BIHUB PATH

27 abril, 2021

Las personas hacen posible la innovación en el deporte

Análisis y Tecnología Deportiva

APÚNTATE AHORA A Innovación en el Deporte

ÚNETE AHORA
318K

La innovación, la tecnología y los datos en el deporte han proliferado durante la última década. Sin embargo, ser ingenioso en esta área aún es bastante difícil debido a la compleja dinámica y a los plazos detrás de la mayoría de las innovaciones. La invención requiere de creatividad, paciencia y, lo más importante, errar. Sin embargo, no hay lugar para estos dos últimos aspectos en la mayoría de los clubes. Existe mucha presión para ganar en el terreno de juego y respaldarlo generando ingresos comerciales. Esto obliga a los clubes a tener precaución cuando se comprometen con el desarrollo de nuevs ideas nuevas que pueden fracasar.

En 2017, cuando el FC Barcelona estaba diseñando una estructura de negocio para el BIHUB, examinó con profundidad sus fortalezas como club. Tras analizar y deliberar, el equipo del Barça se decidió por el “conocimiento” como piedra angular de su concepto. Solo con esto podían contribuir al resto del mundo para aportarle valor y, a cambio, recibir de startups, especialistas y partners. 

Al utilizar el “conocimiento” como su punta de lanza, el club se dio cuenta de que no quería establecer un instrumento de innovación estándar tal como una aceleradora de startups, porque invertir únicamente en empresas o ayudarlas a obtener una ronda de financiación no solo sería demasiado difícil de administrar, dada su estructura corporativa existente como un “club de los socios”, sino que no estaría al mismo nivel de transversalidad perpetua que el FC Barcelona representa. Finalmente, el concepto que el BIHUB lanzó aprovechaba sus dos fortalezas principales: el conocimiento y las personas. Por naturaleza, los catalanes son trabajadores, diligentes y creativos. De hecho, los líderes del BIHUB han fusionado de forma ingeniosa a los integrantes del club en una red de conocimiento global que extiende las capacidades de este para visualizar y poner a prueba el futuro del deporte. Para hacerlo, el club se basa en tres tipos de personas que son cruciales para el proceso de innovación de cualquier entidad deportiva. 

Para el FC Barcelona, estas personas conforman una serie de equipos internos y externos que están siempre esforzándose por mantener al club a la vanguardia de las innovaciones deportivas. Para otros clubes, es fundamental entender a estas personas y sus roles en pos de impulsar nuevas ideas y tecnologías:

Las personas clave

Estos tres tipos de personas cumplen diferentes roles, pero también se superponen e intercambian naturalmente a través de una estructura de tres niveles (¡como un pastel!), donde las ideas y los proyectos pueden fluir con rapidez. 

Esta estructura les permite a todas las partes interesadas comunicarse efectivamente y trabajar juntos con inteligencia y destreza. Si los especialistas estuvieran “sobrecargados” de innovación, simplemente ignorarían desafiar el statu quo. Si los implementadores tuvieran que proponer cada una de sus ideas, estarían agotados por la cantidad de ideas aportadas sobre la mesa. Y si los generadores de ideas realmente tuvieran que implementar todas las “wild ideas”, entonces nunca nada se haría bien.

Los perfiles

Es importante reconocer que se necesitan estos tres tipos de personas y roles y que ninguno es más “innovador” que los demás. A menudo, los generadores de ideas o los implementadores reciben el mérito por la innovación, pero, sin la presencia de los especialistas, la cual garantiza la supervivencia de una idea, un proceso o una tecnología emergente, todos estaríamos condenados al fracaso. Todos son esenciales para el éxito a largo plazo.

El generador de ideas. Es el creador / generador de ideas. La persona que frustra a otros pasando despreocupadamente entre las mesas de sus compañeros comentando información como: “¿Sabías que los Dodgers están haciendo tal y tal cosa con esta increíble compañía de inteligencia artificial que produce X, Y y Z? ¿Qué estamos haciendo al respecto?” Puede ser que quieras rechazar a esta persona porque te vuelve loco. Probablemente este tipo de persona dirija tu equipo o negocio como entrenador o CEO, o que, quizás, trabaje en el departamento de mensajería. De cualquier forma, sus ideas tienen mérito, pero lleva algo de tiempo investigarlas, implementarlas y, luego, innovarlas.

Un buen generador de ideas conoce a su audiencia y sabe cómo motivarla sin ofender; presenta conceptos con historias o, al menos, con evidencia tangible en relación con lo que están comentando. Si se trata de alguien muy pero muy bueno, presentará una idea en partes durante un periodo de tiempo hasta que la audiencia tenga una epifanía por sí misma. Simplemente tiene la inteligencia y conciencia emocional como para engendrar una idea y darle una oportunidad.

Un mal generador, por otro lado, solo habla sobre lo que ha leído en las noticias, no tiene ni idea de cómo esto afecta a su trabajo ni tampoco cuenta con las implicaciones que tiene hacer que las ideas tomen vuelo. Un mal generador anuncia su idea demasiado temprano o da demasiadas directrices sobre lo que debería suceder sin tener en cuenta la contribución del grupo. Además, carece de empatía y conciencia emocional, lo cual se evidencia en la manera en que presenta las ideas (normalmente es brusco o genera confrontación). 

Al fin de cuentas, la diferencia entre un generador de ideas bueno y uno malo es la de fomentar cualquier clase de progreso o innovación. Los mejores generadores entienden lo que experimentan los implementadores y los especialistas ya que, en algún momento, ellos también tuvieron ese cargo. 

El implementador: este es el gestor. Esta persona es, probablemente, la que organice el café para toda la compañía o haga circular los documentos internos “de seguimiento” de modo que todos sepan exactamente a quién le toca limpiar después de haber tomado dicho café. Uno adora a estas personas por su diligencia y se aprecia el hecho de que trabaje sin llamar la atención en un proyecto hasta que esté terminado. Esta es la persona que pasa por su escritorio y te pregunta si ya ha respondido a la invitación a la fiesta de Navidad de la compañía.

Un buen implementador es la clase de persona que contratarías para que cuide de tu mascota durante una semana de vacaciones. A tu regreso, podrás estar seguro de que tu mascota va a estar feliz y bien alimentado. Los buenos implementadores son organizados, diligentes y, también, cuidadosamente competitivos. Su habilidad organizativa y su bondad son una gran fortaleza que utilizan para ganar. Tienen la inteligencia emocional para hacer avanzar proyectos y comunicar qué es lo que está sucediendo. También pueden tomar una buena idea y hacerla grandiosa.

Un mal implementador parece organizado, pero es descuidado en la práctica, probablemente, porque sea despreocupado o no esté interesado. Por otro lado, no comunican muy bien, acumulan proyectos, no son abiertos y transparentes con los demás miembros del equipo y carecen de liderazgo y de la habilidad para comunicar y realizar múltiples tareas en varios proyectos.

La diferencia entre un implementador bueno y uno malo es la capacidad de mantenerse al dia con todas las tareas en las que está involucrado, moldear ideas para mejorarlas y hacer que las cosas sigan avanzando. Sin embargo, los grandes implementadores también piden ayuda y se rodean de personas brillantes.

El especialista: esta es la persona que dirige el show y la que probablemente intimide a los nuevos trabajadores debido a que están tan enfocados en su trabajo que carecen de ciertas habilidades sociales. Son absolutamente los mejores en su área. Siempre están trabajando o pensando en ello, y nunca pasarán por algún escritorio porque siempre están ocupados en su labor.

Un buen especialista está enfocado, pero también equilibra la tensión entre el enfoque y la curiosidad. Su curiosidad intelectual es evidente por la forma en que siempre está leyendo nuevos libros o tratando de mejorar en su trabajo de alguna manera (normalmente haciendo preguntas). Le gusta un buen desafío y puede enseñar a otros su oficio muy bien. Además, puede coger una gran idea y hacerla parecer de otro mundo, ya sea agregándole algo o reduciéndola a una simplicidad elegante. Tiene la facilidad de analizar las ideas y encontrar lo esencial de ellas.

Un mal especialista, por otro lado, es cerrado y reticente a probar algo nuevo. Se frustra visiblemente cuando alguien le ofrece una idea o desafía su experiencia. Se niega a comprometerse, o peor, sabotea cualquier intento de implementar algo nuevo. Carece de visión y previsión a largo plazo, protege su trabajo por encima de todo y se niega a desafiar el statu quo, ya sea por temor o por empecinamiento. 

La diferencia entre un buen especialista y uno malo es crear algo nuevo. Es la disposición a escuchar y enriquecer la conversación, más que simplemente descartar algo solamente porque es nuevo. Los mejores especialistas saben que los generadores de ideas y los implementadores están tratando de darles una ventaja y los empoderan para hacer su trabajo sin sacrificar la fuerza impulsora central de un equipo, ya sea ganando dentro o fuera del terreno de juego.

Estas son las posiciones clave en un equipo de innovación. Al compartir su conocimiento con el mundo, el FC Barcelona ha creado una comunidad global de generadores de ideas para trabajar diligentemente en pos de escalar y hacer avanzar los proyectos internamente. Así sea parte del Barça o de otra estructura, tu también puedes utilizar tus fortalezas y este modelo para formar equipos que construyan el futuro del deporte.

 

Steve Gera

NOTAS RELACIONADAS

CÓMO LAS EXIGENCIAS FÍSICAS DE LOS FUTBOLISTAS VARÍAN SEGÚN SU POSICIÓN

Aunque existen varios estudios al respecto, muchos de ellos han analizado estas demandas abarcando solo unas pocas variables o empleando ventanas de tiempo muy amplias. Un nuevo estudio realizado por preparadores físicos del F.C. Barcelona ha analizado con mayor precisión varios de estos detalles.

¿Grados de libertad o grados de esclavitud?

La comprensión de las variables modificadoras del juego basada en los grados de libertad.

LA IMPORTANCIA DE LA BIOESTADÍSTICA EN LAS CIENCIAS DEL DEPORTE Y LA MEDICINA DEPORTIVA

El área de analítica del deporte ha crecido exponencialmente gracias a las ciencias de la informática y engloba disciplinas como las ciencias del deporte, ciencias del comportamiento, la medicina y la visualización de datos, entre otras, además de la estadística con un enfoque más táctico y de rendimiento del deporte.

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.