8 octubre, 2019

LA INFLUENCIA DEL ESTILO DE LIDERAZGO DEL ENTRENADOR EN LAS LESIONES EN EL FÚTBOL DE ÉLITE

Deportes Colectivos
Team sports performance
160K

Disponer de todos los jugadores sanos y preparados para competir es uno de los grandes objetivos de la preparación en el fútbol de alto nivel. El coste económico mensual que tiene la lesión de un jugador de un equipo que participa en la Liga de Campeones es de 500.000 €.1 Además, claro, hay que sumar las consecuencias negativas en el rendimiento de los equipos.

Los investigadores y los clubes intentan descubrir los factores que pueden incrementar o reducir la probabilidad de sufrir una lesión. El comportamiento del entrenador puede ser muy relevante. Sabemos, por ejemplo, que el cambio de técnico incrementa el número de lesiones musculares en los equipos.2 La frecuencia de lesiones musculares es 2,3 veces mayor en las dos semanas posteriores a la llegada del nuevo preparador y 1,9 veces superior un mes después.

Una reciente investigación3 ha demostrado además que el estilo de liderazgo del entrenador está correlacionado con las lesiones y la disponibilidad de los jugadores para entrenar y competir. El estudio, publicado en la revista British Journal of Sports Medicine en 2018, se basó en el análisis de 36 equipos de élite de 17 países europeos distintos durante los años 2012 a 2016. En cada reunión anual realizada al acabar cada temporada, el jefe de los servicios médicos de cada club evaluó el estilo de liderazgo del entrenador principal de su equipo mediante la escala Global Transformational Leadership (GTL).4. El responsable de cada equipo médico respondió a siete preguntas sobre su percepción del comportamiento más o menos democrático del preparador mediante una escala Likert de 5 puntos desde “raramente o nunca” (puntuación = 1) a “muy frecuentemente, si no siempre” (puntuación = 5). Las puntuaciones más altas sugieren un estilo de liderazgo más democrático, y las más bajas lo contrario. Las siete puntuaciones fueron utilizadas para establecer una nota media para cada preparador. Los equipos fueron clasificados en tres grupos dependiendo de la puntuación alcanzada por el entrenador en su estilo de liderazgo más o menos democrático: nivel bajo (valores 1-2), moderado (3) o alto (4-5). Los médicos también describieron la frecuencia y el tipo de lesión sufrida en sus equipos durante la temporada y la participación de los jugadores en las sesiones de entrenamiento y partidos de competición.

Los resultados sugieren cuatro grandes conclusiones:

  • Existe una correlación entre el estilo de liderazgo y la incidencia de lesiones graves y la presencia de los jugadores en el entrenamiento.

 

  • Aquellos entrenadores que tendieron a utilizar un estilo de liderazgo democrático/participativo tuvieron una menor incidencia de lesiones graves en sus equipos. La correlación entre ambos aspectos explica el 6% de la variación en la frecuencia de lesiones graves.

 

  • La presencia de los jugadores en las sesiones de entrenamiento fue mayor cuando los entrenadores animaron y reconocieron el esfuerzo de los miembros del cuerpo técnico, alentaron el pensamiento innovador, fomentaron la confianza y actuaron como modelos de comportamiento a seguir. La participación fue un 4% superior en los equipos con entrenadores que manifestaron un nivel alto en su comportamiento democrático en comparación con aquellos que mostraron un nivel bajo (81% vs. 85%, p<0,05).

 

  • La incidencia de lesiones graves fue un 29-40% (p<0,05) menor en los clubes donde los entrenadores trasladaban una visión clara y positiva, apoyaban a los demás miembros del cuerpo técnico y animaron y reconocieron los logros de los jugadores.

Las aplicaciones prácticas sugieren que los entrenadores podrían adoptar una serie de actuaciones para conseguir reducir el riesgo de lesión:

  1. Centrarse en la preparación del equipo.
  2. Dejar en manos de tus colaboradores la preparación del jugador. Que sean ellos los que mejoren la condición física, reduzcan los riesgos de lesión, mejoren la recuperación después de los partidos o ayuden a incrementar los niveles de autoeficacia de los deportistas.
  3. Preguntar y mostrar interés por el trabajo individual. Los colaboradores se sentirán más valorados y los jugadores se implicarán más en lo que hacen.
  4. Incluir los contenidos de la preparación individual en la planificación del equipo. También es carga de entrenamiento.
  5. Individualizar la preparación del jugador. Cada deportista tiene unas necesidades distintas. Hay diferentes culturas deportivas, puestos específicos, antecedentes lesionales, edades, motivaciones, 

En cualquier caso, a pesar de los beneficios de un estilo de liderazgo democrático por parte del entrenador, apostar por un modelo de dirección más autoritario o de dejar hacer puede ser recomendable en otros escenarios. Dependerá de otros factores como, por ejemplo, la edad de los jugadores, el momento en el que se encuentren dentro de su vida deportiva, el tiempo disponible para entrenar, si la situación a resolver es controlable o no o la cultura deportiva del club. Adaptar el tipo de intervención a las necesidades de cada situación supone muy posiblemente una de las grandes competencias de los preparadores para alcanzar el éxito en el alto nivel.

 

Carlos Lago Peñas

 

Referencias:

1 Ekstrand, J. (2013). Keeping your top players on the pitch: the key to football medicine at a professional level. British Journal of Sports Medicine. 47:723–724.

 

2 Donmez, G.; Kudas, S.; Yörübulut, M.; Yildirim, M.; Babayeva, N. y Torgutalp, S. (2018). Evaluation of Muscle Injuries in Professional Football Players: Does Coach Replacement Affect the Injury Rate? Clinical Journal of Sport Medicine.

 

3 Ekstrand, J.; Lundqvist, D.; Lagerbäck, L.; Vouillamoz, M.; Papadimitou, N. y Karlsson, J. (2018). Is there a correlation between coaches´ leadership styles and injuries in elite football teams? A study of 36 elite teams in 17 countries. Br J Sports Med 2018; 52: 527-531.

4 Carless, S.A.; Wearing, A.J. y Mamm, L.A. (1990). A short measure of transformational leadership. J Bus Psychol. 14: 389-405.

 

NOTAS RELACIONADAS

CÓMO LAS EXIGENCIAS FÍSICAS DE LOS FUTBOLISTAS VARÍAN SEGÚN SU POSICIÓN

Aunque existen varios estudios al respecto, muchos de ellos han analizado estas demandas abarcando solo unas pocas variables o empleando ventanas de tiempo muy amplias. Un nuevo estudio realizado por preparadores físicos del F.C. Barcelona ha analizado con mayor precisión varios de estos detalles.

¿Grados de libertad o grados de esclavitud?

La comprensión de las variables modificadoras del juego basada en los grados de libertad.

EJERCICIOS EXCÉNTRICOS: ESTUDIANDO “VACUNAS” PARA LOS MÚSCULOS

El entrenamiento mediante ejercicios excéntricos es importante para prevenir lesiones. Sin embargo, un entrenamiento intensivo puede ocasionar también un cierto daño muscular, que es preciso vigilar para reducir al máximo el riesgo de lesión.

EL NIVEL DE RESISTENCIA COMO MODERADOR DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

La resistencia cardiovascular de los deportistas se ha manifestado como un moderador del resultado de la carga a la que son expuestos.

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.