BIHUB PATH

mayo 19, 2022

Medicina

Cuando ninguna alternativa es suficiente: el caso particular de la recuperación del tendón de Aquiles

By BIHub team.

Algunos deportistas se refieren a ella como la lesión maldita. Quien siga la actualidad deportiva entenderá muy bien esas palabras: la ruptura del tendón de Aquiles es, a día de hoy, una lesión que, en el mejor de los casos, dejará a un deportista fuera de los terrenos de juego durante un largo periodo de tiempo. Futbolistas como David Beckham o baloncestistas como Kevin Durant o la internacional española Laura Gil han tenido que pasar por recuperaciones de un mínimo de seis meses de duración por culpa de esta dolencia. Sin embargo, se trata de deportistas que cuentan con todo un equipo de médicos deportivos especializados en tratar este tipo de lesión. Como podemos suponer, en el caso de, por ejemplo, una persona de edad avanzada, la perspectiva de recuperación es aún peor.

El problema no sólo está en el tiempo que se tarda en recuperar la funcionalidad de la parte afectada. Existe la posibilidad de una recaída que nos devuelva al estado previo a la intervención. El proyecto TriAnkle y los tratamientos biológicos nacen de esa necesidad: ofrecer una alternativa que demuestre tener un efecto exitoso a largo plazo.

 

Operar (o no): esa es la cuestión

El pasado 14 de abril, el editorial del prestigioso The New England Journal of Medicine arrancaba con un shakesperiano título que dejaba claras las alternativas actuales ante una lesión aguda del tendón de Aquiles: Surgery or Not Surgery (Cirugía o no cirugía). Sea un problema en ese tendón o en cualquier otro tejido articular, los tipos de actuación se reducen a emplear una terapia conservadora (básicamente rehabilitaciones) u optar por la reconstrucción quirúrgica mediante suturas o implantes. 

 

En ambos casos, suele ser necesario cerca de un año de tiempo para reparar el tendón y volver a realizar cualquier tipo de actividad deportiva. Tras ese periodo de tiempo, sólo cuatro de cada diez personas que sufren una rotura del tendón de Aquiles recuperan su nivel de actividad deportiva anterior a la lesión, y sólo uno de cada dos consideran tener un nivel de síntomas aceptable. Los datos también arrojan otra conclusión importante: el tipo de tratamiento apenas tiene efecto en el tiempo de recuperación.

 

A este problema se suma el del sustancial riesgo de recaída. Según se pudo observar en grandes ensayos aleatorios realizados con pacientes de entre 18 y 60 años, los tratamientos no quirúrgicos llevaban a un mayor peligro de volver a sufrir la misma lesión frente a quienes habían pasado por quirófano a pesar de haber recibido en todos los casos rehabilitación dinámica.

 

¿Cómo elegir el tratamiento más adecuado para cada tipo de paciente? A pesar de que actualmente en los hospitales existe una tendencia a operar, la edad y forma física del paciente es determinante. Para una persona joven y deportista puede estar indicado recurrir a la opción quirúrgica. En personas mayores, en cambio, una terapia conservadora puede ser la alternativa óptima. Ante quienes se mueven en la frontera de los 40 o 60 años, la incertidumbre crece. La elección se mueve, de esta forma y en cualquier caso, en ese difícil equilibrio entre evitar una cirugía y reducir el riesgo de una nueva ruptura del tendón. Siempre que no exista un tratamiento personalizado que se adapte a las necesidades individuales de cada paciente.

 

Una nueva perspectiva

La propuesta del proyecto TriAnkle, una iniciativa de la Comisión Europea en la que el FC Barcelona participa junto a otras once entidades, pretende hacer uso de dos materiales como el colágeno y la gelatina para fabricar matrices (scaffolds) que, combinadas con componentes bioactivos, contarán con cualidades regenerativas de la zona afectada. Una zona para la que se imprimirá en 3D un implante completamente adaptado a su forma y tamaño. El resultado ayudará a que el tratamiento biológico logre reducir los tiempos de recuperación y aumentar la recuperación final de la articulación lesionada.

 

Imaginemos ahora que a una terapia conservadora habitual para una persona mayor se añade un tratamiento biológico con plasma rico en plaquetas (PRP) que promoverá la reparación de los tejidos dañados. O que, ante una ruptura parcial, en lugar de optar por defecto a una operación se realice un tratamiento con células que mejore la regeneración y recuperación. Incluso existe un gran número de casos en que las rotura son crónicas, donde las personas hacen un tratamiento conservador y no les funciona bien. Una solución como la propuesta por TriAnkle permitirá a esos tendones, que han tenido una tendinopatía durante muchos años, puedan formar nuevas fibras de colágeno y, de alguna forma, volver a la vida.

 

¿Tratamiento biológico? ¿Con células? ¿De qué tipo? ¿Con o sin matriz? ¿Con o sin factores PRP? La solución siempre deberá adaptarse a las necesidades concretas del paciente, pero lo que está claro es que sólo mediante estudios científicos rigurosos podremos contestar a estas preguntas. Esta es la propuesta de TriAnkle: un tratamiento innovador que puede ofrecer el conjunto de todas estas nuevas terapias. Las necesidades de cada paciente son diferentes. Y gracias a la nueva medicina que llega gracias a proyectos como TriAnkle, las soluciones también.

 

This project has received funding from the European Union’s Horizon 2020 research and innovation programme under grant agreement No 952981.
UE

KNOW MORE

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.