BIHUB PATH

15 mayo, 2020

CONSECUENCIAS DEL CONFINAMIENTO EN LOS DEPORTISTAS PROFESIONALES

Salud y Bienestar
Rendimiento Deportivo

APÚNTATE AL CERTIFICADO EN PSICOLOGÍA DEL DEPORTE PARA EL DESARROLLO DE ATLETAS

únete ahora
318K

No hay precedente alguno para la situación que ha vivido el deporte profesional de todo el mundo como consecuencia de la pandemia de coronavirus. La inmensa mayoría de deportistas han tenido que enfrentarse, ante todo, a la incertidumbre. Una interrupción de los entrenamientos, las competiciones, la vida competitiva, y todo ello sin saber cuándo se volverá a la normalidad o mejorará la situación.

Las asociaciones y organismos médicos deportivos han advertido de que una interrupción indeseada e indefinida de la actividad profesional de los atletas y su aislamiento podría acarrear, entre otras consecuencias, miedo a quedarse atrás en la preparación física, pérdida de los apoyos familiares y sociales por el confinamiento, preocupación por los posibles contagios de COVID-19 de familiares y amigos, miedo a la enfermedad, tendencia a pensar excesivamente sobre el futuro y los próximos pasos que debería dar y preocupaciones financieras.

Esta situación de adversidad puede llevar a problemas anímicos y cuadros de ansiedad. Sobre todo, si ya había patologías previas como insomnio, trastornos obsesivos compulsivos o incluso depresión, que en este estado podrían agravarse. Los deportistas se enfrentan a varias fases de transición en su carrera, pero siempre estos cambios son previsibles y están de alguna manera bajo control. Cuando una interrupción de la actividad es en contra de su voluntad, las consecuencias que tiene la parada se pueden comparar a las de una lesión o las del retiro o jubilación deportiva.

Existe la creencia popular de que el deportista es más fuerte psicológicamente que un ciudadano medio. Tiene que afrontar retos que van más allá de sus capacidades, ha de hacerlo de manera continuada, demostrando una alta capacidad de resistencia, sufre un escrutinio constante de su desempeño y una exposición absoluta a críticas y a la opinión pública en medios y redes sociales. No obstante, las patologías mentales en los deportistas guardan proporciones similares a las de la población general. Incluso hay estudios que han encontrado que uno de cada cinco deportistas universitarios había atravesado etapas de depresión. La práctica deportiva está asociada a una mayor autoestima en diferentes facetas de la vida, pero cuando se desarrolla en entornos de competitividad profesional, aparecen factores estresantes potencialmente graves.

Históricamente, los estudios científicos sobre el deporte profesional detectaron desde los años 70 que el retiro de los atletas podía suponer desajustes en su identidad con consecuencias para su salud mental. Para cualquier persona, cualquier aspecto de la vida que afecte a su identidad, puede ser una fuente de estrés. Con las conclusiones de estas investigaciones, se pueden trazar algunas analogías con la situación actual de confinamiento y la suspensión indefinida de las competiciones y torneos.

La interrupción no deseada de la práctica deportiva profesional se puede traducir en una pérdida de autoestima por la desaparición de la relevancia de los actos del atleta. En el caso del retiro, ha habido situaciones en las que el deportista acusaba una “muerte social”. En el confinamiento, en un grado más leve, pueden haberse producido situaciones semejantes.

Durante la pandemia, también se han reproducido algunas situaciones que se consideran determinantes en la retirada de un deportista. Ha habido pérdida de estatus económico, de apoyo social y de admiradores. Son situaciones que afectan al estrés por medio de una sensación de impotencia y de aislamiento. Hay estudios en los que los deportistas encuestados hablaron del impacto de dejar de ver su nombre en los medios de comunicación todas las semanas. En el caso de la jubilación forzosa del deportista, hay situaciones en las que puede surgir una sensación de dependencia del deporte que trae asociada una fase de negación.

En la actual situación, puede repetirse un cuadro similar en el que, de postergarse aún más la reanudación de las competiciones, esa negación desemboque en una reacción de angustia. Un estudio sobre gimnastas canadienses encontró que un 70% de ellas tuvo problemas con la transición al término de sus carreras. Generalmente, se veían inmersas en un cuestionamiento existencial. Todo lo que era importante para ellas había perdido el sentido. Se hacían preguntas como ¿quién soy?, ¿dónde voy?, ¿qué viene ahora? Habían vivido hasta entonces llevando su cuerpo al límite, compitiendo consigo mismas por ver hasta dónde podían llegar. Una vida sin esos retos o alicientes las hacía sentir completamente desubicadas.

La literatura científica sobre este fenómeno también ha advertido reiteradamente sobre el problema de la “pérdida de camaradería”, el contacto diario con compañeros con los que realiza grandes viajes y comparte largas estancias en concentraciones. Es un problema que sufren los deportistas de equipo fundamentalmente, que han pasado desde la adolescencia hasta la madurez viviendo y desarrollándose en “entornos de vestuario”. La pérdida repentina de este apoyo podía llevar a situaciones de búsquedas compensatorias, un problema en el que en su caso extremo aparece el riesgo de abuso de sustancias. Numerosos estudios han detectado el caso de deportistas conscientes de que tienen que desarrollar una identidad y una vida al margen de su disciplina, pero se sienten incapaces de hacerlo. En algunos casos declararon ni siquiera saber cómo lograrlo.

De todos modos, los porcentajes de deportistas con problemas en una transición a priori previsible como el retiro varían según la disciplina y el alcance de los estudios. Sin embargo, sí que se han identificado situaciones de riesgo que establecen un perfil del atleta vulnerable. Los deportistas que viven entornos muy restringidos, con entrenamientos muy individualizados podrían haber sido los más expuestos por su falta de apoyos sociales. También, según el entorno socioeconómico y cultural del que proceda el deportista, existirá una mayor vulnerabilidad al daño psicológico si en su vida no ha desarrollado otras actividades o tiene otras metas diferenciadas de las deportivas.

En este sentido, en estas fases de transición resulta determinante el apoyo familiar a la hora de atenuar el estrés. Si el aliento de los allegados es fundamental durante la carrera de un deportista, tanto en los éxitos como en los fracasos, es todavía más importante cuando esta se acaba o se interrumpe. En los casos de confinamiento, habrá sido concluyente la cercanía o lejanía de la familia y el espacio del que se ha dispuesto en casa. Los deportistas que trabajan lejos de su lugar de origen en apartamentos de paso habrán sido los más frágiles. Un exceso de estrés o la pérdida de ilusión por el deporte puede ocasionar síndrome de burnout susceptible de derivar en una depresión, aunque su relación directa todavía no está clara en las investigaciones de medicina deportiva.

En el caso del estrés generado por una lesión, la literatura científica diferencia a los atletas que han tenido a su lado un entorno con el que han podido compartir sus sentimientos y los que no. Los que encontraron una salida a sus emociones, tuvieron más probabilidades de poder transformar una situación debilitante en una oportunidad de crecimiento y desarrollo. Fueron capaces de afrontar la adversidad como un reto. Además, las emociones positivas les generaron interés por la situación. Aprender, sumergirse en la novedad, les sirvió para experimentar un crecimiento psicológico mientras estuvieron parados. En la situación contraria, quienes se encontraron solos o en entornos poco propensos a la muestra de emociones negativas, se encontraron que al suprimir los sentimientos era más fácil caer en pensamientos obsesivos y aumentaba la dificultad de replantearse la situación en la que se encontraban.

Otro enfoque compatible con esta situación es cuando se dan ambos fenómenos comentados a la vez: el de los deportistas que se ven obligados a retirarse por una lesión. Cuando acontece una tragedia de estas características, la incertidumbre después de la planificación de una carrera desde una edad muy temprana puede afectar a la salud mental. En una situación como la actual, desde los deportistas que se encontraban en un momento óptimo de su carrera como los que habían podido llegar por fin a la élite o luchaban por ello, han visto truncada su trayectoria. Si su momento de forma no era bueno hasta la pandemia, su estado se puede comparar al de los que no logran superar problemas del pasado cuando dejan el deporte. Se ha detectado que los deportistas que han acumulado ira no expresada por dificultades o adversidades en su carrera, al cesar la actividad, pueden sentir amargura e ira. La ansiedad de conflictos sin resolver.

Para evitar todas estas posibles situaciones, en los deportes de equipo los entrenamientos a distancia de los equipos han priorizado el contacto humano que conserve el vínculo entre compañeros, como las sesiones gamificadas del FC Barcelona femenino. Entre los consejos que han difundido los expertos, destaca la sugerencia de modificar y replantearse las metas y objetivos a largo plazo y centrarse en el cuidado de la salud y actividades que sirvan parar eludir o reducir las preocupaciones por la crisis sanitaria.

 

 

El equipo Barça Innovation Hub

 

FUENTES:

Athlete Mental Health and Mental Illness in the era of COVID-19 – Australasian College of Sport and exercice physicians

El cese de la motivación: El síndrome del burnout en deportistas – Revista de psicología del deporte

Antecedentes y consecuencias del burnout en deportistas: estrés percibido y depresión – International Journal of Clinical and Health Psychology

Examining Hardiness, Coping and Stress-Related Growth Following Sport Injury – Journal of Applied Sport Psychology

Leaving Competitive Sport: Retirement or Rebirth? – Department of Sociology , University of Colorado , Colorado Springs

University sport retirement and athlete mental health: a narrative analysis – Qualitative Research in Sport, Exercise and Health

Coping with retirement from sport: The influence of athletic identity – Journal of Applied Sport Psychology

Forced Retirement From Elite Football In Australia. Journal of Personal and Interpersonal Loss – Journal of Personal and Interpersonal Loss

The Retirement Experiences of Elite, Female Gymnasts – Journal of Applied Sport Psychology

Adjusting to retirement from sport: narratives of former competitive rhythmic gymnasts – Qualitative Research in Sport, Exercise and Health

NOTAS RELACIONADAS

CÓMO LAS EXIGENCIAS FÍSICAS DE LOS FUTBOLISTAS VARÍAN SEGÚN SU POSICIÓN

Aunque existen varios estudios al respecto, muchos de ellos han analizado estas demandas abarcando solo unas pocas variables o empleando ventanas de tiempo muy amplias. Un nuevo estudio realizado por preparadores físicos del F.C. Barcelona ha analizado con mayor precisión varios de estos detalles.

UN GRAN DESCONOCIDO EN LAS LESIONES MUSCULARES: EL TEJIDO CONECTIVO DE LA MATRIZ EXTRACELULAR

Un editorial publicado en la revista The Orthopaedic Journal of Sports Medicine —en el que han participado miembros de los servicios médicos del club— propone considerar la arquitectura íntima de la zona afectada, valorar a la matriz extracelular como un actor fundamental en el pronóstico de la lesión.

¿DE QUÉ SE TRATA REALMENTE LA GESTIÓN DE LA CARGA?

En este artículo, Tim Gabbet y su equipo proporcionan una guía fácil de usar para los profesionales cuando describen a los entrenadores la finalidad general de la gestión de la carga.

DOS SEMANAS BASTAN PARA AUMENTAR EL VOLUMEN Y LA FUERZA MUSCULAR

Por primera vez se demuestra que no hacen falta meses de entrenamiento, sino que dos semanas de un ejercicio apropiado bastan para mejorar significativamente tanto el volumen como la fuerza muscular.

EJERCICIOS EXCÉNTRICOS: ESTUDIANDO “VACUNAS” PARA LOS MÚSCULOS

El entrenamiento mediante ejercicios excéntricos es importante para prevenir lesiones. Sin embargo, un entrenamiento intensivo puede ocasionar también un cierto daño muscular, que es preciso vigilar para reducir al máximo el riesgo de lesión.

EL NIVEL DE RESISTENCIA COMO MODERADOR DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

La resistencia cardiovascular de los deportistas se ha manifestado como un moderador del resultado de la carga a la que son expuestos.

¿Están los jugadores bien perfilados con relación al balón?

A través de la visión por computador podemos identificar algunos déficits en cuanto a la orientación corporal de los jugadores en diferentes situaciones del juego.

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.