BIHUB PATH

November 11, 2021

Eventos

Las jugadoras de fútbol son cada vez más fuertes

By BIHub Team.

Cómo ha evoluciona la composición corporal en el fútbol femenino

La evolución del fútbol femenino ha venido acompañada de un cambio en la composición corporal. Las jugadoras son cada vez más fuertes. Mireia Porta y la Dra. Antonia Lizarraga, del departamento de nutrición del FC Barcelona, han analizado los cambios corporales que han tenido las jugadoras en las últimas temporadas. Un aspecto relevante es el cambio de paradigma que les han inculcado: no importa tanto cuánto pesan si no lo que les pesa. Aumentar y mejorar la calidad de la masa muscular fue un objetivo que tuvieron los técnicos después de la transición que se produjo a partir de la profesionalización del fútbol femenino en 2015. En 2014 por ejemplo, el % de masa grasa era del 25,8%, mientras que en 2021 pasó a ser del 19%. Este cambio es relevante porque va aparejado a un aumento de la masa muscular. En este sentido, el entrenamiento de fuerza ha sido clave para promover este cambio. En la temporada 2018-2019 entrenaron 28 horas en gimnasio, mientras que en la 2019-2020, 40. Conclusión: entrenan más y mejor. Esto va en consonancia con un estudio que se hizo con la Asociación de Dietistas-Nutricionistas en Fútbol Español en el que se vio que los equipos femeninos han mejorado su perfil antropométrico en las últimas temporadas. Se ha reducido el porcentaje de grasa y ha aumentado la masa muscular.

La Dra. Lizarraga ha aportado marcadores que pueden ser de utilidad para comparar la composición corporal entre las jugadoras. Por ejemplo, suelen utilizar el índice de masa muscular (masa magra (kg)/talla (m2)) o el índice de masa muscular de la pierna. Esto es de gran ayuda porque se puede individualizar el abordaje nutricional y de entrenamiento para conseguir objetivos específicos.

En esta misma línea, Tyler Bosch, jefe de análisis de datos del Red Bull Athlete Performance Centers, ha mostrado cuál es su metodología de trabajo para analizar la composición corporal. A la hora de estudiarla le da mucha importancia a la distribución de la grasa, a su simetría y a los cambios que se producen en función de diferentes planteamientos de la dieta o del trabajo que se llevan a cabo en los entrenamientos. Si bien el DXA es una herramienta importante para cuantificar la composición corporal, no da información de la calidad. Por ello, relacionan estas medidas cuantitativas con protocolos de análisis de potencia como el CMJ. Correlacionan valores de calidad y cantidad para validar si el trabajo diario está produciendo mejoras funcionales.

Barreras ginecológicas en el deporte de élite femenino

Una gran parte de las deportistas creen que el ciclo menstrual afecta de forme negativa a su rendimiento. A pesar de esta realidad, la ginecóloga Ainhoa Cocoa ha reseñado que la mayoría de ellas casi nunca ha consultado a un especialista. La presencia de desórdenes menstruales es frecuente pero no hay suficientes estudios al respecto en al alto rendimiento. No se sabe lo suficiente sobre cuál es el impacto del sangrado menstrual abundante, la dismenorrea o el síndrome metabólica en las deportistas. Por ejemplo, hay investigaciones que muestran que hasta el 50% de las atletas británicas de élite han perdido alguna vez el ciclo menstrual. Además, la Dra. Cocoa ha reseñado que la información que reciben en muchas ocasiones por parte de los médicos puede ser contradictoria. Es necesario mejorar los canales de comunicación con ellas para que sean conscientes de que el ciclo menstrual es un signo vital de salud. Ha insistido en que es muy importante promover programas educativos, no solo para las deportistas, sino también para los preparadores, ya que deben saber guiarlas para mejorar su salud, su rendimiento y asegurar que su función reproductiva no se vea comprometida.

Con el fin de explicar cómo se regula el ciclo menstrual, Carlos Dosouto, especialista en medicina reproductiva del Hospital Sant Pau, ha abordado cómo se puede ver alterado en el deporte de alto rendimiento. Un bajo porcentaje del tejido adiposo, elevadas cargas de trabajo o un estrés psicosocial crónico pueden desencadenar una alerta en el hipotálamo que altere el eje reproductivo y desencadenar en una amenorrea. Otra alteración muy frecuente en mujeres de alto rendimiento es el síndrome de ovario poliquístico, el cual debe diagnosticarse y tratarse de forma adecuada. Debido a que tanto la amenorrea como el síndrome de ovario poliquístico presentan síntomas similares, su abordaje debe ser totalmente diferente. Por ello, Dosouto ha explicado cómo la exploración física y el diagnóstico por imagen son herramientas necesarias para controlar este estado de la mejor forma posible. Ha analizado también el papel de la píldora anticonceptiva porque en muchos casos se demoniza su uso, pero que, prescrita de forma correcta, puede ayudar a las deportistas a tener un ciclo regular. Otro aspecto que ha querido mostrar es la posibilidad que tienen las deportistas de congelar óvulos, ya que, en el caso de que quieran ser madres y todavía quieran competir varios años más, ésta puede ser una buena estrategia para preservar óvulos más sanos, puesto que con la edad pierden funcionalidad.   

Innovación en la nutrición del fútbol femenino

Si hay un investigador y nutricionista que ha sido el principal exponente de la innovación en la nutrición deportiva, ese es el Dr. Asker E. Jeukendrup (Universidad de Loughborough). En relación a la nutrición en la mujer, el principal problema que existe es que la mayoría de recomendaciones se hacen extrapolando estudios hechos en hombres. Para poder empezar a individualizar la nutrición en el deporte femenino es necesario conocer las particularidades de su metabolismo. Por ello, Juekendrup ha analizado las diferencias que existen a nivel de metabolismo muscular.

Una realidad en el fútbol actual es que la intensidad está cambiando. Cada día las jugadoras deben correr más y a más velocidad. Esto hace que se genere un mayor daño muscular. En este sentido, la nutrición podría ayudar a mejorar los procesos de inflamación y reparación. El nutricionista Matteo Pincella ha insistido en que antes de integrar la suplementación, es necesario enseñar a las jugadoras a comer alimentos de calidad. “Los suplementos deben prescribirse para mejorar una dieta equilibrada, no para reemplazarla”.

Un aspecto relevante en el rendimiento y en la salud de las jugadoras es mantener una óptima diversidad de la microbiota. El uso de probióticos por ejemplo podría ayudar a mejorar la función bacteriana. Otros suplementos como el chocolate negro o el resveratrol en combinación con isoflavonas de la soja han demostrado poder anti-oxidante que mejoraría la recuperación después de los entrenamientos. Pincella ha mostrado la necesidad de estudiar el potencial de combinar moléculas bioactivas con evidencia para la mejora de la inflamación, el estrés oxidativo o la función mitocondrial. Por ejemplo, el uso de dos suplementos fúngicos como el Cordyceps sinensis y Ganoderma lucidum ha demostrado en deportistas que mejora el ratio Testosterona/Cortisol. Algo que ha querido resaltar es que debemos evitar bloquear la inflamación posterior al entrenamiento con el uso excesivo de anti-oxidantes.

Estrategias de recuperación post-partido

La capacidad física se reduce después de jugar un partido. Diversos estudios muestran que marcadores neuromusculares, de fatiga y de dolor muscular se encuentran alterados hasta 72 horas después. Por ello, acelerar la recuperación lo más rápido posible debería ser una prioridad. Para esto, es necesario conocer cómo varía la fisiología de las jugadoras después de un partido. Este ha sido el tema tratado por la Dra. Helena Andersson (Swedish School of Health and Sport Sciences), quien ha expuesto los resultados de su tesis doctoral en la que analizó la influencia de la recuperación activa post-partido. Ha mostrado cómo los valores de CK y de dolor muscular tardan casi 3 días en recuperarse. En cambio, marcadores inflamatorios y de estrés oxidativo tardan 1. Si hablamos del glucógeno, un importante marcador de rendimiento, la reducción en las mujeres es de casi el 50% después de un partido, algo menor que en hombres. Además, diversos estudios sugieren que las mujeres tienen una mayor capacidad de recuperación física, aunque esto podría deberse a la menor intensidad que desarrollan durante los partidos.

¿Cuáles son las estrategias que pueden ayudar a la recuperación? Para dar respuesta a esta pregunta, la Dra. Andersson ha analizado el uso de diferentes estrategias para optimizarla como el hielo, las medias de comprensión, la mejora del sueño y el descanso o diferentes aspectos nutricionales.

¿Cómo influye el estilo de vida actual en el metabolismo de los lípidos en el músculo?

El estilo de vida actual está incrementando las tasas de obesidad. Esto está produciendo un cambio en el metabolismo muscular de las personas que tienen esta patología. Debido a esta realidad, la Dra. Clara Prats (Universidad de Copenhagen) ha explicado cómo influye este estilo de vida sedentario sumado a una ingesta calórica elevada en la función muscular. A través de biopsias musculares visualizan de forma muy precisa lo que ocurre en el músculo. Lo más destacable es que las fábricas de energía de las células, las mitocondrias, reducen su número y función en el músculo. Su distribución esta más espaciada en el tejido muscular y presentan una mayor presencia de lípidos intramusculares. La relación mitocondrias/lípidos disminuye en personas con obesidad. En este sentido el entrenamiento podría ser una herramienta para revertir esta situación. Para mejorar la función mitocondrial y mejorar el perfil lipídico muscular es necesario aumentar la actividad física diaria, ya que las mitocondrias están diseñadas para oxidar sustrato energético de forma regular.

El cambio histórico del FC Barcelona femenino

La pérdida de la final de la Champios League contra el Olympique de Lyon en el año 2019 supuso un cambio de mentalidad a la hora de trabajar con las jugadoras. Según ha detallado la preparadora física del equipo Berta Carles, las diferencias físicas que vieron en cuanto a la composición corporal, la velocidad o la fuerza con la que entraban al choque, hicieron que plantearan una nueva perspectiva de trabajo: aumento de la carga de entrenamiento. Aumentaron hasta un 38% la carga en la siguiente temporada. Además, la intensidad también aumentó, lo que hizo que dos años más tarde esta nueva metodología se tradujera en un triplete histórico. Incluso hoy el New York Times ha llegado a afirmar que el equipo femenino del FC Barcelona posiblemente sea el más dominante del panorama mundial.

KNOW MORE

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.