BIHUB PATH

2 noviembre, 2020

Recuperación activa vs. pasiva

Rendimiento Deportivo

APÚNTATE A PERFORMANCE IN SPORTS TOMORROW

únete ahora
318K

Asegurar una correcta recuperación entre sesiones e incluso entre los distintos ejercicios de una misma sesión es prioritario para maximizar las adaptaciones al entrenamiento. Existen diferentes métodos de recuperación, desde la aplicación de frío o masajes hasta otros como usar prendas de compresión, la presoterapia o la electroestimulación. Sin embargo, a pesar de que existen métodos muy variados, posiblemente el método más común sea realizar ejercicio de baja intensidad (conocido como ‘recuperación activa’).

 

Recuperación post-ejercicio

Pese a la popularidad de la recuperación activa, todavía existe cierta controversia con respecto a si es más efectivo descansar tras una sesión de ejercicio o si conviene realizar una sesión ‘regenerativa’ de ejercicio a baja intensidad. De acuerdo a una encuesta entre los principales equipos de futbol profesional franceses, el 81% de los equipos utiliza el ejercicio de baja intensidad durante 15-30 minutos como método de recuperación inmediatamente tras un partido o en los días posteriores.1 Uno de los principales motivos para implementar la recuperación activa es que, al estimular el flujo sanguíneo hacia la musculatura, ha mostrado acelerar la eliminación de metabolitos como el lactato en comparación con la recuperación pasiva.2 Sin embargo, cada vez más evidencia sugiere que la eliminación de lactato per se no debe ser considerada un marcador de mejor recuperación, pues el lactato no provoca la fatiga como se pensaba hace ya bastantes años.3 Además, se ha observado que la recuperación activa tras una sesión de ejercicio podría empeorar la síntesis de glucógeno, especialmente en las fibras tipo I o lentas (las utilizadas durante el ejercicio de baja intensidad).4 De hecho, diversos estudios realizados en futbolistas que jugaron dos partidos separados por 3 días no mostraron beneficios en diversos marcadores de recuperación (incluyendo marcadores de rendimiento, de daño y dolor muscular, y de inflamación) al comparar la recuperación activa (1 hora de ejercicio a baja intensidad) con la recuperación pasiva.5–7 Es importante mencionar que un reciente meta-análisis concluyó que la recuperación activa es efectiva para reducir el dolor muscular tras las sesiones de ejercicio, aunque también concluyó que este método no reduce de forma significativa la percepción de fatiga ni produce beneficios en marcadores de daño muscular (creatina kinasa) o inflamatorios (proteína C-reactiva e interleukina 6).8 Por lo tanto, la evidencia científica no es suficientemente fuerte para respaldar de forma unánime la recuperación activa tras una sesión de ejercicio intenso o un partido en comparación con mantener reposo, por lo que en muchas ocasiones serán las preferencias personales las que decidan la implementación de una estrategia de recuperación frente a otras.

 

Recuperación durante una sesión de ejercicio

Al igual que existe controversia con respecto a los beneficios de la recuperación activa tras una sesión de ejercicio, también existe cierta controversia con respecto a si este método es más efectivo que el reposo en los descansos dentro de una misma sesión de ejercicio. En este sentido, diversos estudios han mostrado que la recuperación activa entre ejercicios de alta intensidad dificulta la reoxigenación muscular e incluso disminuye el rendimiento, posiblemente debido a que el empeoramiento de la reoxigenación muscular dificulta la re-síntesis de fosfocreatina. Por ejemplo, un estudio liderado por Gregory Dupont, científico y preparador físico para equipos como el Real Madrid o la selección francesa de Fútbol, mostró que la recuperación activa de baja intensidad entre dos sprints de 15 y 30 segundos reducía el rendimiento en el segundo sprint.9 De forma similar, otro estudio evaluó el efecto de recuperaciones activas o pasivas de diferente duración entre 10 sprints de 5 segundos. Los resultados mostraron que cuando las recuperaciones son cortas (especialmente de 1 minuto o menos aproximadamente), la recuperación activa disminuía el rendimiento en los sprints y la reoxigenación muscular.10 Además, un estudio liderado por Martin Buchheit, jefe de rendimiento del Paris Saint Germain y que participará en Performance in Sports Tomorrw, evaluó el efecto de la recuperación activa o pasiva durante 21 segundos entre 6 sprints de 4 segundos. De nuevo, los resultados mostraron un peor rendimiento con la recuperación activa, así como unos mayores niveles de deoxigenación muscular, consumo de oxígeno y lactato.11

Es importante mencionar, no obstante, que en algunas ocasiones el objetivo puede ser mantener el estrés metabólico alto durante la sesión, y no tanto favorecer la recuperación. Así, por ejemplo, en una sesión de entrenamiento interválico de alta intensidad destinada a mejorar el consumo máximo de oxígeno, el objetivo puede ser maximizar el tiempo que el deportista se ejercita a dicha intensidad.12 Por ello, en algunos casos (especialmente cuando los periodos de recuperación son muy prolongados, mayores de 3 minutos aproximadamente) realizar una recuperación activa a baja intensidad entre las series de ejercicio puede ayudar a mantener la cinética de oxígeno elevada y aumentar así el tiempo que se mantiene el consumo máximo de oxígeno, aunque la fatiga producida y por lo tanto la posible disminución del rendimiento en las series, debe ser tenida en cuenta.12

 

Conclusiones

En resumen, pese a su popularidad, no existe suficiente evidencia que apoye de forma unánime los beneficios de la recuperación activa tras una sesión de ejercicio intenso o un partido. Además, al recuperar de forma activa entre los esfuerzos dentro de una misma sesión de ejercicio, es posible que el rendimiento se vea mermado, especialmente si son esfuerzos cortos de mucha intensidad (por ejemplo, sprints) y si las recuperaciones son cortas. No obstante, la recuperación activa puede aportar ciertos beneficios psicológicos, y ayudar a aumentar el estrés metabólico durante las sesiones de ejercicio para maximizar las adaptaciones al entrenamiento.

 

Pedro L. Valenzuela

 

Referencias

  1. Nédélec M, McCall A, Carling C, Legall F, Berthoin S, Dupont G. Recovery in soccer: Part II-recovery strategies. Sport Med. 2013;43(1):9-22. doi:10.1007/s40279-012-0002-0
  2. Menzies P, Menzies C, McIntyre L, Paterson P, Wilson J, Kemi OJ. Blood lactate clearance during active recovery after an intense running bout depends on the intensity of the active recovery. J Sports Sci. 2010;28(9):975-982. doi:10.1080/02640414.2010.481721
  3. Brooks GA. Lactate doesn’t necessarily cause fatigue: Why are we surprised? J Physiol. 2001;536(1):1. doi:10.1111/j.1469-7793.2001.t01-1-00001.x
  4. Fairchild TJ, Armstrong AA, Rao A, Liu H, Lawrence S, Fournier PA. Glycogen synthesis in muscle fibers during active recovery from intense exercise. Med Sci Sports Exerc. 2003;35(4):595-602. doi:10.1249/01.MSS.0000058436.46584.8E
  5. Andersson H, Raastad T, Nilsson J, Paulsen G, Garthe I, Kadi F. Neuromuscular fatigue and recovery in elite female soccer: Effects of active recovery. Med Sci Sports Exerc. 2008;40(2):372-380. doi:10.1249/mss.0b013e31815b8497
  6. Andersson H, Bøhn SK, Raastad T, Paulsen G, Blomhoff R, Kadi F. Differences in the inflammatory plasma cytokine response following two elite female soccer games separated by a 72-h recovery. Scand J Med Sci Sport. 2010;20(5):740-747. doi:10.1111/j.1600-0838.2009.00989.x
  7. Andersson H, Karlsen A, Blomhoff R, Raastad T, Kadi F. Active recovery training does not affect the antioxidant response to soccer games in elite female players. Br J Nutr. 2010;104(10):1492-1499. doi:10.1017/S0007114510002394
  8. Dupuy O, Douzi W, Theurot D, Bosquet L, Dugué B. An evidence-based approach for choosing post-exercise recovery techniques to reduce markers of muscle damage, Soreness, fatigue, and inflammation: A systematic review with meta-analysis. Front Physiol. 2018;9(APR):1-15. doi:10.3389/fphys.2018.00403
  9. Dupont G, Moalla W, Matran R, Berthoin S. Effect of short recovery intensities on the performance during two Wingate tests. Med Sci Sports Exerc. 2007;39(7):1170-1176. doi:10.1249/mss.0b013e31804c9976
  10. Ohya T, Aramaki Y, Kitagawa K. Eff ect of Duration of Active or Passive Recovery on Performance and Muscle Oxygenation during Intermittent Sprint Cycling Exercise. Int J Sports Med. 2013;34:616-622. doi:10.5432/jjpehss.12060
  11. Buchheit M, Cormie P, Abbiss CR, Ahmaidi S, Nosaka KK, Laursen PB. Muscle deoxygenation during repeated sprint running: Effect of active vs. Passive recovery. Int J Sports Med. 2009;30(6):418-425. doi:10.1055/s-0028-1105933
  12. Buchheit M, Laursen PB. High-intensity interval training, solutions to the programming puzzle: Part I: Cardiopulmonary emphasis. Sport Med. 2013;43(5):313-338. doi:10.1007/s40279-013-0029-x

NOTAS RELACIONADAS

CÓMO LAS EXIGENCIAS FÍSICAS DE LOS FUTBOLISTAS VARÍAN SEGÚN SU POSICIÓN

Aunque existen varios estudios al respecto, muchos de ellos han analizado estas demandas abarcando solo unas pocas variables o empleando ventanas de tiempo muy amplias. Un nuevo estudio realizado por preparadores físicos del F.C. Barcelona ha analizado con mayor precisión varios de estos detalles.

UN GRAN DESCONOCIDO EN LAS LESIONES MUSCULARES: EL TEJIDO CONECTIVO DE LA MATRIZ EXTRACELULAR

Un editorial publicado en la revista The Orthopaedic Journal of Sports Medicine —en el que han participado miembros de los servicios médicos del club— propone considerar la arquitectura íntima de la zona afectada, valorar a la matriz extracelular como un actor fundamental en el pronóstico de la lesión.

¿DE QUÉ SE TRATA REALMENTE LA GESTIÓN DE LA CARGA?

En este artículo, Tim Gabbet y su equipo proporcionan una guía fácil de usar para los profesionales cuando describen a los entrenadores la finalidad general de la gestión de la carga.

DOS SEMANAS BASTAN PARA AUMENTAR EL VOLUMEN Y LA FUERZA MUSCULAR

Por primera vez se demuestra que no hacen falta meses de entrenamiento, sino que dos semanas de un ejercicio apropiado bastan para mejorar significativamente tanto el volumen como la fuerza muscular.

EJERCICIOS EXCÉNTRICOS: ESTUDIANDO “VACUNAS” PARA LOS MÚSCULOS

El entrenamiento mediante ejercicios excéntricos es importante para prevenir lesiones. Sin embargo, un entrenamiento intensivo puede ocasionar también un cierto daño muscular, que es preciso vigilar para reducir al máximo el riesgo de lesión.

EL NIVEL DE RESISTENCIA COMO MODERADOR DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

La resistencia cardiovascular de los deportistas se ha manifestado como un moderador del resultado de la carga a la que son expuestos.

¿Están los jugadores bien perfilados con relación al balón?

A través de la visión por computador podemos identificar algunos déficits en cuanto a la orientación corporal de los jugadores en diferentes situaciones del juego.

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.