BIHUB PATH

septiembre 20, 2022

Psicología
Gestión de Lesiones

El papel de la psicología en el tratamiento de las tendinopatías

By BIHub Team.

La tendinopatía es una dolencia habitual tanto en deportistas aficionados como en deportistas de élite cuya persistencia puede provocar un impacto psicológico negativo y, en consecuencia, una recuperación complicada.

 

¿Qué es una tendinopatía y cómo afecta psicológicamente al paciente?

A menudo incapacitante, dolorosa y persistente, la tendinopatía describe un espectro de cambios que ocurren en los tendones dañados, que provocan dolor (relacionado con la actividad) y una función reducida (debido a la carga mecánica).

 

Si bien existen muchas modalidades terapéuticas para tratar las tendinopatías, los programas de ejercicio y carga siguen siendo el tratamiento principal y más efectivo. Y, sin embargo, en muchos casos la discapacidad puede persistir más de 12 meses, produciendo un impacto psicológico negativo en los pacientes (ver referencia 1,2 abajo). 

 

Como se explica en el estudio de Edgar N, Clifford C, O’Neill S, et al. Biopsychosocial approach to tendinopathy. BMJ Open Sport & Exercise Medicine (2022) -sobre el que se basa este artículo- en la mayoría de casos, los efectos inhabilitantes de las tendinopatías producen un gran impacto psicológico, impidiendo una rehabilitación óptima. Afortunadamente, cada vez hay más conciencia de la influencia que tienen los componentes psicológicos y psicosociales, como la autoeficacia y el miedo-evitación, en los resultados de la rehabilitación en la medicina musculoesquelética.3 Por ese motivo, un abordaje adecuado de los diferentes factores psicosociales podría mejorar su pronóstico y resultado.

La tendinopatía y el deportista de élite

 

En el caso de los deportistas de élite, especialmente en el fútbol, las estadísticas y los estudios no señalan especiales problemas con las tendinopatías (si bien las tendinopatías aquileas suelen ser más habituales que las rotulianas, por ejemplo). En cualquier caso, este dato es de dudosa veracidad, ya que las estadísticas solo suelen recoger datos sobre lesiones cuando impiden jugar al futbolista, ya sea en partidos y/o entrenamientos. 

 

Sin embargo, en el caso de los futbolistas profesionales, es muy difícil llegar a este extremo, ya que se monitoriza y valora toda lesión o molestia en estadios muy tempranos y en seguida se mantiene bajo control. Lo que sí se puede encontrar, aunque no lo reflejen los estudios epidemiológicos, son jugadores que, a pesar de arrastrar molestias, no dejan de jugar, pero tampoco rinden al 100 %.

 

El caso de los deportistas aficionados es distinto: se aprecia un número significativo de casos de tendinopatía avanzada de larga evolución que, en muchos casos, obliga a parar o a disminuir drásticamente su actividad.

 

El miedo, la ansiedad y la depresión afectan a la rehabilitación

En tendinopatías crónicas se ha demostrado que los factores psicosociales como el miedo, la ansiedad y la depresión afectan los niveles de dolor y discapacidad, perjudicando la rehabilitación (ver ref. 4, 5). Y es que en estas condiciones crónicas, la percepción de un individuo de su capacidad para reponerse influye en la relación entre el dolor y la discapacidad (ver ref. 6–8). Esto se define como autoeficacia: una alta autoeficacia se asocia con niveles más bajos de dolor y discapacidad, y un mejor funcionamiento físico en general (ver ref. 5).

 

Además de la autoeficacia, se ha demostrado que el miedo-evitación también influye en los resultados de la rehabilitación. Si el paciente entra en un ciclo de evitación del dolor e hipervigilancia,  el desuso y la evitación de la actividad física resultantes pueden convertirse en kinesiofobia, comenzando un ciclo dañino de cronicidad (ver ref. 9, 10).  Además, esto causa el desacondicionamiento del sistema musculoesquelético (ver ref. 11), que predispone a una lesión mayor.

El equipo médico frente a la psicología del paciente

Según la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor (IASP, por sus siglas en inglés) el dolor está influenciado en grados variables por factores biológicos, fisiológicos y sociales (ver ref. 12). Por eso, para el equipo médico, comprender cómo esos factores psicosociales pueden afectar la tendinopatía es esencial para educar a los pacientes sobre la posible influencia que estos tienen sobre el dolor experimentado

 

Es también importante concienciar a los pacientes de que no todo el dolor que sienten es dañino y que, en la tendinopatía, la presencia de dolor durante la rehabilitación es incluso aceptable (ver ref. 13). Así, la autoeficacia también puede mejorar si los pacientes comprenden que es poco probable que el dolor que experimentan cause una mayor degeneración del tendón. Teniendo todo esto en cuenta, es posible replantear la percepción del dolor que sienten los pacientes (ver ref. 11).

 

Sin embargo, para que este enfoque sea efectivo, se requiere una estrecha relación de confianza entre el equipo médico y los pacientes, capacidad para identificar sus barreras, además de comprender la respuesta aceptable al dolor de cada uno de ellos (ver ref. 14).

 

Empoderar al paciente

 

La educación del paciente tiene como objetivo brindarle una mayor comprensión de la afección que sufre(ver ref. 15). En condiciones crónicas como la tendinopatía, donde los programas de carga son el tratamiento inicial, educar a los pacientes es esencial para obtener resultados óptimos (ver ref. 3). Este elemento puede denominarse alfabetización en salud, definida como la capacidad que adquieren los pacientes de buscar y actuar sobre determinado tema relacionado con su salud (ver ref. 16, 17). Por eso, el objetivo de una educación exitosa del paciente siempre debe ser su empoderamiento, mediante el cual tiene la capacidad de autocontrolar su patología en mayor medida

 

Una de las dificultades más importantes en los programas de carga para tratar la tendinopatía es que más del 50 % de los pacientes los abandonan, lo que perpetúa aún más la cronicidad. Los pacientes deben comprender cómo les beneficiará el programa, siendo necesario derribar las barreras que impiden su adherencia al mismo. De hecho, se ha demostrado que el empoderamiento del paciente en la tendinopatía es clave para facilitar la adherencia y cumplimiento del tratamiento(ver ref.18).

 

El modelo biopsicosocial y la educación del paciente

 

Los tratamientos biopsicosociales reconocen y abordan los factores biológicos, psicológicos y sociales relacionados con el dolor y la discapacidad, considerándose actualmente como el enfoque más eficaz para el dolor crónico. Y aunque actualmente no existen ensayos sólidos que analicen cómo los factores psicosociales afectan los resultados clínicos en las tendinopatías, hallazgos en otras afecciones musculoesqueléticas ayudan a concluir que reformular las creencias del paciente respecto al dolor y el tratamiento de las tendinopatías reducirá el impacto que los factores psicosociales tienen en los resultados de la rehabilitación

 

De este modo, se evidencia que un modelo biopsicosocial que el paciente pueda seguir y aprender permitiría una recuperación más rápida. De hecho, el nivel de autoeficacia de un paciente puede ser un predictor más fiable y sólido de los resultados finales no quirúrgicos que los defectos estructurales que puedan observarse en las imágenes de las diferentes pruebas médicas(ver ref. 19, 20).

 

Referencias:
  1. Gillespie MA, M Cznik A, Wassinger CA, et al. Rotator cuff-related pain: patients’ understanding and experiences. Musculoskelet Sci Pract 2017;30:64–71. 
  2. Turner J, Malliaras P, Goulis J, et al. «It’s disappointing and it’s pretty frustrating, because it feels like it’s something that will never go away.» A qualitative study exploring individuals’ beliefs and experiences of Achilles tendinopathy. PLoS One 2020;15:e0233459. 
  3. Mallows A, Debenham J, Walker T, et al. Association of psychological variables and outcome in tendinopathy: a systematic review. Br J Sports Med 2017;51:743–8. 
  4. Woo AK. Depression and anxiety in pain. Rev Pain 2010;4:8–12.
  5. Martinez-Calderon J, Zamora-Campos C, Navarro-Ledesma S, et al. The role of self-efficacy on the prognosis of chronic musculoskeletal pain: a systematic review. J Pain 2018;19:10–34.
  6. te Wierike SCM, van der Sluis A, van den Akker-Scheek I, et al. Psychosocial factors influencing the recovery of athletes with anterior cruciate ligament injury: a systematic review. Scand J Med Sci Sports 2013;23:527–40. 
  7. Caneiro JP, Roos EM, Barton CJ, et al. It is time to move beyond ‘body region silos’ to manage musculoskeletal pain: five actions to change clinical practice. Br J Sports Med 2020;54:438–9. 
  8. Rondon-Ramos A, Martinez-Calderon J, Diaz-Cerrillo JL, et al. Pain neuroscience education plus usual care is more effective than usual care alone to improve self-efficacy beliefs in people with chronic musculoskeletal pain: a Non-Randomized controlled trial. J Clin Med 2020;9:2195. 
  9. Leeuw M, Goossens MEJB, Linton SJ, et al. The fear-avoidance model of musculoskeletal pain: current state of scientific evidence. J Behav Med 2007;30:77–94. 
  10. Kromer TO, Sieben JM, de Bie RA, et al. Influence of fear- avoidance beliefs on disability in patients with subacromial shoulder pain in primary care: a secondary analysis. Phys Ther 2014;94:1775–84. 
  11. Littlewood C, Malliaras P, Bateman M, et al. The central nervous system–an additional consideration in ‘rotator cuff tendinopathy’ and a potential basis for understanding response to loaded therapeutic exercise. Man Ther 2013;18:468–72. 
  12. Raja SN, Carr DB, Cohen M, et al. The revised international association for the study of pain definition of pain: concepts, challenges, and compromises. Pain 2020;161:1976–82. 
  13. Malliaras P, Cook J, Purdam C, et al. Patellar tendinopathy: clinical diagnosis, load management, and advice for challenging case presentations. J Orthop Sports Phys Ther 2015;45:887–98. 
  14. Smith BE, Hendrick P, Bateman M, et al. Musculoskeletal pain and exercise-challenging existing paradigms and introducing new. Br J Sports Med 2019;53:907–12. 
  15. Fereidouni Z, Sabet Sarvestani R, Hariri G, et al. Moving into action: the master key to patient education. J Nurs Res 2019;27:1–8. 
  16. Nutbeam D. The evolving concept of health literacy. Soc Sci Med 2008;67:2072–8.
  17. Paterick TE, Patel N, Tajik AJ, et al. Improving health outcomes through patient education and partnerships with patients. Proc 2017;30:112–3.
  18. Sandford FM, Sanders TAB, Lewis JS. Exploring experiences, barriers, and enablers to home- and class-based exercise in rotator cuff tendinopathy: a qualitative study. J Hand Ther 2017;30:193–9. 
  19. Dunn WR, Schackman BR, Walsh C, et al. Variation in orthopaedic surgeons’ perceptions about the indications for rotator cuff surgery. J Bone Joint Surg Am 2005;87:1978–84.
  20. Stubbs C, Mc Auliffe S, Mallows A, et al. The strength of association between psychological factors and clinical outcome in tendinopathy: a systematic review. PLoS One 2020;15:e0242568. 

KNOW MORE

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.