BIHUB PATH

diciembre 3, 2021

Psicología

Etapas en la gestación del jugador creativo

By Álvaro González y Xavier Damunt.

La estrecha relación entre la mente y el rendimiento físico, a medida que avanzan las investigaciones de la ciencia deportiva, es cada vez más manifiesta. Por ejemplo, un reciente estudio publicado en la revista Retos de la FEADEF (Federación Española de Docentes en Educación Física) sobre la relación entre las capacidades motoras y mentales concluía que una alta resistencia cardiorrespiratoria se asocia con una mayor memoria, cálculo matemático, velocidad de razonamiento lingüístico y creatividad en los adolescentes, independientemente de su edad y sexo.

La creatividad es la capacidad de generar ideas novedosas y correctas para resolver un mismo problema. Es una facultad que se puede aplicar en todas las facetas de la vida, pero dentro del deporte, es especialmente relevante en las competiciones de equipo. De hecho, en las ciencias del deporte cada vez hay más estudios orientados a los intentos de potenciarla y desarrollarla a través de entrenamientos. La definición que da de ella el investigador Daniel Memmert es la de una conducta ‘inusual, innovadora, de rareza estadística o incluso singular en las soluciones a una situación deportiva relacionada’.

“La creatividad es una conducta inusual, innovadora, de rareza estadística o incluso singular en las soluciones a una situación deportiva relacionada.” Daniel Memmert, profesor y jefe ejecutivo del Instituto de Entrenamiento de Ejercicio e Informática del Deporte en la Universidad de Colonia.

No se trataría de mejorar exigiendo más esfuerzo o más compromiso, sino de introducir cambios, de aprender a cambiar. Generar nuevas ideas y variables que solo pueden aparecer en entornos de motivación y autoconfianza. Se trata de una conducta que está relacionada con el pensamiento divergente, cuyo desarrollo se produce en un contexto que, a priori, no admite límites ni exclusiones. De modo que, según estas premisas, un jugador creativo sería aquel que pueda ejecutar diferentes y múltiples acciones motrices, que sean novedosas o poco habituales, que sean originales o no empleadas antes por otros jugadores y, sobre todo, que tenga la capacidad de seguir insistiendo en ellas, aunque inicialmente no sean efectivas, hasta que dé con la forma de que lo sean mediante su desarrollo prueba/error.

Fases en el desarrollo de la creatividad

Las condiciones necesarias y óptimas para que desde las categorías formativas se perfilen jugadores de estas características todavía son objeto de investigaciones en desarrollo. En el estudio colectivo The Spawns of Creative Behavior in Team Sports: A Creativity Developmental Framework, los autores distinguen cinco etapas elementales en el desarrollo de la creatividad de un deportista:

  • principiante (2 a 6 años),
  • explorador (7 a 9),
  • illuminati (10 a 12),
  • creador (13 a 15) y
  • elevación (sobre los 16).

Los principiantes tienen los primeros destellos de confianza y adquieren facultades para moverse, los exploradores aprenden a buscar nuevas soluciones, en la fase illuminati se desarrolla el pensamiento divergente (ideas out of the box), el creador ya se enfoca a la resolución de problemas y en la elevación ya están sentadas las bases para generar un comportamiento colectivo creativo. Estas etapas se van superando, partiendo de un juego en el que se aprenden los fundamentos y movimientos del deporte hasta llegar a la especialización, comprensión táctica y espacial compleja, y la capacidad de anticipación de las situaciones que se van a presentar durante el juego.

Obstáculos para la creatividad

En la actualidad, existe un debate recurrente entre entrenadores y profesionales del deporte en general sobre si el hecho de que los niños jueguen cada vez menos en la calle (terrenos irregulares, con interrupciones, obstáculos fijos y circunstanciales y compañeros de diferentes edades) y cada vez más en instalaciones adecuadas y de calidad en sus respectivas categorías podría ir en detrimento de la creatividad. El ex seleccionador nacional Javier Clemente resumió la polémica hace pocos años con una máxima: «En la calle aprendes a jugar al fútbol y en las escuelas de fútbol aprendes a jugar a la pelota».

“En la calle aprendes a jugar al fútbol y en las escuelas de fútbol aprendes a jugar a la pelota.”  Javier Clemente, ex seleccionador nacional.

Los investigadores del estudio se hacen eco de este tipo de opiniones, denominan a las facilidades materiales obstáculos a la creatividad, pero añaden también la mecanización del juego y la falta de disfrute del mismo, entre otros motivos, como inhibidores de la creatividad en los nuevos jugadores. No sería consecuencia de un solo factor. Sin embargo, la calidad siempre vendrá dada por el pensamiento crítico del deportista, su capacidad para analizar las acciones y buscar las mejores, tomar las decisiones idóneas y ser capaz de ejecutarlas.

A esta situación habría que añadir que la mayoría de los estudios coinciden en señalar que la creatividad de los niños comienza a disminuir a los seis años, en un proceso natural en el que la imaginación va decreciendo a lo largo de la vida de una persona. Por tanto, estas etapas iniciales son claves para sembrar la semilla del jugador innovador y creativo. La creatividad se sirve de la imaginación para desarrollar su potencial. Sin embargo, en los deportes de equipo, a la creatividad no se llega por la cantidad de ejercicios enfocados en desarrollarla o despertarla, sino que los problemas se resuelven por una mezcla de pensamiento convergente y pensamiento divergente. La cantidad no es sinónimo de calidad, es preciso un equilibrio.

Etapas de aprendizaje

El enfoque poliédrico que requiere la formación del jugador pasaría por, si se trata por ejemplo de la habilidad del regate, permitir que desde el principio el deportista salga de la zona de confort y adquiera la iniciativa necesaria para realizar nuevas formas, aunque no tengan éxito. Es preciso disponer de las condiciones que permitan que el jugador descubra soluciones personales, que se enfrente a un desafío continuo de su capacidad de autoadaptación. Luego habrá tiempo para mejorar las técnicas de regate que haya aprendido, la eficacia, su capacidad de adaptación a diferentes situaciones, y la versatilidad, para que la suma de todas estas etapas de lugar al final a la aparición de soluciones únicas u originales por su parte, siempre dentro de acciones colectivas que contribuyan al éxito del equipo.

Sin embargo, serán las primeras experiencias las que moldeen el comportamiento posterior del deportista. En este punto, los investigadores subrayan la necesidad de que los entrenadores sean conscientes de que deben proporcionarles a sus pupilos la mayor cantidad de experiencias positivas en estos primeros años. Esta motivación inicial es imprescindible para que continúen su evolución al mismo tiempo que adquieren una alfabetización física completa:

  • dominio locomotor (carrera, salto),
  • manipulación y control de balón (atrapar, recibir, lanzar, agarrar, golpear, lanzar),
  • habilidades de estabilización (equilibrio, rotación, refuerzo y torsión) y
  • nociones fundamentales del juego, como pasarse el balón evitando que el rival lo intercepte.

No obstante, el estudio enfatiza la importancia del orden en el aprendizaje. Es importante desarrollar el dominio de los movimientos antes que aprender las habilidades fundamentales de la disciplina deportiva de la que se trate. Hay estudios que sugieren que la capacidad de dominar las habilidades fundamentales de un deporte disminuye después de los siete años, pero otros señalan que este periodo de aprendizaje se puede prolongar hasta los catorce años.

En las etapas de explorador e illuminati también se debe dar la oportunidad a los jugadores más jóvenes de explorar sus límites para potenciar su comportamiento adaptativo sin miedo a intentarlo o a asumir riesgos en la competición. En este periodo todavía es importante que busquen sus propias soluciones ante la adversidad antes de aplicar las soluciones estandarizadas aprendidas. Los entrenamientos ricos en simulación de diferentes experiencias que puedan darse en un partido serán la forma ideal de que desarrollen la percepción de los constantes cambios que se producen en el juego.

La importancia del tipo de entrenamiento

A los investigadores no se les escapa que estas necesidades precisan que el entrenador prepare las sesiones y no permita un juego sin ningún tipo de criterio, y que diseñar estos entrenamientos representativos le exigirán más tiempo y dedicación. Asimismo, también se puede emplear el aprendizaje diferencial, aquel que en lugar de evitar los errores trata de inducirlos -golpear el balón con los brazos levantados en fútbol, por ejemplo- aunque debe emplearse con precaución si los jugadores son jóvenes porque puede ralentizar el aprendizaje.

La controversia reside en encontrar el momento óptimo para que los entrenamientos del jugador pasen a ser de especialización. No existe una doctrina exacta sobre la edad óptima. El juego sin limitaciones para desarrollar el potencial creativo, así como el ejercicio de diferentes disciplinas deportivas en las etapas previas, tiene que integrarse con el inicio de la especialización, no sucederse. Esta investigación apunta a que estas dos facetas no se excluyen, la especialización no drena necesariamente la creatividad, sino que es condición sine qua non para que luego los jugadores cuenten con soluciones o puedan desarrollarlas. Se trata de dos facetas que deben desarrollarse en paralelo.

De esta manera, la capacidad de percepción que tengan del juego, las fuentes de información simultáneas que puedan percibir, así como su sensibilidad ante las circunstancias del juego, serán las que condicionen la calidad de las acciones motrices. Las reacciones de los jugadores al final no nacen de su mente, sino en la percepción e interpretación de la realidad. En todo este proceso, concluye el estudio, solo hay una forma de saber inequívocamente que se va por el buen camino: observar que los jugadores se sienten cómodos para pensar diferente sin miedo al fracaso, a asumir riesgos, a explorar nuevas ideas y a ser innovadores durante el juego.

Fuentes:

KNOW MORE

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.