BIHUB PATH

31 agosto, 2020

El síndrome de impingment subacromial no altera el orden de activación muscular durante los movimientos fisiológicos del hombro

Salud y Bienestar

APÚNTATE AL CERTIFICADO EN MÉDICO DE EQUIPO – CONCEPTOS ESENCIALES

únete ahora
318K

Los problemas de hombro son bastante comunes, experimentando dolor el 30% de las personas en esta región anatómica en algún momento de su vida. Además de la alta prevalencia, la disfunción de hombro a menudo es persistente y recurrente, con un 54% de los pacientes manifestando algún síntoma 3 años después de la primera aparición de dolor en el hombro (1).

El síndrome de impingment subacromial (SIS) o impingment del hombro ya no se define únicamente como una patología relacionada con la disminución del espacio subacromial, sino como algo más complejo. Es la causa más frecuente de dolor en el hombro y tiene origen multifactorial, arrastrando múltiples patologías y disfunciones subyacentes. Un diagnóstico preciso del SIS requiere una evaluación sistemática consistente en una anamnesis completa del paciente y la realización de diferentes maniobras de provocación. El impingment del hombro se presenta principalmente con dolor, disminución de la fuerza muscular y del rango de movimiento del hombro, junto con la pérdida de la funcionalidad de la extremidad, lo que repercutirá negativamente en la calidad de vida del paciente. Se cree que estos signos y síntomas se producen como consecuencia de la pérdida del control motor de su musculatura, debilidad de los músculos periescapulares, axioescapulares y del manguito rotador. Además de la posible presencia de tendinopatía del manguito rotador, o del tendón de la porción larga del bíceps braquial, discinesia de la escápula o desequilibrios musculares, inestabilidades o lesiones del lábrum que pueden ser tanto causa como consecuencia del SIS.

La capacidad de la escápula y de la articulación glenohumeral para mantener la funcionalidad depende de un correcto control motor, determinado por el orden y la cantidad de activación muscular. La mayoría de los estudios sobre la activación muscular se centran en la cantidad de activación y no tanto en el tiempo de activación, siendo igualmente importante. La evidencia en relación con el orden de activación de la musculatura del hombro es inconclusa. En este sentido, los sujetos con SIS suelen manifestar un orden de activación muscular alterado. Existen estudios que manifiestan activaciones musculares iniciadas por trapecio superior y retrasos en la activación del serrato anterior y el trapecio inferior durante el movimiento de abducción, aunque se desconoce su interacción con el resto de los músculos del hombro. Según estos resultados se podría sospechar que las personas afectadas con esta patología parecen presentar una tendencia de retraso en el tiempo de activación de algunos músculos periescapulares (2), pudiendo desencadenar en discinesia escapular. En cambio, en personas sanas, los estudios parecen describir una secuencia de activación temprana del deltoides anterior, trapecio superior y supraespinoso, seguida por una interacción no determinada de serrato anterior y del trapecio inferior, así como del resto del manguito rotador durante los movimientos del hombro (3, 4, 5).

De la misma manera que en el diagnóstico del SIS, los mecanismos subyacentes que resultan en patrones de activación alterados aún no están claros, existiendo la dicotomía de si la alteración de estos patrones es consecuencia o causa de cambios fisiopatológicos asociados con el SIS. En este sentido, las diferencias clínicas entre asintomáticos y sujetos con SIS siguen sin estar del todo claras. Por ello, un estudio recientemente publicado por personal del Departamento de Fisioterapia del FC Barcelona (6) ha tratado de identificar los patrones de activación muscular de los músculos del hombro (musculatura periescapular, axioescapular y del manguito rotador) durante los movimientos fisiológicos utilizados en una valoración del hombro, además de la combinación de diferentes velocidades y cargas. Para ello, se tomaron registros electromiográficos durante la flexión, la escapción y la abducción realizadas a velocidades rápida, media y lenta, tanto con carga (3 kg) en el brazo como sin carga en 68 personas. Para identificar y describir el orden de activación alterados y su relevancia clínica, primero es necesario conocer el orden de activación en sujetos sanos, por lo que se compararon 34 sujetos sanos con 34 sujetos diagnosticados con SIS.

El principal resultado fue que no existieron diferencias en el orden de activación de los músculos periescapulares, axioescapulares y del manguito rotador entre las personas sanas y las diagnosticadas con SIS. Todos los músculos se activaron antes del inicio del movimiento en todas las condiciones estudiadas. Los primeros músculos en activarse fueron deltoides anterior, trapecio superior y deltoides medio en la mayoría de las condiciones valoradas. El resto de los músculos estudiados (serrato anterior, trapecio inferior, deltoides posterior, pectoral mayor y, especialmente, supraespinoso, infraespinoso y subescapular) no presentaron un orden de activación determinado. Estos resultados cuestionan la función estabilizadora del manguito rotador, ya que su activación fue posterior a la del resto de los músculos. Por tanto, como explica la Dra. Silvia Ortega Cebrián, miembro del Departamento del FC Barcelona y primera autora del estudio: “Nos enseñan que el manguito rotador tiene una función estabilizadora y de ‘centraje’ para optimizar el movimiento de la articulación, pero según nuestros resultados y otros previos tanto en sanos como en personas con patología, el manguito se activa después de los músculos con función más dinámica. Es por ello por lo que tenemos que seguir estudiando el rol del manguito rotador, ya que es posible que no tenga una función tan relevante mecánicamente como inicialmente creemos”.

Además, los resultados también cuestionan las tendencias de reeducación de los patrones de activación que algunos programas de rehabilitación utilizan, ya que de momento no se identifican diferencias en los tiempos de activación entre sanos y aquellos diagnosticados con SIS. En los resultados se observó también que el componente de velocidad y carga sí presentaba cambios en los tiempos de activación, siendo los movimientos a velocidad media y los movimientos con carga los que se activaron antes.

En resumen, la semejanza en los patrones musculares de activación tanto en las personas diagnosticadas con SIS como en las sanas obliga a los profesionales a plantearse la necesidad de valorar otros movimientos funcionales, así como a considerar la evaluación individualizada de los esquemas motores en lugar de los patrones generalizados. Para finalizar, la Dra. Ortega Cebrián nos deja esta reflexión: “estos resultados hacen que me pregunte sobre algunos métodos de reeducación neuromuscular o de resolver una discinesia escapular. Quizás he dejado de preocuparme tanto por los tiempos de activación y esta idea de la sincronización entre músculos, y trato de focalizar más en la cantidad de activación”.

 

 

BIHUB team

 

Referencias:

  1. Lewis JS. Rotator cuff tendinopathy/subacromial impingement syndrome: is it time for a new method of assessment? Br J Sports Med. 2009;43(4):259-64.
  2. Cools AM, Witvrouw EE, De Clercq GA, Danneels LA, Willems TM, Cambier DC, Voight ML. Scapular muscle recruitment pattern: electromyographic response of the trapezius muscle to sudden shoulder movement before and after a fatiguing exercise. J Orthop Sports Phys Ther. 2002 May;32(5):221-9.
  3. Wattanaprakornkul D, Halaki M, Boettcher C, Cathers I, Ginn KA. A comprehensive analysis of muscle recruitment patterns during shoulder flexion: an electromyographic study. Clin Anat. 2011;24(5):619-26.
  4. Phadke V, Ludewig PM. Study of the scapular muscle latency and deactivation time in people with and without shoulder impingement. J Electromyogr Kinesiol. 2013;23(2):469-75.
  5. Reed D, Cathers I, Halaki M, Ginn KA. Does load influence shoulder muscle recruitment patterns during scapular plane abduction? J Sci Med Sport 2016, 19(9): 775-60.
  6. Ortega-Cebrián S, Bagur-Calafat C, Whiteley R, Navarro R, Monné-Guasch L, Girabent-Farrés M. Subacromial Impingement Syndrome does not alter muscle onset activation patterns during shoulder cardinal movement at different speed and load. Musculoskelet Sci Pract. 2020;48:102161

NOTAS RELACIONADAS

UN GRAN DESCONOCIDO EN LAS LESIONES MUSCULARES: EL TEJIDO CONECTIVO DE LA MATRIZ EXTRACELULAR

Un editorial publicado en la revista The Orthopaedic Journal of Sports Medicine —en el que han participado miembros de los servicios médicos del club— propone considerar la arquitectura íntima de la zona afectada, valorar a la matriz extracelular como un actor fundamental en el pronóstico de la lesión.

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.