18 junio, 2018

CARGA DE ENTRENAMIENTO EN PRETEMPORADA Y RIESGO LESIONAL

Rendimiento Deportivo
160K

La fase preparatoria de la temporada es uno de los momentos del año donde mayores “errores” de gestión de carga de entrenamiento se suelen cometer. La pretemporada es el momento ideal para que el cuerpo técnico inculque en el equipo su filosofía, estilo y/o modelo de juego. Sin embargo, ¿es esta la piedra filosofal de las pretemporadas?

Muchos técnicos hoy en día, de espaldas al conocimiento científico, siguen subrayando la importancia de preparar a los jugadores físicamente, llenar los tanques de gasolina o sufrir para aguantar posteriormente la temporada como elementos clave de este periodo de la temporada. Los principios clásicos de entrenamiento también suelen verse comprometidos en este periodo de la temporada. No atendemos del todo al principio de progresión, ya que pasamos en muy poco tiempo del momento de menor carga de entrenamiento de la temporada (periodo vacacional) al momento de más carga, o uno de los momentos de mayor carga de la temporada, con frecuencia en la semana 3-4 de pretemporada.

Es un momento donde con frecuencia también obviamos el principio de individualización en base a las propuestas planteadas. Correr en grupo o circuitos de acondicionamiento físico donde se da café con leche para todos son sólo algunos de los ejemplos más frecuentes en este periodo de la temporada. La densidad de sesiones de entrenamiento y partidos (no oficiales y oficiales) dificulta el cumplimiento del principio de relación óptima entre carga y recuperación, acumulando un nivel de fatiga que pudiera aumentar la probabilidad de lesión por parte del deportista. Y, por último, y quizás el más desatendido en las pretemporadas clásicas, aparece el principio de especificidad. Propuestas de entrenamiento muy alejadas de las demandas del juego que van a dificultar la transferencia de aprendizajes y/o adaptación a la práctica del fútbol.

Apúntate al Certificado en Gestión de la Carga de Trabajo en Fútbol, diseñado por David Casamichana

 

Respecto a la frecuencia lesional en estos momentos de la temporada, la mayoría de los estudios indican que es un periodo donde la frecuencia lesional es significativamente más alta (Gabbett, 2004). Basándonos en estos datos, algo parece que no estamos haciendo bien. Estructuras temporales donde el deportista debe entrenarse con cargas de volumen e intensidad muy superiores a la media anual (incluso tres veces más) ponen en riesgo la frescura del jugador e incluso lo acercan a la lesión deportiva. Además, estas altas cargas caracterizadas en muchos casos con contenidos de baja especificidad, provocarán en los deportistas estados de baja forma. Incluso podríamos pensar que desadaptamos al jugador. Por tanto, la pretemporada pudiera resultar en una mezcla explosiva, más probabilidad de lesión y más tiempo entrenando (por no incidir más en que se obtuvieron las mejoras físicas menores).

Los resultados obtenidos por Malone, Owen et al. (2017) parecen indicar que la relación entre carga acumulada durante el mesociclo (sumatorio de 4 semanas) y probabilidad de lesión presenta un efecto diferente en la pretemporada respecto a la temporada competitiva. De forma concreta, en la pretemporada parece existir una relación positiva entre la carga de entrenamiento y la probabilidad de lesión, es decir, a más carga de entrenamiento mayor es la probabilidad de que aparezca lesión.

Las aplicaciones prácticas de trabajos realizados estudiando los efectos de la pretemporada parecen indicarnos que uno de los objetivos de la pretemporada debiera ser que los deportistas completen las sesiones de entrenamiento. Diseñar pretemporadas que permitan alcanzar las adaptaciones fisiológicas, mientras que se minimiza el riesgo lesional, maximizando la disponibilidad de los jugadores para las sesiones, debiera ser uno de los objetivos de la pretemporada (Windt et al., 2017). Parece, por tanto, que la visión tradicional de la pretemporada como momento de llenar los tanques de gasolina cada vez va dejando más paso al periodo de preparación gradual donde el deportista se re-encuentra con la actividad, de forma progresiva y específica.

 

Referencias

Gabbett T.J. Influence of training and match intensity on injuries in rugby league. J Sports Sci 2004;22:409–17.

Owen, A.L., Forsyth, J.J., Wong, D.P., Dellal, A., Connelly, S., y Chamari, K. (2015). Heart rate’ based training intensity and its impact on injury incidence amongst elite level professional soccer players. J Strength Cond Res 29(6):1705-12.

Windt, J., Gabbett, T.J., Ferris, D., Khan, K.M. (2017). Training load–injury paradox: is greater preseason participation associated with lower in-season injury risk in elite rugby league players? Br J Sports Med, 51(8):645-650.

NOTAS RELACIONADAS

CÓMO LAS EXIGENCIAS FÍSICAS DE LOS FUTBOLISTAS VARÍAN SEGÚN SU POSICIÓN

Aunque existen varios estudios al respecto, muchos de ellos han analizado estas demandas abarcando solo unas pocas variables o empleando ventanas de tiempo muy amplias. Un nuevo estudio realizado por preparadores físicos del F.C. Barcelona ha analizado con mayor precisión varios de estos detalles.

UN GRAN DESCONOCIDO EN LAS LESIONES MUSCULARES: EL TEJIDO CONECTIVO DE LA MATRIZ EXTRACELULAR

Un editorial publicado en la revista The Orthopaedic Journal of Sports Medicine —en el que han participado miembros de los servicios médicos del club— propone considerar la arquitectura íntima de la zona afectada, valorar a la matriz extracelular como un actor fundamental en el pronóstico de la lesión.

¿DE QUÉ SE TRATA REALMENTE LA GESTIÓN DE LA CARGA?

En este artículo, Tim Gabbet y su equipo proporcionan una guía fácil de usar para los profesionales cuando describen a los entrenadores la finalidad general de la gestión de la carga.

DOS SEMANAS BASTAN PARA AUMENTAR EL VOLUMEN Y LA FUERZA MUSCULAR

Por primera vez se demuestra que no hacen falta meses de entrenamiento, sino que dos semanas de un ejercicio apropiado bastan para mejorar significativamente tanto el volumen como la fuerza muscular.

EJERCICIOS EXCÉNTRICOS: ESTUDIANDO “VACUNAS” PARA LOS MÚSCULOS

El entrenamiento mediante ejercicios excéntricos es importante para prevenir lesiones. Sin embargo, un entrenamiento intensivo puede ocasionar también un cierto daño muscular, que es preciso vigilar para reducir al máximo el riesgo de lesión.

EL NIVEL DE RESISTENCIA COMO MODERADOR DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

La resistencia cardiovascular de los deportistas se ha manifestado como un moderador del resultado de la carga a la que son expuestos.

¿Están los jugadores bien perfilados con relación al balón?

A través de la visión por computador podemos identificar algunos déficits en cuanto a la orientación corporal de los jugadores en diferentes situaciones del juego.

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.