BIHUB PATH

26 diciembre, 2019

LAS VACACIONES DE INVIERNO Y LAS LESIONES EN EL FÚTBOL DE ÉLITE

Rendimiento Deportivo
318K

El número de partidos oficiales que cada temporada disputan los jugadores profesionales de fútbol se ha incrementado de forma espectacular en los últimos años. Además de los partidos habituales de liga, los mejores equipos tienen que jugar partidos de competiciones europeas, la Copa o encuentros internacionales con sus respectivas selecciones. Si en los años 70 el número de encuentros que disputaba el equipo Campeón de la Copa de Europa llegaba a 40, en los últimos años la cifra sobrepasa los 70 partidos. A modo de ejemplo, en la temporada 2018/2019, Heung-Min Son (Tottenham Hotspur y Corea del Sur) y Alisson Becker (Liverpool y Brasil) jugaron 78 y 72 partidos y recorrieron más 110.000 y 80.000 kilómetros respectivamente. Los equipos se ven forzados a disputar dos partidos en un intervalo muy corto de tiempo. Y puede existir un riesgo por jugar demasiados partidos. La sobrecarga de partidos está considerada como una amenaza para el rendimiento de los conjuntos.1,2

Una reciente investigación3 ha demostrado cómo los equipos de fútbol que no tienen un descanso invernal durante la temporada tienen una mayor frecuencia de lesiones. El estudio, publicado en la revista British Journal of Sports Medicine en 2018, se basó en el análisis de 56 equipos de élite de 15 países europeos distintos durante siete temporadas consecutivas (2010/2011-2016/2017). Un miembro del cuerpo técnico de cada club registró las lesiones y la participación en las sesiones de entrenamiento y partidos de cada jugador. Las vacaciones invernales se definieron como el número de días de descanso entre la última actividad del equipo (entrenamiento o partido) antes del descanso y la primera actividad (entrenamiento o partido) posterior. La duración media de las vacaciones invernales fue de 10,0 días (valor mínimo de 4,3 días en Escocia y máximo de 29,5 días en Dinamarca). En el caso de Inglaterra no se produjo este descanso.

Los resultados sugieren algunas conclusiones muy relevantes:

  1. Los equipos sin vacaciones invernales perdieron durante la temporada de media 303 días debido a las lesiones en comparación con los equipos que tuvieron un descanso invernal (p<0,001). De forma más detallada, los equipos sin descanso invernal perdieron 185,9 días por las lesiones por cada 1000 horas de exposición al entrenamiento y la competición (1300 días por temporada), mientras que los equipos que disfrutaron de vacaciones invernales perdieron 127,0 días por cada 1000 horas de exposición (888 días por temporada).
  2. Los equipos sin vacaciones invernales tuvieron una mayor frecuencia de lesiones severas que los equipos con un descanso invernal (+2,1 lesiones severas más por temporada).
  3. Los resultados fueron similares a lo largo de los tres períodos Agosto-Diciembre (p=0,013), Enero-Marzo (p<0,001) y Abril-Mayo (p=0,050).
  4. Las vacaciones invernales no incrementaron la participación en las sesiones de entrenamiento (82,7% para los equipos sin vacaciones y 84,1% para los equipos con descanso) o la disponibilidad para disputar partidos (86,0% vs 87,8%).
  5. La climatología de cada región estuvo asociada con la frecuencia de lesiones.

Las aplicaciones prácticas de este trabajo sugieren que la inclusión de períodos de descanso durante la temporada puede ser una buena medida para reducir el riesgo de lesión. Además, de acuerdo con el informe, At the Limit: Player Workload in Elite Professional Men’s Football4 elaborado por FIFPro otras medidas útiles podrían ser:

  • Introducción de descansos obligatorios de 4 semanas fuera de temporada y de 2 semanas a mitad de temporada.
  • Limitar la cantidad de veces por temporada en que los jugadores tienen partidos de competición consecutivos con menos de cinco días de tiempo de recuperación entre ellos.
  • Considerar la posibilidad de imponer un tope anual de partidos para cada jugador para proteger su salud y su rendimiento, y
  • Desarrollar un sistema de alerta temprana para supervisar la carga de partidos del jugador y ayudar con la planificación anticipada.

 

 

Carlos Lago Peñas

 

Referencias:

1 Ekstrand J, Waldén M, Hägglund M. A congested football calendar and the wellbeing of players: correlation between match exposure of European footballers before the World Cup 2002 and their injuries and performances during that World Cup. Br J Sports Med 2004; 38:493–7

 

2 Ekstrand J, Waldén M, Hägglund M. Hamstring injuries have increased by 4% annually in men’s professional football, since 2001: a 13-year longitudinal analysis of the UEFA Elite Club injury study. Br J Sports Med 2016; 50:731–7.

 

3 Ekstrand J, Spreco A, Davison M. Elite football players that do not have a winter break lose on average 303 player-days more per season to injuries than those teams that do: a comparison among 35 professional European teams. Br J Sports Med 2019; 53:1231–5.

 

4 FIFPro. At the Limit: Player Workload in Elite Professional Men’s Football4 2019. https://fifpro.org/attachments/article/7689/At%20The%20limit%20-%20Player%20Workload%20in%20Elite%20Professional%20Men’s%20Football%20-%20Final%20Report.pdf

 

 

NOTAS RELACIONADAS

CÓMO LAS EXIGENCIAS FÍSICAS DE LOS FUTBOLISTAS VARÍAN SEGÚN SU POSICIÓN

Aunque existen varios estudios al respecto, muchos de ellos han analizado estas demandas abarcando solo unas pocas variables o empleando ventanas de tiempo muy amplias. Un nuevo estudio realizado por preparadores físicos del F.C. Barcelona ha analizado con mayor precisión varios de estos detalles.

UN GRAN DESCONOCIDO EN LAS LESIONES MUSCULARES: EL TEJIDO CONECTIVO DE LA MATRIZ EXTRACELULAR

Un editorial publicado en la revista The Orthopaedic Journal of Sports Medicine —en el que han participado miembros de los servicios médicos del club— propone considerar la arquitectura íntima de la zona afectada, valorar a la matriz extracelular como un actor fundamental en el pronóstico de la lesión.

¿DE QUÉ SE TRATA REALMENTE LA GESTIÓN DE LA CARGA?

En este artículo, Tim Gabbet y su equipo proporcionan una guía fácil de usar para los profesionales cuando describen a los entrenadores la finalidad general de la gestión de la carga.

DOS SEMANAS BASTAN PARA AUMENTAR EL VOLUMEN Y LA FUERZA MUSCULAR

Por primera vez se demuestra que no hacen falta meses de entrenamiento, sino que dos semanas de un ejercicio apropiado bastan para mejorar significativamente tanto el volumen como la fuerza muscular.

EJERCICIOS EXCÉNTRICOS: ESTUDIANDO “VACUNAS” PARA LOS MÚSCULOS

El entrenamiento mediante ejercicios excéntricos es importante para prevenir lesiones. Sin embargo, un entrenamiento intensivo puede ocasionar también un cierto daño muscular, que es preciso vigilar para reducir al máximo el riesgo de lesión.

EL NIVEL DE RESISTENCIA COMO MODERADOR DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

La resistencia cardiovascular de los deportistas se ha manifestado como un moderador del resultado de la carga a la que son expuestos.

¿Están los jugadores bien perfilados con relación al balón?

A través de la visión por computador podemos identificar algunos déficits en cuanto a la orientación corporal de los jugadores en diferentes situaciones del juego.

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.