BIHUB PATH

September 8, 2021

Gestión de Lesiones

La prevención y recuperación de lesiones en los deportes de equipo: una pirámide de factores a tener en cuenta

By Carlos Lago Peñas.

Existen numerosas variables que pueden influir en la frecuencia de lesiones en los deportes de equipos y muchas de ellas están muy interconectados. Para tener éxito en la reducción de la tasas de lesiones es necesario un conocimiento profundo de cada uno de estos potenciales factores de riesgo de forma aislada, pero también hay que conocer las relaciones entre ellos. La realidad es que cada vez que aparece una lesión suele existir una confluencia de muchos factores que complican el examen de cada situación.

Una reciente publicación1 ha propuesto una pirámide de factores (de más a menos relevantes) que pueden ayudar a comprender mejor por qué se sufren lesiones y que decisiones se pueden tomar desde los clubes para evitarlas. La pirámide está conformada por 7 niveles.

El primer nivel de la pirámide es el fichaje de los jugadores. Si se contratan o se mantienen deportistas que no son capaces de soportar el estrés de la competición o el estilo de juego que tiene el equipo, entonces aparecerán dificultades para mantener una frecuencia de lesiones consistentemente baja. Uno de los factores que mejor predice la aparición de futuras lesiones es haber sufrido problemas previos en esa misma zona.2 Seguro que un buen programa de prevención puede ayudar a reducir este riesgo, pero seguirán existiendo. Hay que estudiar con detenimiento el historial clínico de cada jugador, entendiendo que la edad y las lesiones previas tienen una probabilidad alta de ser recurrentes. El conocimiento de aspectos técnicos y tácticos también es muy relevante en este nivel. Se trata de analizar cómo ha sido el rendimiento del deportista en el pasado y cómo ha sido utilizado en los clubes anteriores y ahora compararlo con el nuevo contexto en el que va a participar. También puede tener un efecto modulador sobre el riesgo de sufrir una lesión. El fichaje de un nuevo jugador también puede afectar al rendimiento de otros deportistas o al equipo en su conjunto. La cultura deportiva del equipo también es un factor que tiene que ver con las lesiones.El segundo nivel de la pirámide es el control de las cargas. Existe un nivel máximo de carga que cada deportista puede soportar. Si está por encima de ese umbral es muy probable que aparezcan las lesiones. El cuerpo técnico tiene que identificar ese nivel en cada jugador y trasladar al entrenador esa información para que la tenga en cuenta en la preparación. El criterio que se debe manejar en la preparación es proponer un incremento gradual de las cargas de entrenamiento hasta adaptar a los jugadores a un nivel superior al que se verán exigidos en la competición, evitando la exposición a picos de carga muy agresivos en ese proceso.3El tercer nivel consiste en desarrollar programas de fuerza y acondicionamiento que llevan a una mejora en la capacidad atlética de los jugadores. Estamos hablando pues del Entrenamiento Coadyuvante (EC).4,5 Las altísimas exigencias a las que se ve sometido un deportista en el alto nivel, obligan a desarrollar paralelamente un entrenamiento facilitador que contribuya a alcanzar las mejores condiciones para poder someterse a las cargas que optimizan el rendimiento. Una limitada preparación individual de los jugadores puede ser un impedimento para alcanzar el mejor estado para competir. La preparación del jugador es tan importante como la del equipo.

El cuarto nivel consiste en comprobar que los jugadores son suficientemente fuertes y son capaces de utilizar sus capacidades en el juego de forma segura y eficiente. Se trata de trabajar la motricidad y las habilidades de movimiento como una estrategia para reducir la probabilidad de sufrir una lesión. El quinto nivel se refiere a la necesidad de contar con programas de prevención de lesiones bien diseñados. Existe una evidencia sólida de que un buen programa de prevención de lesiones puede reducir en un 30% el tiempo que pierden los jugadores al sufrir lesiones prevenibles.6 Quizás uno de los mayores beneficios de estos programas es que promueven el compromiso de los jugadores y eso ayuda a hacer mejor cualquier ejercicio del programa de preparación. El sexto nivel es la evaluación de la lesión y la recuperación. Evaluar en qué nivel puede funcionar un jugador con una lesión o cómo debe progresar un deportista para volver a jugar después de sufrir una lesión, son factores claves. Una buena gestión de estos momentos tiene un impacto muy importante para prevenir futuras lesiones. Los tiempos fisiológicos de recuperación deben respetarse, pero también deben tenerse en cuenta otros factores como la cultura del equipo, el rol del jugador en el grupo y la forma de entrenar para decidir la vuelta a la competición y el nivel de riesgo que puede ser aceptable. El séptimo nivel es la suerte. En la mayoría de los aspectos de nuestra vida nadie puede decir con seguridad que todo está bajo control. Las lesiones deberían clasificarse en un continuo que va desde “completamente prevenible” hasta “no prevenible en absoluto”, si bien la realidad apunta a que ninguna lesión está nunca en los extremos. 

Referencias:

1 Coles, P.A. (2018) an injury prevention pyramid for elite sports teams. British Journal of Sports Medicine, 52(15).

 2 Quarrie, K.L., Alsop, J.C., Waller AE, et al. (2001). The New Zealand rugby injury and performance project. VI. A prospective cohort study of risk factors for injury in rugby union football. British Journal of Sports Medicine, 35:157–166.

3 Hulin, B.T., Gabbett, T.J., Lawson, D.W., et al. (2016). The acute:chronic workload ratio predicts injury: high chronic workload may decrease injury risk in elite rugby league players. British Journal of Sports Medicine, 50: 231–236.

4 Seirul·lo Vargs, F. (1986). Entrenamiento coadyuvante. Apunts. Medicina de l’Esport, 23, 38-41.

5 Gómez, A., Roqueta, E., Tarragó, J. R., Seirul·lo, F., & Cos, F. (2019). Training in Team Sports: Coadjuvant Training in the FCB. Apunts. Educación Física y Deportes, 138, 13-25. doi:10.5672/apunts.2014-0983.

6 Silvers-Granelli, H., Mandelbaum, B., Adeniji, O., et al. (2015). Efficacy of the FIFA 11+ injury prevention program in the collegiate male soccer player. American Journal of Sports Medicine, 43: 2628–3267

KNOW MORE

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.