18 marzo, 2019

LA ENTROPÍA, UNA NUEVA MEDIDA EN LOS ENTRENAMIENTOS DE FUERZA

Rendimiento Deportivo
Rendimiento Deportivo
Deportes Colectivos
Deportes Colectivos
160K

La capacidad de esprintar es esencial en la mayoría de los deportes de equipo como el rugby, el fútbol o el baloncesto. Pero esta capacidad no se desarrolla en condiciones estables y controladas: los jugadores están constantemente sometidos a demandas variables, ya sea a la hora de recibir, conducir, pasar, golpear o lanzar el balón. Tradicionalmente, este aspecto se trabajaba en el gimnasio a base del uso de “pesas” en condiciones meramente verticales, pero eso ha cambiado en los últimos años. Ahora, el trabajo de fuerza añade retos que contribuyen a mejorar la adaptabilidad, y con ello el rendimiento. Sin embargo, para estudiar la variabilidad producida, las medidas lineales convencionales —como la aceleración— no parecen suficientes, ya que la información que ofrecen sobre los cambios es muy limitada.

En el estudio del movimiento ha ganado popularidad en los últimos años lo que se conoce como análisis de la entropía, un tipo de medida no lineal que atiende específicamente a la variabilidad o al ´desorden´ de una serie temporal. Paradójicamente, nunca se había utilizado para estudiar el entrenamiento de fuerza en los deportes de equipo.

Un equipo de investigadores, entre los que se encuentra Jairo Vázquez, preparador físico del F.C. Barcelona, ha desarrollado un trabajo en el que demuestra por primera vez la capacidad de las medidas de entropía para captar la variabilidad en este tipo de ejercicios. El estudio está vinculado a una tesis doctoral realizada en el INEFC de Barcelona y lo publican en la revista Journal of Science and Medicine in Sport.

 

Un estudio pionero

“Cada vez se tiene más claro que el entrenamiento de fuerza no debe consistir meramente en ejercicios como realizar sentadillas con una barra y unas pesas”, sostiene Vázquez. “Es necesario añadir retos o condicionantes que permitan una adaptación a la variabilidad, porque no aprendemos repitiendo constantemente la misma solución a un problema de movimiento, sino resolviendo constantemente un nuevo problema de movimiento. Y un reto muy fácil de introducir es el balón”.

En el estudio, doce jugadores de rugby profesionales realizaron un ejercicio de fuerza utilizando una máquina de inercia rotacional, que combina un tipo de trabajo concéntrico y excéntrico y que ya ha mostrado su gran valor. Distribuidos en cuatro sesiones diferentes durante una semana, el ejercicio consistía en un desplazamiento hacia adelante y hacia atrás en el plano horizontal al que se le podía añadir la presencia de un balón. Para ello, el jugador debía recoger el pase que otro efectuaba desde la derecha y después lanzarlo hacia un receptor situado a su izquierda. “En el fútbol o en el rugby, la mayoría de los movimientos son horizontales, movimientos que no son los que se producen durante las típicas sentadillas. Con este ejercicio mezclamos varios puntos positivos: por una parte, un tipo de movimiento más habitual en una máquina de inercia rotacional con la que ya sabemos que obtenemos resultados positivos. Por otra, la presencia de la pelota introduce una perturbación que estimula la adaptabilidad al entorno”. Mediante el uso de un acelerómetro, “queríamos saber cómo influye esta perturbación y qué cambios introduce”.

Se tomaron tres tipos de medidas. Unas, las más tradicionales: la aceleración media y la aceración pico (o máxima) que están basadas, como explica Vázquez, en el “más es mejor”. Comparando el tipo de ejercicio con pelota y sin pelota, no se vieron diferencias en la aceleración pico, solo en la aceleración media y únicamente en el movimiento hacia adelante, que era mayor cuando se introducía el balón.

Las otras medidas, más novedosas, consistían en el análisis de la entropía, que miden “la variabilidad de la señal”, comenta Vázquez, ya que “cada señal tiene una estructura, y la aceleración no tiene por qué ser regular”. En este caso sí había diferencias —o tendencias claras hacia la diferencia— entre el ejercicio con y sin pelota, tanto en el movimiento hacia adelante como hacia atrás y en el global. Además, utilizando un tipo de análisis que aborda las escalas temporales (multiscale), la variabilidad aparecía en las ventanas más amplias, “las que pueden estar ligadas con el movimiento”, precisa Vázquez.

Según la teoría del aprendizaje motor, tiene que haber un determinado nivel de variabilidad —ni muy grande ni muy pequeño— para que el rendimiento sea óptimo. “Es cierto que los resultados del estudio eran esperables”, asume el preparador, “pero nadie lo había demostrado previamente”. Se confirma, además, que las medidas tradicionales resultan insuficientes para captar esta variable del entrenamiento.

 

Apúntate al Certificado Certificado en Gestión de Carga de Trabajo y Lesiones en Deportes de Equipo

 

Una ventaja y un paso más

La adaptación a la variabilidad no solo redunda en un mayor rendimiento, también disminuye el riesgo de lesiones. “Es semejante al proceso por el que una mano golpea a una mesa”, ejemplifica Vázquez. “Si hacemos repetidamente el movimiento de la mano sobre el mismo punto, el daño es grande y localizado. Pero si hay una ligera variación en la superficie de contacto, el daño se reparte y el riesgo es menor”.

La adaptación supone un mayor nivel de coordinación, pero esto hará que la variabilidad se reduzca con el tiempo y que el entrenamiento deje de ser tan eficaz. “Este trabajo es un gran primer paso para seguir estudiando en esta línea y conocer su aplicabilidad total al entrenamiento. Ahora que sabemos que podemos medir la variabilidad tenemos una herramienta para modificar y ajustar los ejercicios, para situarlos en la ventana en la que podamos entrenar la adaptación”, asegura. “La disminución de la entropía sería la señal moderna y equivalente de que tenemos que subir el peso en la máquina”.

Solo que, en este caso, el peso equivale a desorden.

 

El equipo Barça Innovation Hub

NOTAS RELACIONADAS

CÓMO LAS EXIGENCIAS FÍSICAS DE LOS FUTBOLISTAS VARÍAN SEGÚN SU POSICIÓN

Aunque existen varios estudios al respecto, muchos de ellos han analizado estas demandas abarcando solo unas pocas variables o empleando ventanas de tiempo muy amplias. Un nuevo estudio realizado por preparadores físicos del F.C. Barcelona ha analizado con mayor precisión varios de estos detalles.

UN GRAN DESCONOCIDO EN LAS LESIONES MUSCULARES: EL TEJIDO CONECTIVO DE LA MATRIZ EXTRACELULAR

Un editorial publicado en la revista The Orthopaedic Journal of Sports Medicine —en el que han participado miembros de los servicios médicos del club— propone considerar la arquitectura íntima de la zona afectada, valorar a la matriz extracelular como un actor fundamental en el pronóstico de la lesión.

¿DE QUÉ SE TRATA REALMENTE LA GESTIÓN DE LA CARGA?

En este artículo, Tim Gabbet y su equipo proporcionan una guía fácil de usar para los profesionales cuando describen a los entrenadores la finalidad general de la gestión de la carga.

DOS SEMANAS BASTAN PARA AUMENTAR EL VOLUMEN Y LA FUERZA MUSCULAR

Por primera vez se demuestra que no hacen falta meses de entrenamiento, sino que dos semanas de un ejercicio apropiado bastan para mejorar significativamente tanto el volumen como la fuerza muscular.

¿Grados de libertad o grados de esclavitud?

La comprensión de las variables modificadoras del juego basada en los grados de libertad.

EJERCICIOS EXCÉNTRICOS: ESTUDIANDO “VACUNAS” PARA LOS MÚSCULOS

El entrenamiento mediante ejercicios excéntricos es importante para prevenir lesiones. Sin embargo, un entrenamiento intensivo puede ocasionar también un cierto daño muscular, que es preciso vigilar para reducir al máximo el riesgo de lesión.

ESTABILIDAD O INESTABILIDAD, ¿ES ESA LA CUESTIÓN?

La importancia de la construcción del modelo de juego.

EL NIVEL DE RESISTENCIA COMO MODERADOR DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

La resistencia cardiovascular de los deportistas se ha manifestado como un moderador del resultado de la carga a la que son expuestos.

¿Están los jugadores bien perfilados con relación al balón?

A través de la visión por computador podemos identificar algunos déficits en cuanto a la orientación corporal de los jugadores en diferentes situaciones del juego.

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Empresa

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.