BIHUB PATH

June 30, 2021

Nutrición

¿Somos lo que Nos Ponemos?

APÚNTATE AHORA AL CERTIFICADO EN NUTRICIÓN DEPORTIVA

ÚNETE AHORA

Comencemos con un pequeño juego. ¿Qué tiene que ver un granjero australiano, con un jugador de fútbol europeo, y una programadora californiana?

A estas alturas todo ser humano debería ser consciente del verdadero problema que amenazará a nuestra especie. El cambio climático. En este artículo daremos un enfoque diferente que durante estos meses de confinamiento y restricciones cada vez ha cobrado más fuerza en el panorama mundial.

Al cumplirse un año de la pandemia, nuestros hábitos han cambiado. Estamos pasando una media de un 35% más de nuestro tiempo en casa. Esto ha afectado profundamente a muchos, nuestro ritmo de vida y rituales diarios. Uno de los que más ha cambiado es nuestra forma de vestir.

El “Activewear” y el “Loungewear” son dos de las tendencias que dominan el mundo de la moda ahora mismo. Se caracterizan por priorizar la salud y la comodidad. Esta idea se engloba bajo el concepto de “Athleisure”, ropa, moda y deporte más unidos que nunca en la historia.

La industria de la moda bajo los focos

Las marcas de ropa deportiva lideran la tendencia “Athleisure” que ha obligado al resto del mundo de la moda a dar un giro de timón hacia este enfoque. Nike, ha superado ya en valor a Gucci y Louis Vuitton. Sin embargo, con motivo del reciente día de la tierra y de la celebración de la conferencia climática, la industria de la moda vuelve a estar en la palestra. Según la ONU, la industria de la moda es la segunda más contaminante del planeta: produce más emisiones de carbono que todos los vuelos y transportes marítimos internacionales juntos.” Estas declaraciones fueron hechas en 2019, en un momento en que una situación de pandemia era impredecible. Actualmente, con la escalada del comercio electrónico y la tendencia del “Athleisure” es poco probable que la situación haya mejorado.

Recordemos el pequeño juego que planteamos al principio. John es granjero, dirige una explotación lechera en Australia. Oscar es futbolista, juega en un equipo de primera en España. Marta es programadora, trabaja desde casa para una compañía tecnológica en Los Ángeles. Su punto en común es el agua.

El futuro del agua

El cambio climático es un problema multidimensional. Existen muchas formas de abordarlo, una de las más importantes es la potencial escasez de agua a la que el mundo se enfrentará en las próximas décadas. Para comprender bien este problema, existen países que ya están sirviendo de máquina del tiempo, como si pudieran proyectarnos 50 años en el futuro.

Australia tiene hoy en día un mercado de valores del agua, como si de petróleo u oro se tratase. Los granjeros compran agua y pueden vender la sobrante. Puede parecer un buen sistema, sin embargo, en uno de los países más secos y con el clima más extremo del planeta, la escasez de agua es cada vez mayor, lo que eleva su precio hasta alcanzar cifras de entre 500.000 y más de 2 millones de dólares anuales dependiendo del precio en el mercado de valores del agua australiano.

El precio se establece a través de variantes como la demanda, el clima en tiempo real y las previsiones meteorológicas. Un algoritmo ajusta los precios en tiempo real, como si de petróleo u oro se tratase.

El agua, por tanto, tiene un precio y se está convirtiendo en una idea atractiva para los mercados financieros. De hecho, el agua recientemente ha empezado a cotizar en el mercado de valores de Wall Street. Este factor marca una tendencia de futuro. El agua será, sin duda, un bien escaso y mucho más preciado cuando el clima del planeta comience a calentarse.

El negocio de John, el granjero australiano del pequeño juego planteado al principio de este artículo depende exclusivamente de la variación del precio del agua, influido por el clima y por el consumo del resto de la población.

La industria de la moda y el agua

Según un estudio de la FSU (Florida State University), la industria de la moda es la segunda que más agua consume en el mundo, con unos 79.000 millones de metros cúbicos de agua al año.

Expertos señalan que la industria de la moda debe cambiar radicalmente para mitigar el impacto medioambiental de la moda rápida o “fast-fashion”. Recientemente, se ha publicado un estudio en la prestigiosa revista Nature sobre el coste medioambiental de la industria de la moda rápida. “Se trata de un problema global”, afirma la Dra. Patsy Perry, coautora de la investigación en la Universidad de Manchester, UK.

Una de las conclusiones de los estudios es que para combatir la escasez de agua es necesario un cambio de mentalidad global hacia el consumo, especialmente en los productos que requieren mayor cantidad de agua para su fabricación.

El reto para las marcas deportivas

Las marcas de ropa deportiva están liderando las tendencias que dan forma al mundo de la moda actual. Son más conscientes del impacto de la industria a nivel medioambiental y lo demuestran a través de innovaciones y programas de concienciación globales. Adidas, por ejemplo, está poniendo en producción modelos clásicos como las “Stan Smith” pero con una gran novedad. Las zapatillas están hechas de piel, fabricada con setas.

Esta tecnología está siendo considerada como el futuro de la piel sintética en moda. Nike por su parte está impulsando programas como el “Road to Zero”, donde no sólo introducen novedades como zapatillas hechas de basura reciclada, sino que también proponen eventos y retos para concienciar a la comunidad.

Marcas mucho menos conocidas como Vollebak, utilizan tecnología espacial y militar para crear tejidos que permiten construir prendas de alto rendimiento que “nos sobrevivan” en duración.

Adidas ha puesto en marcha un programa experimental para explorar el concepto de “poseer” el equipamiento deportivo que necesitamos durante nuestra vida poniendo de relieve el concepto de alquilar y reciclar. Sólo necesitamos enfocarnos en la experiencia que queremos desarrollar, seleccionar el equipamiento y este se nos entregará en casa para posteriormente ser recogido, una vez hayamos terminado la aventura.

Marcas como The North Face han puesto en marcha plataformas que hoy en día llaman “pre-used gear” con el fin de concienciar a reciclar y consumir de forma más sostenible.

Patagonia ha creado “Worn Wear”, su iniciativa para mantener sus prendas en uso durante el mayor tiempo posible y así reducir el impacto y concienciar hacia un consumo más responsable.

Estos son algunos ejemplos sobre cómo las marcas deportivas están explorando y liderando la industria hacia un futuro más sostenible y un cliente más consciente del impacto del consumo en el medio ambiente.

A medio camino entre moda y deporte están las marcas casual, entre ellas alzan la voz marcas como Nudie Jeans, que ofrecen reparaciones gratis en sus tiendas, cursos online para aprender a conservar y reparar jeans, productos reciclados y un compromiso firme para un futuro más sostenible del sector.

Liderazgo a través de la acción

Como hemos comentado, Nike ha superado a Gucci y LV y se ha convertido en la marca más valiosa del sector. Esto es sólo una prueba más de cómo las marcas de ropa deportiva son la vanguardia hacia una transformación profunda de la industria. Pero ¿qué podemos extraer de todo esto?

Veamos cuatro oportunidades potenciales de este cambio de liderazgo.

  1. El mundo del deporte tiene muchas facetas, pero está construido sobre valores como el compañerismo, la justicia o el espíritu de superación. Valores no superficiales normalmente no asociados al mundo de la moda. Transmitidos a través de la forma en que viven los deportistas dentro y fuera del campo pueden influenciar y sensibilizar a millones de personas.
  2. Los programas de reciclado para que cada final de temporada, toda la equipación se transforme en la nueva equipación de la temporada siguiente, servirían de ejemplo para aficionados y fans como algunos productos que está desarrollando Nike.
  3. La puesta en marcha de programas de alquiler de material deportivo y equipación una vez usado tanto por primeros equipos como por canteras, representa una oportunidad de concienciar, alargar la vida útil de los productos y crear una nueva línea de negocio como la que están explorando Adidas, The North Face o Patagonia.
  4. Convertir los desechos generados por un club o entidad deportiva en camisetas u otro tipo de material deportivo es una gran oportunidad para reducir el impacto medioambiental y la huella de carbono mientras sensibiliza y educa a las personas.

Si algo hemos aprendido de una situación como esta pandemia, es que el mundo está mucho más interconectado de lo que creemos, una acción a otro lado del planeta puede tener inmensas repercusiones en sus antípodas.

Para comprender este efecto el mejor ejemplo es el de los tres personajes que introducimos al principio. Una persona capaz de influir a millones de seguidores como Oscar, el jugador de fútbol del ejemplo, sin duda puede definir hábitos de consumo de los que como resultado, el tercer personaje, la programadora de Los Ángeles, decidirá comprar un producto responsable o reciclado, u otro convencional que usará mientras esté de moda.

Este comportamiento acaba afectando de manera global el diseño de productos, líneas de producción, cadenas de suministros y por consiguiente al primer personaje de este ejemplo, John, el granjero australiano que no podía cubrir los costes del agua que necesita para su granja.

Una pequeña acción puede desencadenar un gran cambio, todos tenemos la posibilidad de influir para ayudar a reconducir a una de las industrias que sin duda juega un papel determinante en el futuro de nuestro planeta y nuestras vidas.

 

Oliver Henares

KNOW MORE

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.