que servirían como implantes. Este proyecto se desarrolla con fondos de la Unión Europea y cuenta con la participación del Barça innovation Hub. La ventaja sería poder diseñar un producto adecuado para cada tipo de lesión, no llevar la misma terapia a toda dolencia en ese tendón. El objetivo, de nuevo, sería aumentar la eficacia de las ratios de recuperación y reducir los plazos.

Finalmente, Nohra ha dado su punto de vista como inversor de este tipo de investigaciones. En su caso, ha comentado, lo que más le importa es la regulación legal de los nuevos tratamientos y su alcance. Es muy importante que se dirijan a toda la población y no solo a un nicho de mercado de deportistas de elite porque son procesos que requieren mucho tiempo y dinero.

“Ahora los sponsors se relacionan con los clubes que pueden contar historias y no solo poner su nombre en la camiseta”

La rápida evolución de los contenidos deportivos ha sido el tema de debate en un encuentro de Ameeth Sankaran, CEO de Religion of Sports, Tom Thiriwall, CEO de Copa90, y Paco Latorre, director de Barça Studios, moderado por Nikhil Bahel, de Elysian Park Ventures.

La gran competencia que se ha desatado en el campo del entretenimiento en los últimos años es, según Paco Latorre, lo más interesante que ha ocurrido en el panorama mediático. Ahora la competencia puede ser desde una plataforma como Tik Tok a un videojuego. La cuestión es que una entidad deportiva ya no se está fijando solo en lo que hacen otras entidades deportivas. Antiguamente, ha seguido, en el fútbol la atención se centraba solo en lo que ocurría durante noventa minutos, pero ahora cada vez es más importante todo lo que ocurre al margen de los partidos.

De las retransmisiones hay que centrarse en mejorar la experiencia de la segunda pantalla, ha explicado, y en el resto el camino a seguir durante los próximos años, será definir el resto de contenidos que dependen, en su duración por ejemplo, del dispositivo al que van destinadas como del público al que se quiere llegar. “Ya se ha pasado la época en la que todo era sobre nosotros, ahora lo importante es qué quiere el público, qué es lo que realmente quieren consumir”, ha dicho.

Sankaran ha contado que ha descubierto que, en cualquier medio, en los últimos tres o cuatro años ya no basta con tener acceso a un jugador estrella porque ellos ya tienen sus plataformas para hablar con el público de forma directa. Por eso, en un contexto tan saturado y con futbolistas que han alcanzado una dimensión tan sumamente grande, la estrategia de su empresa pasa por mostrar las facetas más humanas y reales de estas estrellas del fútbol. Contar historias que nunca antes se han contado sobre ellos.

Sobre la publicidad, Thriwall ha asegurado que también está cambiando. Ahora los anunciantes también quieren captar a los espectadores a largo plazo. Ya no se piensa en términos de anuncios de 30 o 60 segundos. Ahora hacen contenidos de apoyo a causas concretas, por ejemplo, el fútbol femenino. Lo tienen que hacer porque son las nuevas generaciones las que se lo están exigiendo, ha rematado. Latorre estaba de acuerdo en este punto. Ha añadido: “Ahora los sponsors se relacionan con los clubes que pueden contar historias y no solo poner su nombre en la camiseta”. A las generaciones nuevas no les puedes vender anuncios, ha seguido Sankaran, por eso se está desarrollando una nueva relación entre las historias y la publicidad.

Otro cambio significativo entre estas nuevas alianzas es la que ha establecido Copa90 con los aficionados y lectores, ha contado Thriwall. Su medio se alimenta de contenidos que le proponen o realizan fans de todo el mundo, desde un reportaje sobre un equipo de transgéneros mexicanos a la historia sobre cómo el fútbol en el Ártico ayuda a conservar una mejor salud mental. Con la pandemia, ha citado el ejemplo de los seguidores de Bergamo, que contaron en su medio cómo su club, el Atalanta, ha ayudado a la población. El lector se ha convertido en periodista y viceversa. La prueba del buen funcionamiento de su modelo, ha presumido, es que uno de sus cortos está nominado a los Oscar.

“El gran reto del análisis de datos y conseguir hacerlo en tiempo real”

Susana Ferreras, analista de datos del Arsenal FC, ha presentado un análisis de fases del juego en las ligas europeas en la temporada 2019-20. Un año problemático por los percances, interrupciones y condiciones especiales que han sufrido las competiciones debido a la pandemia.

El análisis comprendió 135 equipos, los mejores de la Premier League inglesa, La Liga española, Bundesliga alemana, Ligue 1 francesa, Serie A italiana, Liga de Portugal y la Eredivisie de Países Bajos. Un total de 41 equipos y 2047 partidos.

El análisis de la elite europea por fases de juego comenzó por la defensa. Analizar qué equipos empleaban una presión alta (high block) y cuáles esperaban atrás a su oponente (low block) En la primera categoría aparecieron, por este orden: Bayern de Munich, Manchester City, Borussia Mönchengladbach, Wolfsburgo, Liverpool, Bayer Leverkusen y Borussia Dortmund. Un dominio absoluto del fútbol alemán y, en segundo término, inglés. En cuanto a los equipos que más defendían con todos los jugadores en su campo para explotar el contraataque, el resultado era: Valencia, Arsenal, Atlético de Madrid, Inter de Milan, Lazio, Tottenham y Athletic de Bilbao.

Por ligas, donde se defiende con más presión (high block) es en la Bundesliga, como ha quedado de manifiesto, seguido de La Liga y la Ligue 1. Se estila más agruparse atrás en la Premier, la Serie A y, de nuevo, en La Liga.

En el ataque, los equipos que atacan con la posesión como argumento (build up) son el FC Barcelona, PSG, Borussia Dortmund, Bayer Leverkusen, Bayer de Munich, Manchester City y Napoles. Mientras que los que atacan por transiciones rápidas, agresivos, son Ajax, Lazio, Monaco, Liverpool, PSG -lo que demuestra su versatilidad al estar en dos categorías-, Real Madrid y Borussia Mönchengladbach.

Por campeonatos, se ataca con posesión más en la Ligue 1, después en la Bundesliga y en la Serie A. Mientras que con transiciones rápidas de nuevo aparece la Bundesliga en primer lugar, la Eredivisie en segundo y la Ligue1.

Este tipo de análisis permite analizar a jugadores en diferentes modelos y medir su desempeño. Aunque el gran reto es poder obtener esta información en tiempo real para retransmisiones y sobre todo para poder reaccionar cuando se puede identificar cómo es más eficaz un rival.

“El análisis de datos en fútbol debe evolucionar hacia la creación de entornos simulados”

Bruno Dagnino, cofundador de CTO Sports, ha presentado un estudio elaborado con Juan Carlos Núñez sobre modelos matemáticos aplicados al fútbol para simular contextos. Ha iniciado su ponencia con un repaso a los últimos años de análisis matemáticos sobre fútbol. Hemos visto una revolución en la extracción de datos y los análisis que han permitido y se han establecido modelos de medición como el control del campo, la expectativa de posesión y las posibilidades de marcar. Ahora propone dar un paso más allá y dirigirse hacia la simulación.

Simulando partidos podríamos plantear un número infinito de encuentros, como en ajedrez, probar tácticas y comparar diferentes modelos. Para conseguirlo hay que crear un motor de fútbol, en este caso se ha empleado Google Research Football Environment y su Kaggle IA soccer competition, con diferentes variables por jugador: regate, pase o tiro, y distintas direcciones para ejecutarlos, siempre bajo un modelo de control del terreno de juego, posesión de balón y expectativa de gol.

Los pases tendrían variables sobre largo o en corto y los disparos a puerta estarían también determinados por la distancia del tiro y del portero, según la media de eficacia. En total, son diecinueve acciones que tienen como objetivo que un jugador con el balón se sitúe en la mejor posición posible para marcar un gol.

Se trata de introducir los algoritmos para que el simulador aprenda por refuerzo. Sin embargo, el fútbol es una tarea extremadamente compleja, lo que hace el desarrollo de los bots particularmente complicado. Dagnino se ha sumado al reto del Manchester City en esta plataforma que consiste en alimentar una Inteligencia Artificial enfrentando a bots contra bots.

Los resultados obtenidos en el momento de esta ponencia le llevaron a alcanzar la posición número 13 entre 813 competidores introduciendo variables comunes en el análisis de datos. La tecnología está todavía en una fase muy inicial de su desarrollo, pero en un futuro puede servir, entre muchas funciones, para crear juegos más realistas con posibles aplicaciones también en la competición real.

 “Está bien la palabra entrenador, pero prefiero formador”

El actual entrenador de la cantera del Valencia, ex de la del Atlético de Madrid y con una experiencia internacional en países como Grecia y Catar, Óscar Fernández, ha tenido un diálogo con Isaac Guerrero sobre la filosofía de sus métodos de entrenamiento. Un enfoque formativo que mantiene tanto con jugadores jóvenes que están empezando como profesionales asentados, porque entiende que todos lo necesitan por igual.

Para Fernández, el futbolista es el gran protagonista del juego. Cada uno de ellos es un proyecto y la misión del entrenador es hacer todo lo posible para que se haga realidad. Cuando llega a los equipos lo primero que hace es una entrevista con toda la plantilla para averiguar lo fundamental ¿Se conoce el jugador a sí mismo? A partir de ahí, se inicia un camino que debe concluir en un futbolista autónomo, creativo, espontáneo y responsable.

No es partidario de modelos predeterminados, sino de tener jugadores que puedan adaptarse a cualquier situación independientemente del estilo, puesto que en cada club en el que milite este será diferente. Fernández, si ve que, por ejemplo, tiene un jugador que es un regateador extraordinario, prefiere trabajar en crear situaciones en las que el jugador pueda regatear. Quiere que todos sus jugadores sean facilitadores, que favorezcan el desarrollo del conjunto.

Cuando trabaja con la cantera, ha explicado que, siempre es importante ganar, pero en esas etapas primarias de la carrera de los jugadores el éxito es muy relativo. Es más importante su aprendizaje. Un suceso del que está orgulloso es que sus jugadores de las categorías inferiores del Atlético de Madrid, aunque no logaron un ansiado ascenso, luego la mayoría de ellos ha alcanzado la elite individualmente.

Su sistema de entrenar se basa en dividir el campo en dieciséis cuadrantes. Le importa que el futbolista conozca su zona y, a partir de ahí, entienda las de los demás. Es más partidario de estructuras que de esquemas. Al final, ha concluido, todo se reduce a “ganar espaldas”. Momento en el que ha citado la máxima de Juan Carlos Unzué: “El jugador que te salta, es el que te dice dónde está el hombre libre”.

Otra enseñanza que ha aprendido con los años es que en el fútbol callejero ya estaban todos los ejercicios que se trabajan profesionalmente en la elite y los niños que jugaban los habían desarrollado de forma instintiva. Algo que demuestra la piedra angular de su sistema: al final, es el jugador el que determina la identidad del juego.

“En los últimos años se ha producido un incremento de la masa muscular y una minimización de la masa grasa en los futbolistas”

Francis Holway, nutricionista con más de 20 años de experiencia en el mundo del alto rendimiento, ha analizado la importancia de la composición corporal en el fútbol actual, cómo se puede medir y las decisiones que se pueden tomar en función de los datos obtenidos. Según Holway, “la composición corporal no es el principal determinante del rendimiento en el fútbol, pero si el jugador tiene una composición corporal en un estado óptimo, puede ayudarle a mejorar su rendimiento”. En los últimos años se ha producido una evolución donde los futbolistas han incrementado su masa muscular y han minimizado la masa grasa. Además, tal y como ha detallado, este cambio de la composición corporal ha estado vinculado a las demandas requeridas en los partidos, donde los jugadores han pasado de recorrer alrededor de 9 kilómetros en la década de 1970 a más de 13 kilómetros actualmente.

Debido a su relevancia, ha detallado las diferentes metodologías que se pueden emplear para evaluar la composición corporal, señalando que “en la mayoría de contextos necesitamos una metodología de evaluación rápida, práctica, económica y transportable como puede ser la antropometría”. Así, a pesar de que existen métodos más precisos como el DXA, su elevado precio y escasa portabilidad hacen de la antropometría la principal herramienta de medición en el día a día de los equipos. En este caso, la suma de pliegues puede ayudar al cuerpo técnico a valorar la cantidad de grasa subcutánea. Holway ha explicado que la referencia que se suele utilizar en futbolistas es 50 milímetros. “Los jugadores de fútbol profesional deberían tener una suma de pliegues inferior a 50 mm, cifra de referencia. La tendencia actual incluso es acercarse a una suma de 40 mm”. Aunque controlar la cantidad de grasa es importante, ha comentado que el intento desesperado de algunos jugadores por minimizar su grasa corporal mediante ingestas calóricas muy reducidas puede incrementar el riesgo de lesiones y de infecciones respiratorias.

En la última parte de su ponencia ha detallado cómo clasifica a los jugadores relacionando la suma de pliegues y el índice músculo/óseo en cuatro cuadrantes, lo que le permite acometer estrategias nutricionales y de ejercicio en función del perfil de los deportistas.

Por su parte, la Dra. María Antonia Lizarraga y la nutricionista Mireia Porta, miembros del departamento médico del FC Barcelona, han explicado cómo el club acomete el análisis de composición corporal de los jugadores. Al igual que Holway, han destacado la evolución de la masa muscular en los jugadores. Según la Dra. Lizarraga, “existe una tendencia en el fútbol actual en la cual los jugadores disminuyen su porcentaje de grasa no por una pérdida de masa grasa, si no por un aumento de la masa muscular”. Por ello, han explicado que “en la valoración de la composición corporal no debemos fijarnos únicamente en el porcentaje de grasa, ya que la masa muscular en el fútbol actual tiene una gran relevancia”.

Debido a la importancia de la masa muscular, en el club utilizan índices de funcionalidad obtenidos de mediciones de composición corporal que permiten comparar a unos jugadores con otros. De esta manera pueden valorar el índice de masa muscular y comprobar por ejemplo la evolución a lo largo de una temporada. Un aspecto importante que han recalcado es que el objetivo de las valoraciones de composición corporal es educar al deportista y al staff en los procesos de entrenamiento y nutrición. Para ello, utilizan informes donde muestran los diferentes parámetros mediante colores a modo de semáforo que facilitan la interpretación al cuerpo técnico y los propios jugadores. En conclusión, la monitorización de la composición corporal y un análisis adecuado de sus datos puede ayudar a mejorar el rendimiento de los deportistas.

“En los últimos años se ha producido un incremento de la masa muscular y una minimización de la masa grasa en los futbolistas”

Francis Holway, nutricionista con más de 20 años de experiencia en el mundo del alto rendimiento, ha analizado la importancia de la composición corporal en el fútbol actual, cómo se puede medir y las decisiones que se pueden tomar en función de los datos obtenidos. Según Holway, “la composición corporal no es el principal determinante del rendimiento en el fútbol, pero si el jugador tiene una composición corporal en un estado óptimo, puede ayudarle a mejorar su rendimiento”. En los últimos años se ha producido una evolución donde los futbolistas han incrementado su masa muscular y han minimizado la masa grasa. Además, tal y como ha detallado, este cambio de la composición corporal ha estado vinculado a las demandas requeridas en los partidos, donde los jugadores han pasado de recorrer alrededor de 9 kilómetros en la década de 1970 a más de 13 kilómetros actualmente.

Debido a su relevancia, ha detallado las diferentes metodologías que se pueden emplear para evaluar la composición corporal, señalando que “en la mayoría de contextos necesitamos una metodología de evaluación rápida, práctica, económica y transportable como puede ser la antropometría”. Así, a pesar de que existen métodos más precisos como el DXA, su elevado precio y escasa portabilidad hacen de la antropometría la principal herramienta de medición en el día a día de los equipos. En este caso, la suma de pliegues puede ayudar al cuerpo técnico a valorar la cantidad de grasa subcutánea. Holway ha explicado que la referencia que se suele utilizar en futbolistas es 50 milímetros. “Los jugadores de fútbol profesional deberían tener una suma de pliegues inferior a 50 mm, cifra de referencia. La tendencia actual incluso es acercarse a una suma de 40 mm”. Aunque controlar la cantidad de grasa es importante, ha comentado que el intento desesperado de algunos jugadores por minimizar su grasa corporal mediante ingestas calóricas muy reducidas puede incrementar el riesgo de lesiones y de infecciones respiratorias.

En la última parte de su ponencia ha detallado cómo clasifica a los jugadores relacionando la suma de pliegues y el índice músculo/óseo en cuatro cuadrantes, lo que le permite acometer estrategias nutricionales y de ejercicio en función del perfil de los deportistas.

Por su parte, la Dra. María Antonia Lizarraga y la nutricionista Mireia Porta, miembros del departamento médico del FC Barcelona, han explicado cómo el club acomete el análisis de composición corporal de los jugadores. Al igual que Holway, han destacado la evolución de la masa muscular en los jugadores. Según la Dra. Lizarraga, “existe una tendencia en el fútbol actual en la cual los jugadores disminuyen su porcentaje de grasa no por una pérdida de masa grasa, si no por un aumento de la masa muscular”. Por ello, han explicado que “en la valoración de la composición corporal no debemos fijarnos únicamente en el porcentaje de grasa, ya que la masa muscular en el fútbol actual tiene una gran relevancia”.

Debido a la importancia de la masa muscular, en el club utilizan índices de funcionalidad obtenidos de mediciones de composición corporal que permiten comparar a unos jugadores con otros. De esta manera pueden valorar el índice de masa muscular y comprobar por ejemplo la evolución a lo largo de una temporada. Un aspecto importante que han recalcado es que el objetivo de las valoraciones de composición corporal es educar al deportista y al staff en los procesos de entrenamiento y nutrición. Para ello, utilizan informes donde muestran los diferentes parámetros mediante colores a modo de semáforo que facilitan la interpretación al cuerpo técnico y los propios jugadores. En conclusión, la monitorización de la composición corporal y un análisis adecuado de sus datos puede ayudar a mejorar el rendimiento de los deportistas.

 

Análisis cinético y cinemático de la carrera aplicado al manejo de las lesiones de isquiotibiales

En esta ponencia el profesor JB Morin, de la Univesidad de Saint-Etienne, nos habla de la importancia de las variables cinéticas (aplicación de fuerzas) y cinemáticas (movimiento de segmentos) durante la carrera, y su relación con el riesgo de lesión. Aunque tradicionalmente se requerían sistemas complejos y caros para la medición de las variables cinéticas (como por ejemplo plataformas de fuerza) y cinemáticos (cámaras de infrarrojos) de la carrera, actualmente disponemos de sencillos tests de campo que nos permiten estimar la fuerza, velocidad y potencia ejercidas por el deportista, así como de sistemas de grabación y programas de análisis de bajo coste (e.g., Kinovea) que nos permiten evaluar la cinética del movimiento de forma sencilla.

Como comenta el Dr. Morin, los isquiotibiales juegan un rol fundamental durante el sprint, estando muy activados al final de la fase de balanceo de la pierna. De hecho, el sprint es el ejercicio que más activa los isquiotibiales, por lo que otras actividades como los ejercicios de fuerza pueden no ser suficientes para entrenar en la suficiente medida este grupo muscular para disminuir su riesgo de lesión. Así, el sprint se presenta como una “vacuna” contra las lesiones de isquiotibiales.

Además, el Dr. Morin comenta el rol del análisis cinético y cinemático durante el sprint en el manejo de las lesiones. Por ejemplo, los deportistas lesionados que vuelven a competir han mostrado presentar en muchas ocasiones un déficit de fuerza horizontal y potencia durante el sprint pese a tener similares valores de velocidad máxima que los deportistas no lesionados. Por ello, podría ser recomendable esperar a recuperar esos valores de fuerza y potencia antes de la vuelta a la competición. Sin embargo, aunque niveles bajos de fuerza horizontal pueden ser potencialmente considerados un factor de riesgo de lesión en los isquiotibiales, esto tan solo sería una pieza más del puzle, pues otros factores como los cinemáticos pueden incrementar también el riesgo de lesión. Así, el Dr. Morin presenta evidencia sobre asociaciones entre variables cinemáticas durante la carrera (en concreto sobre la posición de la pelvis) y un mayor riesgo de lesión, ya que por ejemplo una mayor oscilación vertical de la carrera puede afectar a la longitud de la musculatura isquiotibial.

Por último, el Dr. Morin termina hablando de las posibles líneas de investigación en el futuro. Por ejemplo, comenta que en próximos años podemos ser capaces de estimar las fuerzas en el tendón durante la carrera, así como de estimar las variables de fuerza-velocidad de forma instantánea durante el juego (y no solo durante un test) gracias al análisis de los datos obtenidos con GPS.

Dolor inguinal con origen en los aductores: pasos a seguir desde su diagnóstico hasta la vuelta a la competición

Telmo Firmino, fisioterapeuta en el Benfica FC, nos habla del dolor inguinal con origen en los aductores. Los aductores son el principal origen del dolor inguinal, suponiendo un 50% de estas lesiones. No obstante, se debe realizar un diagnóstico correcto ya que también puede estar asociado a dolor en el psoas, en la musculatura inguinal o en el pubis.

En esta ponencia Firmino nos muestra el proceso que siguen en el Benfica FC para el correcto manejo del dolor inguinal asociado a los aductores. Para ello, trata los factores de riesgo de esta lesión (incluyendo tanto debilidad de los músculos de la cadera o del core, como también lesiones previas), y posteriormente habla de las estrategias para su valoración y rehabilitación. Dentro de la valoración, Firmino comenta la importancia del análisis multifactorial de esta patología, incluyendo análisis de la postura, la palpación manual, el análisis de la estabilidad lumbopélvica, de la movilidad de la cadera, el test de squeeze para la valoración del dolor y la fuerza, el equilibrio con star excursion test, y la presencia de lesiones previas.

Además, en esta ponencia se muestra el proceso de intervención con los jugadores que presentan dolor inguinal asociado a los aductores. En una primera fase, cuyo principal objetivo es reducir el dolor, puede ser útil la aplicación de hielo si la patología ha sido aguda, y se incluyen estrategias como electroterapia, terapia manual, liberación miofascial, activación del transverso abdominal y contracciones isométricas. En la segunda fase, cuyo objetivo principal será reducir el déficit de fuerza a <15% entre la pierna afectada y la no afectada, además de la terapia manual se pueden incluir ejercicios para la musculatura glútea y del core, así como ejercicios con bandas elásticas y ejercicio aeróbico sin carga (pedaleo en bici, alterG, acuaterapia). En la tercera fase se incluyen ejercicios de fortalecimiento funcionales (eg., ejercicios multiarticulares, slide board skating, ejercicios de equilibrio), y se puede comenzar a incluir la carrera. Uno de los objetivos de esta fase será correr sin dolor, además de evitar al máximo el déficit de fuerza en la pierna afectada. Finalmente, en la última fase se debe conseguir que no haya dolor en ejercicios de aducción con grandes rangos articulares, así como mejorar la capacidad para trabajar tanto excéntrica como concéntricamente. Para ello, se pueden incluir ejercicios más complejos como carrera progresiva, sprints en la slide board, y ejercicios de transición excéntrica-concéntrica para los aductores. En la vuelta a la competición, se debe hacer una progresión tanto de la frecuencia y magnitud de aceleraciones y desaceleraciones, de los cambios de dirección (aumentando por ejemplo de 45 a 180º), y aumentar progresivamente la cantidad de contenido técnico-táctico (volumen de pases). En última instancia, para permitir la vuelta a la competición, se debe progresar en el volumen de entrenamiento en equipo desde 30 hasta 90 minutos, participar en al menos 1-3 semanas de entrenamiento completas, y asegurarnos de que el deportista es capaz de completar aceleraciones, desaceleraciones, y esfuerzos explosivos al nivel requerido en el más alto nivel de competición.

 

 

 

BIHUB Team

NOTAS RELACIONADAS

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.