BIHUB PATH

abril 28, 2022

Tecnología & Innovación

La irrupción de los clubes deportivos en los esports

By BIHub Team.

El deporte siempre ha estado ligado a la tecnología. Ya sea por la creación de nuevos materiales para el equipamiento, técnicas para tratar lesiones o dispositivos de comunicación. Avances como la radio, la televisión y el internet supusieron momentos clave en la historia del deporte, abriendo la puerta a nuevas formas de creación de contenido y, por supuesto, negocio. Ahora, el deporte electrónico supone otro punto de inflexión. ¿Cómo se están adaptando los clubes tradicionales?

La competitividad forma parte del ADN del videojuego. Entre los primeros títulos jugables podemos encontrar a Tank, Pong o Spacewar!. En estos primeros videojuegos el elemento de competición, ya sea contra la propia máquina o contra otro jugador, estaba ya presente.

Las competiciones de videojuegos, individuales o por equipos, llevan décadas celebrándose alrededor del mundo. En países como Corea del Sur se crearon canales de televisión dedicados a la retransmisión de competiciones de StarCraft o Dota. OGN, el canal más antiguo, empezó a operar en el año 2000. 

Gracias al aumento sistemático de jugadores y espectadores, y al lanzamiento de plataformas para realizar streaming de competiciones de forma gratuita, la industria de los esports ha sobrepasado la barrera de los mil millones de dólares en 2021. Como es natural, la industria del deporte tradicional ya ha empezado a estrechar lazos con su homólogo digital.

 

 

 

Principales clubes con presencia en esports 

El primer club de fútbol oficial en lanzar un equipo destinado a los deportes electrónicos fue el Beşiktaş de Estambul en el año 2015. Adquirieron uno de los equipos de esports más importantes en Turquía, el Aces High Esports Club, para así entrar en la competición de League of Legends con un proyecto ya desarrollado. 

Siguiendo la misma estrategia que el Beşiktaş, el FC Schalke 04 se hizo con el equipo de esports alemán Elements. También decidieron competir en League of Legends, y es que este título es uno de los más exitosos en el mundo de los esports. Los mundiales del LoL, como se conoce habitualmente a este título, tuvieron una media de espectadores de 1,2 millones y un pico de 4 millones en 2021. Estos datos no incluyen los espectadores de China debido a que usan plataformas de streaming propias. Por lo tanto, los números reales podrían ser mucho mayores, ya que en el país asiático los esports son una gran industria que cuenta con algunos de los mejores equipos del mundo y millones de seguidores.

Sin embargo, hay clubes que prefieren empezar su andadura en los deportes electrónicos de una manera que les resulte más orgánica. Los simuladores de fútbol como eFootball (anteriormente conocido como Pro Evolution Soccer) ayudan a mantener cierta familiaridad aunque se compita en un videojuego.

El Manchester City también decidió optar por esta alternativa cuando en 2016 montó su equipo de esports de futbol. En el año 2019 formarían una alianza con FaZe Clan, uno de los clubes de esports más importantes de Norteamérica, y en 2021 se alejarían de los simuladores deportivos con el lanzamiento de su equipo de Fortnite. 

El FC Barcelona también tiene presencia en los esports. En el año 2018 presentó su equipo de eFootball y un año más tarde su plantilla de Rocket League. Este juego es un híbrido entre conducción y fútbol que destaca por la competitividad de sus partidas y la espectacularidad de sus jugadas.

La primera incursión del equipo blaugrana en un videojuego completamente alejado del deporte tradicional fue Hearthstone, un juego de cartas donde la estrategia y el estudio de los diferentes mazos y situaciones es fundamental.

A finales del año 2021, el Barça eSports anunció su equipo de League of Legends. Actualmente, participa en la Superliga, la máxima competición en España. La entrada del club en uno de los deportes electrónicos más influyentes del mundo es una muy buena noticia, ya que aumenta su relevancia en los esports. 

¿Por qué entrar en los esports?

La retransmisión del deporte tradicional lleva siendo un éxito de masas desde hace décadas. Los partidos son vistos alrededor del mundo, las estrellas firman contratos millonarios y los derechos de imagen, tanto de equipos como de jugadores, generan grandes beneficios. 

Sin embargo, los esports ya rivalizan con la audiencia del deporte. Las audiencias de League of Legends antes mencionadas son solo una parte del mercado. Dota 2, Fortnite o PUBG Mobile son solo algunos ejemplos de videojuegos que también generan millones de espectadores. 

El número de espectadores no es lo único que hace interesante el mundo de los esports para el deporte tradicional. Soluciona además uno de los problemas más graves para el futuro de la industria del deporte: la edad del espectador medio

Las nuevas generaciones no parecen estar tan interesadas como sus predecesoras en contenido deportivo. La edad media del espectador no baja en ningún deporte de los 42 años, lo cual es un problema si planteamos a largo plazo la viabilidad de la industria.

El número de espectadores no es lo único que hace interesante el mundo de los esports para el deporte tradicional. Soluciona además uno de los problemas más graves para el futuro de la industria del deporte: la edad del espectador medio

Las nuevas generaciones no parecen estar tan interesadas como sus predecesoras en contenido deportivo. La edad media del espectador no baja en ningún deporte de los 42 años, lo cual es un problema si planteamos a largo plazo la viabilidad de la industria.

Source: CSM

Mediante la creación de equipos destinados a competir en juegos como League of Legends o Rocket League, los clubes abren una ventana directa a una nueva industria de competición en auge. 

Lo más interesante es que, en esencia, el deporte y los esports se basan en los mismos principios. En los dos se necesita una dedicación y entrenamiento increíble para llegar a ser un profesional, y en las competiciones oficiales la audiencia disfruta viendo como su juego favorito es llevado al máximo nivel. 

La estructura del equipo es también muy similar. Entrenadores, analistas, psicólogos, nutricionistas y demás trabajadores internos forman parte de las plantillas de las mejores organizaciones de esports. Los jugadores son tratados como estrellas y sus fichajes alcanzan cifras millonarias.

La esencia de competitividad y la entrega de los aficionados es lo que une el mundo del deporte con los esports. Su alianza es un paso natural para continuar ofreciendo un espectáculo competitivo al más alto nivel.

KNOW MORE

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.