BIHUB PATH

February 7, 2020

Rendimiento
Rendimiento Deportivo

LA METODOLOGÍA DE ENTRENAMIENTO DEL FC BARCELONA, EL ENTRENAMIENTO COADYUVANTE

APÚNTATE A BARÇA COACH ACADEMY

únete ahora

Hace casi 25 años Paco Seirul·lo justificó la necesidad en el deporte de élite de que la adaptación de los deportistas a las altas cargas de entrenamiento debía complementarse con una preparación paralela que mejorase sus capacidades físicas y técnicas.1 Estos estímulos se definieron como el entrenamiento coadyuvante.

 

En una publicación reciente,2 algunos miembros del cuerpo técnico del FC Barcelona han intentado reordenar la propuesta inicial de Seirul·lo. Además del Entrenamiento Optimizador (EO), que se ocupa de preparar a los jugadores para competir, existe una preparación complementaria que trata de preparar al jugador o jugadora para entrenar. Eso es el Entrenamiento Coadyuvante (EC). Las altísimas exigencias a las que se ve sometido un deportista en el alto nivel, obligan a desarrollar paralelamente un entrenamiento facilitador que contribuya a alcanzar las mejores condiciones para poder someterse a las cargas que optimizan el rendimiento. Una limitada preparación individual de los jugadores puede ser un impedimento para alcanzar el mejor estado para competir. Estamos hablando pues del estado de forma colectiva y el estado de forma individual en los deportes de equipo3. O de carga colectiva e individual, si se prefiere. El mejor estado de forma de un jugador se logra con la continua auto-optimización de todos los sistemas que configuran la persona, en cada momento de su vida deportiva, y se manifiesta con una continua e ininterrumpida mejora de su rendimiento en el seno del equipo. El mejor estado de forma respecto a los compañeros del equipo sólo se puede lograr si existe una homogeneidad en el estado de forma individual de todos los componentes del equipo. Ello permite lograr las interacciones específicas necesarias entre todos los jugadores que permiten ejecutar el juego colectivo. Es posible que el estado de forma individual no sea el óptimo para todos los deportistas, pero sí tiene que ser el necesario para poder colaborar individualmente en el juego colectivo.

 

Para los autores del artículo, el EC puede ser clasificado en cuatro bloques:

 

1. El EC preventivo, dedicado a trabajar sobre los factores que pueden suponer un riesgo de lesión en el deportista.

2. El EC de restauración, que se encarga de optimizar la recuperación del deportista después de las sesiones de entrenamiento y de cada competición.

3. El EC estructural, que tiene que ver con los cambios morfológicos de los jugadores (composición corporal, hipertrofia y metabolismo).

4. El EC de cualidades específicas, donde se intenta que las manifestaciones de desplazamiento, salto, lucha y acciones con el balón se encuentren en su nivel óptimo.

 

Para ello, el trabajo se organiza en distintos niveles de aproximación en función del nivel de similitud entre los ejercicios propuestos respecto a la motricidad específica de la competición: desde el trabajo más general al dirigido, especial y de competición.4 Los últimos dos niveles no formaran parte del EC, ya que se integrarían en el EO

 

En cualquier caso, si queremos ser eficientes en las propuestas de entrenamiento debemos tener muy en cuenta algunos principios. La propuesta original de Seirul·lo no tiene que ver tanto con la elección de ejercicios o medios de entrenamiento concretos como con entender que el hombre o mujer deportista está conformado por una serie de estructuras hipercomplejas que se relacionan entre sí de forma interactiva y retroactiva. El entrenador debe proponer tareas y situaciones que comprometan al jugador y le permitan automejorarse para entender mejor la situación que debe resolver y adaptar sus capacidades para ello. La mejora en el entrenamiento del deportista (tanto en el EC como en el EO) reconoce que son las condiciones en las que se practican las tareas las que permiten o no que los deportistas se auto-mejoren.4,5 No existe la preparación física o el entrenamiento técnico como tal. Existe la mejora del deportista. Para ello se trata de estimular a todas las estructuras del deportista a la vez aunque, dependiendo del objetivo concreto, se deba estimular preferencialmente a la estructura cognitiva, a la coordinativa, la condicional o la socioafectiva. Un ejemplo. Es muy distinto pedirle a un jugador que haga un press de banca en unas determinadas condiciones condicionales (números de kilos, repeticiones, pausa,…) que además pedirle que haga un rebote con la barra en la mitad de la ejecución o acabe realizando un flexión-extensión de muñecas. El soporte condicional de la tarea se ha visto modificado por la estimulación coordinativa adicional. Que es precisamente lo que acerca una ejecución tan general como es el press de banca a la fuerza que necesita un jugador de balonmano para lanzar cuando tiene que fintar, lanzar de una forma inesperada o tomar decisiones en el último momento. Los preparadores deben ser expertos en analizar y comprender la motricidad específica de cada deporte y saber cómo estimular cada estructura del deportista. Hablamos de comprender, por ejemplo, cómo la combinación de movimientos o las variaciones espaciales o temporales en la ejecución alteran el soporte coordinativo de la tarea o cómo la identificación de estímulos propios o del entorno y el desarrollo de estrategias de decisión y de autocontrol y autoevaluación permiten trabajar mejor el soporte cognitivo de las tareas. Y ahora se trata de conectar la propuesta con los deseos, motivación o las propias capacidades de cada deportista. Además, conviene no olvidar que la mejora de cada estructura del deportista influye en las demás estructuras. No se puede mejorar al jugador trabajando aisladamente una capacidad.

 

La intervención en el entrenamiento del Profesor Seirul·lo no se centra tanto en propuestas de métodos, ni contenidos, sino en definir un modelo que facilite la interacción de todos los componentes de la acción deportiva, y que permiten no sólo aprendizajes motrices, sino también adquirir otros factores que van implícitos en esas ejecuciones personales e individuales, como son las capacidades intelectuales particulares. La medición del rendimiento en cualquier tarea constituye sólo una indicación limitada de lo que hace realmente el sujeto.6

 

 

Carlos Lago Peñas

 

Referencias:

1 Seirul·lo Vargas, F. (1986). Entrenamiento coadyuvante. Apunts. Medicina de l’Esport, 23, 38-41.

2 Gómez, A., Roqueta, E., Tarragó, J. R., Seirul·lo, F., & Cos, F. (2019). Training in Team Sports: Coadjuvant Training in the FCB. Apunts. Educación Física y Deportes, 138, 13-25. doi:10.5672/apunts.2014-0983.es.(2019/4).138.01.

3Seirul·lo Vargas, F. (1998). Preparación física en deportes de equipo. Curso de Postgrado en Preparación Física. La Coruña. Manuscrit inèdit

4 Seirul·lo Vargas, F. (1993). Preparación física aplicada a los deportes de equipo: balonmano. Cuadernos Técnico Pedagógicos de INEF de Galicia nº 7.

5 Seirul-lo Vargas, F. (1976). Hacia una sinergética del entrenamiento. Apunts. Medicina de l’Esport, 13, 93-94.

6 Durand, (M. (1988). El niño y el deporte. Barcelona: Paidós.

KNOW MORE

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.