8 marzo, 2019

ENTRENAMIENTO ESPECÍFICO DE LA POSICIÓN Y EL JUEGO DE POSICIÓN EN EL FÚTBOL DE ÉLITE: EL CONTEXTO IMPORTA

Análisis y Tecnología Deportiva
Deportes Colectivos
Team sports performance
160K

Aquellos que han visto fútbol de élite en la última década, se dan cuenta de que el juego es más exigente que nunca1. Esto pone más énfasis en los medios de entrenamiento para preparar a los jugadores para las exigencias del partido2. Si usamos el mantra de “se juega como se entrena”, podría ser acertado complementar las prácticas existentes con ejercicios condicionales relacionados con un rol táctico de los jugadores3(específico de la posición) e incluso con elementos del estilo de juego/perfil del club4(juego de posición). Así, este artículo explorará cómo dicho estímulo se puede incorporar en dos áreas del entrenamiento del fútbol: (1) entrenamiento del equipo y (2) readaptación del jugador en  la etapa final de la recuperación post-lesión. Se presentan ejemplos de dos clubes europeos.

1. Enfoques posicionales para el entrenamiento del equipo: Ejemplos del FC Barcelona.

El FC Barcelona emplea un modelo único de entrenamiento que incorpora un estímulo general y posicional4.El estilo de juego distintivo que ha adoptado se fundamenta en el entrenamiento. Se pone énfasis en los pases y el juego combinado mientras se aumenta la carga física de los jugadores5. El staff examina las cargas condicionales de cada posición/jugador para preparar los escenarios de los partidos5. Por ejemplo, los datos de GPS recogidos de los jugadores del FC Barcelona revelan que losdefensores centrales y los delanteros tienen menores demandas físicas en el partido que los defensores laterales y los centrocampistas4,5. Esto se combina con el contexto específico del fútbol para crear situaciones de entrenamiento para el equipo, pero también para las posiciones y los jugadores. La propuesta de entrenamiento utilizada en el club incluye situaciones simuladoras preferenciales en forma de ejercicios como pueden ser circuitos técnico tácticos, juegos reducidos (SSG) y juegos de posición.

 

Situaciones simuladoras preferenciales: circuitos técnico-tácticos posicionales

Los circuitos se desarrollaron para trabajar condicionalmente a los jugadores en relación con las actividades específicas de la posición teniendo también en cuenta el estilo de juego del equipo y las características individuales del cada jugador. Por ejemplo, los jugadores ocupan áreas del campo comunes para sus respectivas posiciones. Una versión del circuito comienza con un centrocampista defensivo que debe llevar la pelota a la línea media, antes de regatear y pasar la pelota a un defensor lateral. El defensor lateral realiza un regate antes de pasar a un interior de manera que pueda a alta intensidad recuperar a una posición defensiva. Tras la acción comentada, tres centrocampistas cambian el juego. El defensor lateral opuesto corre por la banda mientras un delantero conduce hacia adentro. El defensor lateral recibe la pelota de un centrocampista y regatea a lo largo del lateral cruzando hacia el área. Todos los delanteros entran al área mientras los defensores centrales defienden el ataque. Esta secuencia puede terminar después de esto o extenderse con una carrera de recuperación según el “éxito” del ataque. Esto se puede variar para desafiar a los jugadores con diferentes escenarios con carga controlada mediante la manipulación de las reglas o la configuración del ejercicio, el trabajo/descanso, las repeticiones, etc. Los ejercicios en los que todas las posiciones se trabajan al unísono mediante un trabajo específico con la pelota agregan variedad al entrenamiento a la vez que entrenan cualidades físicas junto con algunos elementos técnico-tácticos.Sin embargo, a estos circuitos les faltan escenarios dinámicos e impredecibles en los que se deba adaptar el posicionamiento individual y colectivo y reaccionar en consecuencia, de ahí el uso complementario de ejercicios de juego posicional (véase a continuación).

 

Situaciones simuladoras preferenciales: juegos de posición.

El FC Barcelona utiliza los juegos reducidos (SSG) y los juegos de posición, situaciones simuladoras preferenciales con un estímulo posicional que se alinean con su estilo de juego. Estos juegos son más dinámicos que los circuitos anteriores ya que los jugadores tienen áreas de prioridad en las que el espacio se adapta al contexto habitual del jugador pero sin ninguna regla que restrinja el espacio del jugador durante la tarea.6Algunos juegos adhieren al principio de “juego de posición” mediante el cual los jugadores trabajan en conjunto con un tempo alto para pasarse la pelota entre sí en espacios estrechos para aproximarse a los jugadores que presionan de manera que puedan pasar a un jugador “libre” para explotar el espacio (por ejemplo, la metodología de Paco Seirul·lo). Si bien estos ejercicios ciertamente no son específicos de la posición, requieren roles seleccionados para posicionarse de manera inteligente (por ejemplo, los defensores laterales juegan de manera amplia y se mueven desde arriba hacia abajo de la línea, mientras los jugadores centrales se mueven entre las líneas en áreas medias muy densas) y que el equipo trabaje dinámica y colectivamente al unísono. Estos juegos posicionales implican distintas demandas físicas en los roles seleccionados. Por ejemplo, el uso de jugadores “comodines”, favorece la retención de la pelota y genera superioridad numérica para el equipo en posesión6. Entonces, los jugadores “comodines” solo experimentan un rol ofensivo, en posesión, por lo que esto se puede adaptar a distintos jugadores.Las demandas físicas colocadas en los jugadores “comodines” en la siguiente imagen son menores que las impuestas en otros en el partido(particularmente, para los formatos 8v8+3 versus 4v4+3)6. Además, los escenarios de juego en 3v2+2v1 sobrecargan físicamente a los jugadores en sus roles ofensivos/defensivos, pero no son necesariamente específicos de la posición, sino que imitan los escenarios posicionales dinámicos comunes a la vez que condicionan a los jugadores. Las reglas, el número de jugadores, el área, el trabajo/descanso pueden ajustarse en base al objetivo de entrenamiento (entrenamiento de velocidad o aeróbico de alta intensidad, etc.). Por lo tanto, el contexto del partido es absolutamente fundamental para la prescripción del entrenamiento7. Por ejemplo, pueden considerarse factores como el objetivo condicional de la situación, el estilo de juego del equipo además de la posición de cada jugador. Estas son piezas importantes del rompecabezas para preparar tareas de entrenamiento de manera que los jugadores puedan desempeñarse de manera efectiva. Mediante este enfoque, parte del proceso de entrenamiento del FC Barcelona tiene un elemento posicional distintivo (por ejemplo, el juego específico de la posición o el juego de posición). En el siguiente vídeo podrán ver algunas situaciones simuladoras preferenciales en forma de juegos posicionales y una variación de un circuito técnico-táctico.

Formatos de juego de posición habituales. El círculo negro es el equipo A, el círculo blanco es el equipo B y el círculo gris con la letra «J» es el «comodín»6. La secuencia de vídeo de jugadores de FC Barcelona muestra variaciones de estos ejercicios.
 

2. Enfoque posicional para la fase final de la readaptación de un jugador: uso de un ejemplo de Liverpool Football Club Academy

A lo largo del proceso de rehabilitación, los jugadores de élite se exponen a varios estimulos condicionales que les permite una vuelta al entrenamiento y a los partidos8. Una vez que los jugadores entran en la fase final de readaptación y tienen el alta médica para realizar carreras al máximo y cambios de dirección, es necesario desarrollar ejercicios basados en las demandas del entrenamiento. Dichos ejercicios no solo preparan a los jugadores para las demandas físicas del entrenamiento, sino también para las habilidades, las acciones tácticas y los movimientos requeridos para su posición distintiva9. Los jugadores continúan desarrollando su aptitud aeróbica durante la fase final de la readaptación, por lo tanto, los ejercicios específicos por posición se pueden suplementar con entrenamiento de resistencia. Además de proporcionar un estímulo para el entrenamiento, los ejercicios específicos por posición que incluyen sprints, saltos, tiros y cambios de dirección también generan demandas adicionales en el sistema neuromuscular, lo que garantiza que los jugadores estén fuertes y sean capaces de soportar el entrenamiento10.

 

Ejercicios de resistencia a la velocidad específicos por posición: fase final de la readaptación de un jugador

Los ejercicios que usan intervalos permiten a los profesionales incidir en ciertas cualidades físicas para asegurar que los jugadores se adapten y se unan al equipo. Un modo efectivo para esta etapa de rehabilitación es el entrenamiento de resistencia a la velocidad, ya que mejora la resistencia en el fútbol y las habilidades de sprint11. Esto requiere que un jugador realice actividad intensa de fútbol de 20 a 30 segundos con períodos de recuperación de entre 40 y 180 segundos, lo cual se repite de 8 a 10 veces según el objetivo del ejercicio. Esto desafía a los jugadores aeróbica y anaeróbicamente, a la vez que aumenta la relación del jugador con el balón, por lo que es la preparación ideal antes de una vuelta al entrenamiento con el equipo (ejercicios complementarios que enfatizan otras cualidades)12. El staff de preparación física del Liverpool FC Academy utiliza una combinación adecuada de datos científicos recogidos del análisis de partidos y del entrenamiento para diseñar ejercicios de resistencia a la velocidad específicos para cada posición. El análisis de los partidos demuestra quela carrera intensa durante los partidos es mayor para los centrocampistas de banda y menor para los defensores centrales, mientras que los defensores laterales, los centrocampistas y los delanteros centrales se encuentran en un punto intermedio9.Los datos de los partidos contextualizados proporcionan información sobre los esfuerzos determinados con y sin posesión y no solo las distancias y las frecuencias «ciegas»9.Por ejemplo, en posesión, los delanteros centrales realizan más esfuerzos en la tercio ofensivo, mientras avanzan por el medio, corren hacia atrás y cortan hacia el área. A su vez, los defensores laterales y los centrocampistas de banda produjeron más esfuerzos al desdoblarse y correr por la banda9. También realizaron más cruces después de estas carreras debido a los esfuerzos que terminan en áreas de ataque amplias. Sin posesión, las posiciones con un rol defensivo principal en el equipo como los defensores centrales, los defensores laterales y los centrocampistas producen esfuerzos más intensos al cubrir un espacio o a compañeros de equipo y más carreras de recuperación, mientras que todas las posiciones realizan esfuerzos frecuentes al defender a los adversarios9. Por lo tanto, estos patrones se tradujeron en ejercicios de preparación, aislados, específicos de la posición para los jugadores durante la etapa final de la readaptación. En el vídeo y en la imagen a continuación se puede ver un ejemplo de un centrocampista de banda. La carrera hacia adentro estuvo específicamente relacionada con el modelo de juego del equipo para esta posición. Los datos recogidos por las unidades de GPS usadas por los jugadores de Liverpool FC Academy que volvían de una lesión revelaron que los centrocampistas de banda (interiores) y los defensores laterales cubrieron carreras más intensas a través de estos ejercicios, lo cual se corresponde con las tendencias de los partidos13. Además, los defensores centrales y los delanteros cubrieron la menor distancia general, pero realizaron aceleraciones y desaceleraciones más intensas12. Este formato puede ser útil para las sesiones de “carga” cuando los jugadores no están teniendo tiempo de juego en los partidos. Adicionalmente, se pueden trabajar múltiples posiciones al unísono para agregar un escenario y un estímulo más dinámicos.

 

El preparador físico no solo prepara a los jugadores para las demandas necesarias para el entrenamiento, sino que también los familiariza con las acciones con balón, los movimientos posicionales, la orientación del espacio en el campo. A su vez, proporciona un estímulo reactivo de manera que los jugadores estén expuestos a movimientos no controlados al entrenar con jugadores adicionales. Los clubes de élite usan su departamento de análisis para estudiar los movimientos de los jugadores con el fin de crear ejercicios personalizados que no sean solo específicos de la posición, sino, idealmente, específicos para el jugador (dejando de lado las distancias/frecuencias “ciegas”). Es posible que esto permita a los profesionales identificar disfunciones relacionadas con el movimiento (por ejemplo, evitar una posición particular del hombro o el cuerpo al desacelerar para presionar a un rival) y así optimizar las mecánicas.

Ejercicio de etapa final  de readaptación para un centrocampista de banda. (1) Jugar a pases de rebote con el entrenador A y hacer una carrera por la banda. (2) Recibir el pase del entrenador A, correr con la pelota, realizar un regate en frente del maniquí. (3) Ejecutar un cruce oscilante hacia adentro en la portería pequeña o el maniquí, luego hacer la carrera de recuperación. (4) Recibir otro pase del entrenador A, realizar un regate y correr con la pelota entrando al campo antes de pasar la pelota por banda al entrenador B. (5) Meterse en el área para recibir un cruce del entrenador B y terminar en la portería pequeña. (6) Realizar la carrera de recuperación de regreso a la posición de inicio original en la línea media. Nota: los jugadores tienen la libertad de tomar algunas decisiones mientras que el entrenador variará el tipo de pase y el cruce (por ejemplo, los jugadores tienen la opción de realizar un dribling y derrotar al maniquí durante la fase [2] para realizar el cruce oscilante hacia afuera en la portería pequeña).12 Las características del jugador a nivel individual en cuanto a los movimientos, los eventos técnico-tácticos en el entrenamiento/los partidos también se pueden agregar a los ejercicios de entrenamiento por cuestiones de validez ecológica. Dada la complejidad implicada en el regreso de un jugador al entrenamiento después de una lesión, este ejercicio es tan solo un ejemplo de los jugadores detallado en el plan de rehabilitación de la etapa final.
 

Resumen

El entrenamiento de fútbol de élite requiere una combinación entre la ciencia y el “arte” de los entrenadores para diseñar ejercicios de equipo e individuales apropiados7. Los enfoques presentados (juego específico de posición o juego de posición) ilustran que el contexto realmente importa para implementar prácticas de entrenamiento personalizadas. Podría ser beneficioso suplementar el entrenamiento con un estímulo relacionado con el rol táctico de un jugador en el equipo e incluso con elementos del estilo de juego/perfil del club. Es importante resaltar que hay muchas maneras efectivas de realizar este tipo de trabajo y solo hemos proporcionado algunos ejemplos para el lector (por ejemplo, se pueden usar diferentes enfoques que son específicos de los aspectos metodológicos y culturales de los clubes). El trabajo futuro ideal debería detallar el contexto específico del fútbol al proporcionar directrices de entrenamiento. Los análisis de partidos integrados podrían ser favorables para este propósito7,9,12,14,15.

 

Paul S. Bradley

Profesor adjunto de Rendimiento deportivo en la Universidad John Moores de Liverpool y consultor en FC Barcelona

 

Andrés Martín-García

Preparador Físico en FC Barcelona (Juvenil A)

 

Jack D. Ade

Entrenador deportivo sub-23 en Liverpool Football Club e investigador doctoral en la Universidad John Moores de Liverpool

 

Antonio Gómez Díaz

Preparador Físico en FC Barcelona (Primer Equipo)

 

Apúntate al Certificado en Entrenamiento en Deportes de Equipo

 

Referencias

  1. Bradley PS, Archer DT, Hogg B, Schuth G, Bush M, Carling C y Barnes C. Tier-specific evolution of match performance characteristics in the English Premier League: it’s getting tougher at the top. J Sports Sci. 2016;34(10):980-987.
  2. Ade JD, Harley JA, Bradley PS. Physiological response, time-motion characteristics, and reproducibility of various speed-endurance drills in elite youth soccer players: small-sided games versus generic running. Int J Sports Physiol Perform. 2014;9(3):471-479.
  3. Bush M, Barnes C, Archer DT, Hogg B, Bradley PS. Evolution of match performance parameters for various playing positions in the English Premier League. Hum Mov Sci. 2015;39:1-11.
  4. Martín-García A, Gómez AD, Bradley PS, Morera F y Casamichana D. Quantification of a Professional Football Team’s External Load Using a Microcycle Structure.J Strength & Cond Res. 2018; 32(12):3511-3518.
  5. Martín-García A, Casamichana D, Díaz AG, Cos F y Gabbett TJ. Positional Differences in the Most Demanding Passages of Play in Football Competition.J Sports Sci & Med. 2018; 17(4), 563-570.
  6. Casamichana D, Díaz AG, Morera FC y Martin-García A. Jugadores comodines durante diferentes juegos de posición [Wildcard Players during Positional Games]. Educación física y deportes. 2018; 3(133), 85-97.
  7. Bradley PS, Di Mascio M, Mohr M, Fransson D, Wells C, Moreira A, Castellano J, Gomez Diaz A y Ade J. Can Modern Football Match Demands Be Translated into Novel Training and Testing Modes? Aspetar Sports Med J. 2018; 7, 46-52.
  8. Morrison S, Ward P y duManoir GR. Energy system development and load management through the rehabilitation and return to play process. Int J Sports Phys Therapy. 2017; 2 (4) 697-710.
  9. Ade JD, Fitzpatrick J y Bradley PS. High-intensity efforts in elite soccer matches and associated movement patterns, technical skills and tactical actions. Information for position-specific training drills. J Sports Sci. 2017;34 (24), 2205-2214.
  10. Vanrenterghem J, Nedergaard NJ, Robinson MA y Drust B. Training Load Monitoring in Team Sports: A Novel Framework Separating Physiological and Biomechanical Load-Adaptation Pathways. Sports Med. 2017 47, (11) 2135-2142.
  11. Bangsbo J. Performance in sports – with specific emphasis on the effect of intensified training. Scand J Med & Sci Sports. 2015; 25 (Suppl. 4), 88-99.
  12. Ade JD, Drust B, Morgan O y Bradley PS. Physiological Characteristics and Acute Fatigue Associated with Position Specific Speed Endurance Soccer Drills: Production vs Maintenance Training. BASES Conference, Free Communication – Sport & Performance. 2018.
  13. Bradley PS, Sheldon W, Wooster B, Olsen P, Boanas P y Krustrup P. High-intensity running in English Premier League soccer matches. J Sports Sci. 2009; 27, (2), 159-168.
  14. Bradley PS, Evans M, Laws A, Ade JD. ‘Context is King’ when interpreting match physical performances. Football Medic & Scientist Magazine. 2018; 24:42–45.
  15. Bradley PS, Ade JD. Are current physical match performance metrics in elite soccer fit for purpose or is the adoption of an integrated approach needed? Int J Sports Physiol Perform. 2018; 13: 656-664 p.

NOTAS RELACIONADAS

CÓMO LAS EXIGENCIAS FÍSICAS DE LOS FUTBOLISTAS VARÍAN SEGÚN SU POSICIÓN

Aunque existen varios estudios al respecto, muchos de ellos han analizado estas demandas abarcando solo unas pocas variables o empleando ventanas de tiempo muy amplias. Un nuevo estudio realizado por preparadores físicos del F.C. Barcelona ha analizado con mayor precisión varios de estos detalles.

¿Grados de libertad o grados de esclavitud?

La comprensión de las variables modificadoras del juego basada en los grados de libertad.

LA IMPORTANCIA DE LA BIOESTADÍSTICA EN LAS CIENCIAS DEL DEPORTE Y LA MEDICINA DEPORTIVA

El área de analítica del deporte ha crecido exponencialmente gracias a las ciencias de la informática y engloba disciplinas como las ciencias del deporte, ciencias del comportamiento, la medicina y la visualización de datos, entre otras, además de la estadística con un enfoque más táctico y de rendimiento del deporte.

EJERCICIOS EXCÉNTRICOS: ESTUDIANDO “VACUNAS” PARA LOS MÚSCULOS

El entrenamiento mediante ejercicios excéntricos es importante para prevenir lesiones. Sin embargo, un entrenamiento intensivo puede ocasionar también un cierto daño muscular, que es preciso vigilar para reducir al máximo el riesgo de lesión.

EL NIVEL DE RESISTENCIA COMO MODERADOR DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

La resistencia cardiovascular de los deportistas se ha manifestado como un moderador del resultado de la carga a la que son expuestos.

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.