BIHUB PATH

January 2, 2021

Medicina
Rendimiento Deportivo

Efectos del confinamiento en los deportistas

La pandemia ha llevado a muchos países a implementar diversas estrategias preventivas, siendo una de las más llamativas el confinamiento. La mayoría de personas, incluidos los deportistas, se han visto forzados a permanecer en sus casas para reducir la propagación del virus. Esta restricción de movimientos ha conllevado una reducción de actividad física, con las consiguientes consecuencias fisiológicas para todas las personas (por ejemplo, pérdida de masa muscular y fuerza, y deterioro de la capacidad cardiorrespiratoria y de la salud metabólica) pero especialmente para los deportistas al estar acostumbrados a realizar grandes cargas de entrenamiento.1

Efectos de periodos de inactividad

Diversos artículos científicos habían mostrado anteriormente los efectos negativos de varias semanas sin entrenar – o de disminuir la carga de entrenamiento – para los deportistas (conocido como ‘desentrenamiento’).2 Por ejemplo, un estudio reciente mostró que dos semanas de desentrenamiento son suficientes para reducir el rendimiento en un test intermitente de alta intensidad en futbolistas semi-profesionales, aunque no disminuyeron el rendimiento en otros marcadores de agilidad, fuerza o sprint.3 De forma similar, una revisión sistemática concluyó que periodos de desentrenamiento de 7 semanas (algo más parecido al periodo de confinamiento) en jugadores de rugby y fútbol americano suponía una pérdida de fuerza y potencia del 14.5 y el 0.4%, respectivamente.4  Además, dos semanas de desentrenamiento han mostrado empeorar la capacidad oxidativa muscular y el rendimiento interválico de alta intensidad en deportistas de fútbol de élite.5 Sin embargo, es importante mencionar que otros estudios en futbolistas han observado que, si durante ese periodo de desentrenamiento se incluye entrenamiento de alta intensidad pese a reducir el volumen hasta en un 30%, estas adaptaciones negativas parecen evitarse y se puede conseguir incluso mejoras en el rendimiento.5,6 Por ello, actualmente se recomienda incluir entrenamientos de alta intensidad para mantener las adaptaciones en periodos en los que el volumen de entrenamiento se ve disminuido (como ocurre, por ejemplo, en vacaciones).2

Efectos del confinamiento en deportistas

En base a toda esta evidencia, durante el pico de la pandemia se preveía en diversos artículos que los deportistas de élite iban a sufrir un cierto nivel de ‘desentrenamiento’ durante las semanas de confinamiento.7,8 Sin embargo, no ha sido hasta hace relativamente poco tiempo cuando ha comenzado a salir la evidencia al respecto.

Por ejemplo, un estudio realizado por el grupo del Dr. Jesús Pallarés en 18 ciclistas profesionales ha mostrado que, pese a ser un deporte que ha podido mantener relativamente las cargas de entrenamiento durante el confinamiento gracias al uso del rodillo, los deportistas disminuyeron su volumen de entrenamiento en un 34% de media, lo que se tradujo en una pérdida de rendimiento en tests de 5 (12% de media) y 20 minutos (9% de media).9

Por otro lado, un estudio liderado por Marc Madruga Parera, preparador físico del segundo equipo del FC Barcelona, ha analizado los efectos de 49 días de confinamiento en 30 jugadores de futbol semi-profesionales.10 Para ello, evaluaron la fuerza de la musculatura isquiotibial gracias al ejercicio ‘Nordic Hamstring’ usando un análisis de video como hemos comentado en anteriores artículos , lo que les permitió monitorizar los niveles de fuerza a distancia. Como se muestra en la Figura 1, el ángulo de ‘breakpoint’ durante dicho ejercicio disminuyó un 4.4% entre los días 14 y 49 del confinamiento, lo que se traduce en una pérdida de fuerza excéntrica del 14%.10 Estas adaptaciones son especialmente preocupantes, pues como hemos comentado en anteriores ocasiones, una baja fuerza de la musculatura isquiotibial es un importante factor de riesgo de lesión.

Figura 1. Efecto de 49 días de confinamiento en el ángulo de caída (breakpoint) y la fuerza excéntrica medidos en el ejercicio Nordic en futbolistas. Imagen obtenida de Moreno-Pérez (2020).10

Por otro lado, un estudio realizado por investigadores brasileños analizó a 23 jugadores de futbol profesional antes y después de 63 días de confinamiento, y compararon dichos cambios con los producidos durante 24 días de vacaciones el año anterior.11 Los resultados mostraron que el confinamiento indujo una mayor ganancia de peso corporal y grasa, y empeoró en mayor medida el rendimiento en sprint (10 y 20 metros) y salto.

Es importante remarcar que estas adaptaciones no solo supondrán un peor rendimiento al volver a la práctica deportiva, sino que conllevarán además muy probablemente un mayor riesgo de lesión. Por ejemplo, en el 2011 se dio un parón deportivo de más de 3 meses en la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) como consecuencia de una huelga, durante la cual los deportistas no pudieron entrenar de forma normal, acudir a sus instalaciones deportivas, y ni siquiera tener contacto frecuente con los servicios médicos. Tras la vuelta a la práctica deportiva, se dispararon las lesiones deportivas. Así, mientras que en las anteriores temporadas se daban aproximadamente 5 lesiones del tendón de Aquiles durante toda la temporada, en la temporada posterior a la huelga se dieron 10 lesiones solo durante los primeros 12 días de vuelta a la práctica deportiva (Figura 1).12

Conclusiones

En resumen, periodos de desentrenamiento tan largos como los producidos por el confinamiento pueden suponer una pérdida importante de rendimiento incluso en jugadores que han tratado de mantener sus niveles de entrenamiento en sus casas (ya sea con circuitos de fuerza, ejercicios de alta intensidad, etc.), lo cual puede aumentar además el riesgo de lesión. Estas adaptaciones deben ser tenidas en cuenta por el cuerpo técnico para realizar un aumento progresivo de las cargas de entrenamiento y del nivel de competición con la vuelta a la normalidad.

 

Pedro L. Valenzuela

 

Referencias

  1. Narici M, De Vito G, Franchi M, et al. Impact of sedentarism due to the COVID-19 home confinement on neuromuscular, cardiovascular and metabolic health: Physiological and pathophysiological implications and recommendations for physical and nutritional countermeasures. Eur J Sport Sci 2020; 0: 1–22.
  2. Mujika I, Padilla S. Detraining: Loss of training induced physiological and performance adaptation. Part I. Short term insufficient training stimulus. Sport Med 2000; 30: 79–87.
  3. Joo CH. The effects of short term detraining and retraining on physical fitness in elite soccer players. PLoS One 2018; 13: 1–15.
  4. McMaster DT, Gill N, Cronin J, et al. The development, retention and decay rates of strength and power in elite rugby union, rugby league and american football: A systematic review. Sport Med 2013; 43: 367–384.
  5. Christensen PM, Krustrup P, Gunnarsson TP, et al. VO2 kinetics and performance in soccer players after intense training and inactivity. Med Sci Sports Exerc 2011; 43: 1716–1724.
  6. Thomassen M, Christensen PM, Gunnarsson TP, et al. Effect of 2-wk intensified training and inactivity on muscle Na +-K+ pump expression, phospholemman (FXYDI) phosphorylation, and performance in soccer players. J Appl Physiol 2010; 108: 898–905.
  7. Andreato L V., Coimbra DR, Andrade A. Challenges to Athletes During the Home Confinement Caused by the COVID-19 Pandemic. Strength Cond J 2020; 42: 1–5.
  8. Sarto F, Impellizzeri F, Spörri J, et al. Impact of potential physiological changes due to COVID-19 home confinement on athlete health protection in elite sports: a call for awareness in sports programming. Sport Med; In press.
  9. Muriel X, Courel-Ibáñez J, Cerezuela-Espejo V, et al. Training Load and Performance Impairments in Professional Cyclists During COVID-19 Lockdown. Int J Sport Physiol Perform; In press.
  10. Moreno-Pérez V, Del Coso J, Romero-Rodríguez D, et al. Effects of home confinement due to COVID-19 pandemic on eccentric hamstring muscle strength in football players. Scand J Med Sci Sport 2020; 30: 2010–2012.
  11. Grazioli R, Loturco I, Manfredini Baroni B, et al. COVID-19 quarantine is more detrimental than traditional off-season on physical conditioning of professional soccer players. J Strength Cond Res; In press.
  12. Myer GD, Faigenbaum AD, Cherny CE, et al. Did the NFL lockout expose the achilles heel of competitive sports. J Orthop Sports Phys Ther 2011; 41: 702–705.

 

KNOW MORE

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.