BIHUB PATH

14 abril, 2021

Cómo salta la chispa de la creatividad en el deporte

Rendimiento Deportivo

APÚNTATE AHORA AL Certificado en Psicología para el Entrenador en el Alto Rendimiento

ÚNETE AHORA
318K

En 1968, Dick Fosbury asombró al mundo con una nueva técnica de salto de altura en los Juegos Olímpicos de México. Hasta entonces, el record del mundo lo tenía el soviético Valeri Brúmel, que saltaba con la técnica del rodillo ventral, de frente y salvando el listón en lo alto con un movimiento envolvente. Fosbury rompió todas las convenciones con su carrera en curva y saltando de espaldas en dirección transversal, pero ganó el oro y estableció un récord olímpico. El público, por primera y única vez, no jaleó la entrada del ganador de la maratón, que también se estaba produciendo en ese momento, ante la expectación que causó esta innovación. Hoy, todos los saltadores utilizan su técnica. Se ha discutido si su creatividad se debió a su imaginación o a sus limitaciones, pues estas, ya sean intrínsecas o impuestas por la tarea, son una buena fuente de creatividad debido a la necesidad de adaptación al contexto, pero la hipótesis que se impone es que se debió a un cambio fundamental en el propio contexto que abrió en Fosbury nuevas posibilidades de acción: la introducción de la colchoneta tras el listón.

Así lo creen los investigadores Dominic Orth, John van der Kamp, Daniel Memmert y Geert J.P. Savelsbergh en su artículo de 2017 Creative Motor Actions as Emerging from Movement Variability. Las acciones creativas dependen tanto de las características del individuo como del entorno en el que tienen que efectuarse, un planteamiento que difiere de los enfoques tradicionales que consideran que el cerebro, desde una posición jerárquica superior, idea acciones creativas que luego se llevarían a la práctica. Ese planteamiento diferenciaba entre generación de ideas y su ejecución, cuando ha quedado demostrado que la acción es parte constitutiva de la creatividad. Por tanto, las soluciones creativas surgirían solo en el acto, durante la acción, y no antes. Son un producto fruto de los constreñimientos individuales, de la tarea y del entorno. Sería incongruente desvincular la elaboración mental y la ejecución.

En la concepción tradicional de la conducta creativa, entendida como un proceso exclusivamente psicológico, quedaría definida por su originalidad, lo inusual de la decisión tomada; por su flexibilidad, la variedad o diversidad de esas acciones, y por su fluidez, el número de decisiones generadas en función de la variabilidad.

En la literatura científica, Joy Paul Gilford, en los años 70, distinguió dos operaciones para resolver un problema: El pensamiento convergente y el divergente. El primero se basa en la asociación de ideas para encontrar una respuesta, sería un esquema rígido; el segundo, en la presentación de gran variedad de respuestas para un mismo estímulo, una forma de pensamiento que no se basaría, como la anterior, en la experiencia. Gilford entendió que la creatividad era fruto de este pensamiento divergente. A su vez, E. Paul Torrance, en esa misma etapa, desligó el pensamiento de la acción y definió a la persona creativa como aquella que desarrollaba sensibilidad por las deficiencias de un proceso, lo que le motivaría a formular hipótesis o especulaciones para poder modificarlo. Ambos planteamientos sintetizan el aprendizaje y formación de un deportista.

En el desarrollo de su teoría, los investigadores Orth, van der Kamp, Memmert y Savelsbergh parten de que la ciencia siempre ha estado muy interesada en comprender la fuente de la creatividad. No en vano, juega un papel fundamental en los avances y la transformación que se alcanzan mediante el esfuerzo humano. En esta línea, generalmente se han desarrollado estudios en analizar cómo una persona genera ideas para resolver un problema. Si se entiende como creatividad la solución original pero viable a un problema, se ha concluido que las ideas creativas surgen de la variación de posibles soluciones. De modo que, cuanto mayor sea la variabilidad, es más probable que surja una idea creativa. Algo similar sucede en el deporte.

Hay investigadores, como David Cárdenas Vélez, coautor de Neurociencia, Deporte y Educación, que consideran que, en este sentido, el rol del entrenador es determinante para fomentar la creatividad de un deportista o, por el contrario, para inhibirla, como suele ser habitual con el empleo de metodologías con estrategias didácticas dirigidas a reproducir modelos cerrados de comportamiento que limiten los grados de libertad y/o diseñen tareas con poca variabilidad.

La variabilidad siempre estará determinada por las características contextuales en las que emerjan las acciones motrices. Es decir, serán creativas en función del individuo, como de la tarea y del entorno. Esta capacidad, denominada creatividad motora, está relacionada con la adaptabilidad al medio. Es una forma de actuación adaptativa a situaciones nuevas, que en el contexto deportivo se plantean continuamente.

Los entrenadores del fútbol formativo del FC Barcelona diseñan Situaciones Simuladoras Preferenciales (SSP) que dan soporte a esta creatividad motor, por el hecho de usar los procedimientos básicos propuestos por el Área de Metodología (rondo, juego de posición y juego de situación, principalmente). Todos ellos tienen la intrínseca particularidad de simular contextos de alta especificidad abiertos. Es decir, no limitan excesivamente al jugador mediante la reducción de sus grados de libertad, ya sea a partir de reglas o de consignas verbalizadas por el entrenador, asegurando que el jugador deba adaptarse al contexto cambiante que acontece y que, por tanto, emergerá la creatividad motora a partir de su entrenada flexibilidad. Se considera que los jugadores flexibles podrán adaptarse mejor a múltiples contextos de juego, especialmente a aquellos que se alejen de lo experimentado en un mayor número de ocasiones durante las prácticas de entrenamiento y competición (Damunt y Guerrero, 2021).

De hecho, en el documento de sesión de práctica, los entrenadores son invitados a reflexionar sobre si sus diseños de SSPs son de matiz exploratorio, orientado o de juego específico. Las SSP orientadas reducen ligeramente los grados de libertad de los jugadores y/o introducen reglas que guían o facilitan la toma de decisiones del jugador. En este caso, no se genera un contexto óptimo para la creatividad del jugador, pero sin embargo puede servir, por ejemplo, para que los jugadores (especialmente noveles) puedan atender a ciertas fuentes de información que el entrenador considere interesantes, facilitando su percepción, así como la comprensión de lo que sucede en este contexto cuando se realiza una acción, por ser este más estable, más proclive a que ciertas acciones conlleven similares modificaciones del contexto en respuesta a la acción.

Por otro lado, tenemos el ya comentado diseño exploratorio. En ellos, generalmente, el jugador actúa con mayores grados de libertad, aumentando la variabilidad de las acciones y permitiendo una adaptación al contexto de múltiples maneras, de acuerdo con las posibilidades de acción que emerjan, también en interacción con sus habilidades y capacidades. Sin embargo, se suele complementar este contexto abierto de práctica con algún constreñimiento o restricción en determinada dimensión de los jugadores. Como se ha comentado al inicio, estas restricciones son una buena manera de perturbar al jugadorpara que, en tanto que querrá seguirsiendo eficiente en su juego, deberá adaptarse atendiendo a las limitaciones que se le proponen realizando acciones no habituales, es decir, creativas.

Por último, como una mezcla de ambos tipos de diseño anteriores, existe el juego específico: conserva las características necesarias para que el jugador se desarrolle con la libertad necesaria para dar soporte a la creatividad, pero es ligeramente orientado porqué incorpora las reglas del propio juego (fuera de juego, existencia de porterías y área de meta, etc) y, opcional y habitualmente, demarcaciones y estructuras propias del día de partido que orientan aún más a los jugadores que participan, en este caso a ciertos tipos de comportamientos relacionados con su rol.

Es interesante la optimización de las acciones creativas, puesto que, en primer lugar, son un signo evidente que el jugador que las realiza posee las habilidades necesarias para adaptarse a lo que acontece en el juego, que es la base para tener éxito en un juego de tan alta imprevisibilidad como el fútbol y, en segundo lugar, porqué en determinados casos, si la creatividad no se circunscribe solamente en acciones nuevas para el ejecutante si no también poco habituales o esperables para los oponentes, resultan imprevisibles para los rivalesgenerando incertidumbre y sorpresa en ellos.

Además, se constata en investigaciones como Executive Functions Predicts the Success of Top-Soccer Players, que en fútbol existe una relación entre creatividad y rendimiento. Los jugadores que más goles y asistencias consiguieron durante una temporada (jugadores y jugadoras de la liga sueca) fueron los que mayores niveles de flexibilidad cognitiva mostraron. Del mismo modo, en Qualitative and quantitativechange in thedynamics of motor learning se comprobó que, durante el aprendizaje de una disciplina deportiva, si el alumno había podido descubrir y desarrollar nuevas soluciones de coordinación y control (conceptos que hacen referencia a cómo un deportista modifica su comportamiento durante el aprendizaje) esta libertad estaba asociada a mejoras en su rendimiento.

En su trabajo, Orth, van der Kamp, Memmert y Savelsbergh centran su atención en tipos de entrenamiento en los que se juega con cambios de distancias para estimular la creatividad de los deportistas. Se citan casos como alejar la canasta de los jugadores de baloncesto o el saco de los boxeadores, es decir, manipular los constreñimientos de un juego o una disciplina durante su práctica. Eso los lleva a concluir que las estrategias metodológicas deben evolucionar hacia el empleo de tareas motoras que fomenten en los participantes la búsqueda activa de soluciones, eso es, fundamentalmente, tareas de diseño exploratorio.

 

Xavier Damunt – miembro del Área de Metodologia del FC Barcelona

 

Bibliografía:

Damunt, X. & Guerrero, I. (2021). El entrenamiento sistémico basado en las emociones. FdL

Orth D, van der Kamp J, Memmert D, Savelsbergh GJP. Creative Motor Actions As Emerging from Movement Variability. Front Psychol. 2017

Vestberg T, Gustafson R, Maurex L, Ingvar M, Petrovic P (2012) Executive Functions Predict the Success of Top-Soccer Players.

Liu YT, Mayer-Kress G, Newell KM. Qualitative and quantitative change in the dynamics of motor learning. J Exp Psychol Hum Percept Perform. 2006

VV.AA (Wanceulen Editorial, 2018) “Neurociencia, Deporte y Educación)

NOTAS RELACIONADAS

CÓMO LAS EXIGENCIAS FÍSICAS DE LOS FUTBOLISTAS VARÍAN SEGÚN SU POSICIÓN

Aunque existen varios estudios al respecto, muchos de ellos han analizado estas demandas abarcando solo unas pocas variables o empleando ventanas de tiempo muy amplias. Un nuevo estudio realizado por preparadores físicos del F.C. Barcelona ha analizado con mayor precisión varios de estos detalles.

UN GRAN DESCONOCIDO EN LAS LESIONES MUSCULARES: EL TEJIDO CONECTIVO DE LA MATRIZ EXTRACELULAR

Un editorial publicado en la revista The Orthopaedic Journal of Sports Medicine —en el que han participado miembros de los servicios médicos del club— propone considerar la arquitectura íntima de la zona afectada, valorar a la matriz extracelular como un actor fundamental en el pronóstico de la lesión.

¿DE QUÉ SE TRATA REALMENTE LA GESTIÓN DE LA CARGA?

En este artículo, Tim Gabbet y su equipo proporcionan una guía fácil de usar para los profesionales cuando describen a los entrenadores la finalidad general de la gestión de la carga.

DOS SEMANAS BASTAN PARA AUMENTAR EL VOLUMEN Y LA FUERZA MUSCULAR

Por primera vez se demuestra que no hacen falta meses de entrenamiento, sino que dos semanas de un ejercicio apropiado bastan para mejorar significativamente tanto el volumen como la fuerza muscular.

EJERCICIOS EXCÉNTRICOS: ESTUDIANDO “VACUNAS” PARA LOS MÚSCULOS

El entrenamiento mediante ejercicios excéntricos es importante para prevenir lesiones. Sin embargo, un entrenamiento intensivo puede ocasionar también un cierto daño muscular, que es preciso vigilar para reducir al máximo el riesgo de lesión.

EL NIVEL DE RESISTENCIA COMO MODERADOR DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

La resistencia cardiovascular de los deportistas se ha manifestado como un moderador del resultado de la carga a la que son expuestos.

¿Están los jugadores bien perfilados con relación al balón?

A través de la visión por computador podemos identificar algunos déficits en cuanto a la orientación corporal de los jugadores en diferentes situaciones del juego.

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.