BIHUB PATH

octubre 29, 2021

Fútbol
Gestión de Lesiones

Los peligros de volver a jugar en el fútbol de elite después de una lesión

By Carlos Lago Peñas.

El fútbol profesional conlleva un alto riesgo de lesiones, especialmente durante los partidos. La tasa de lesiones es 7 veces mayor en comparación con el entrenamiento.1 En este contexto, disponer de todos los jugadores sanos y preparados para competir es uno de los grandes objetivos de la preparación en el fútbol de alto nivel. El coste económico mensual que tiene la lesión de un jugador de un equipo que participa en la Liga de Campeones es de 500.000 €.2 Además, claro, hay que sumar las consecuencias negativas en el rendimiento de los equipos.  Perder un partido clave puede ocasionar graves problemas deportivos y económicos a los clubes. La rápida vuelta al terreno de juego de los jugadores lesionados es una de las principales preocupaciones del entrenador y el cuerpo técnico/médico. Sin embargo, es bien conocido que una lesión previa, es uno de los factores de riesgo más importantes para sufrir una lesión recurrente en una misma zona.3,4

Una reciente investigación5 ha analizado cómo influye el número de sesiones de entrenamiento realizadas desde el momento en que el jugador está disponible para jugar (return to play) hasta que disputa el partido sobre la probabilidad de sufrir una lesión. El estudio, publicado en la revista British Journal of Sports Medicine en 2020, se basó en el análisis de 64 equipos de elite durante 16 temporadas consecutivas (2001/2002 a 2016/2017). Un miembro del cuerpo técnico de cada club registró las lesiones y la participación en las sesiones de entrenamiento y partidos de cada jugador. La muestra incluyó un total de 4088 jugadores, 16087 lesiones, 4805 primeros partidos después de volver de una lesión, 1571448 sesiones de entrenamiento y 303637 partidos. Las lesiones fueron definidas como cualquier molestia sufrida por un jugador como consecuencia de disputar un partido o entrenamiento y que provoca que el deportista no esté disponible para tomar parte del siguiente entrenamiento o partido. Tan sólo las lesiones moderadas y severas (las que obligaron a los jugadores a perder 8 días o más) fueron incluidas en el estudio.

Los resultados sugieren algunas conclusiones muy relevantes para la práctica: (i) la frecuencia de lesiones en el primer partido después de una lesión fue casi el doble comparado con la media que se tuvo durante la temporada: 46,9 vs 25,0 lesiones/1000 horas de partido. (ii) Esta tasa de lesión tan elevada es debido fundamentalmente a un incremento del 158% en las lesiones musculares. En el primer partido después de una lesión la tasa de lesiones musculares fue 24,6 lesiones/1000 horas de partido, mientras que la media durante la temporada fue de 9,5 lesiones/1000 horas de partido. (iii) Sin embargo, no existen diferencias significativas en la tasa de lesiones que no son musculares. (iv) Cada sesión de entrenamiento adicional que los jugadores completan antes de disputar el primer partido después de una lesión redujo la probabilidad de lesión un 7%. Este valor alcanza el 13% para las lesiones musculares, mientras que no se encontró una asociación significativa entre el número de sesiones completadas y la ocurrencia de una lesión no muscular. En cualquier caso, los resultados deben ser tomados con cautela. No se ha controlado el contenido, la carga de entrenamiento, el nivel de condición física o el número de sesiones que han realizado los jugadores antes de disputar el primer partidos después de la lesión.

Las aplicaciones prácticas de este trabajo sugieren varios aspectos a tener en cuenta para reducir el riesgo de sufrir una nueva lesión en la vuelta a la competición: (i) El control de las cargas resulta un aspecto clave. Se trata de proponer una vuelta a la actividad de una manera progresiva hasta adaptar a los jugadores a un nivel similar al que se verán exigidos en la competición, evitando picos de carga muy agresivos. (ii) Hay que comprobar que los jugadores son suficientemente capaces de utilizar sus capacidades en el juego de forma segura y eficiente. Debería asegurarse un tiempo mínimo para trabajar la motricidad y las habilidades de movimiento en los primeros días tras retomar la actividad como estrategia para reducir la probabilidad de lesiones. (iii) La labor fundamental de los servicios médicos es informar de forma objetiva a los deportistas y entrenadores sobre el estado de salud y el riesgo de lesión o bajo rendimiento. Los deportistas y los entrenadores son los que finalmente deben evaluar la información y tomar la decisión sobre la vuelta a la competición. El éxito de una buena decisión depende en buena medida de una buena comunicación interna dentro de los equipos de trabajo de los clubes.6

Referencias

1 Ekstrand J, Hägglund M, Kristenson K, et al. Fewer ligament injuries but no preventive effect on muscle injuries and severe injuries: an 11-year follow-up of the UEFA champions League injury study. Br J Sports Med 2013;47:732–7.

2 Ekstrand, J. Keeping your top players on the pitch: the key to football medicine at a professional level. Br J Sports Med 2013; 47:723–724.

3 Hägglund M, Waldén M, Ekstrand J. Risk factors for lower extremity muscle injury in professional soccer: the UEFA Injury Study. Am J Sports Med 2013;41:327–35.

Hägglund M, Waldén M, Ekstrand J. Previous injury as a risk factor for injury in elite football: a prospective study over two consecutive seasons. Br J Sports Med 2006;40:767–72

5 Bengtsson H, Ekstrand J, Waldén M, et al. Br J Sports Med Epub ahead of print.. doi:10.1136/ bjsports-2019-100655.

6Ekstrand J, Lundqvist D, Davison M, D´Hooghe, M, Pensgaard, A. Communication quality between the medical team and the head coach/manager is associated with injury burden and player availability in elite football clubs Br J Sports Med 2019; 53: 304-308

KNOW MORE

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.