BIHUB PATH

4 octubre, 2019

CÓMO LA EPIDEMIOLOGÍA LESIONAL PODRÍA AYUDAR A ENTENDER Y GESTIONAR MEJOR LAS LESIONES EN EL BALONCESTO PROFESIONAL

Medical services and wellness
160K

En el baloncesto, como en cualquier otro deporte profesional, la posibilidad de un cambio en el paradigma médico constituye una noticia de gran trascendencia. El descubrimiento de nueva información sobre las lesiones, en especial aquellas que provocan periodos de time loss (periodos de baja) en los jugadores, que son las que más preocupan a equipos y aficionados, podría producir un replanteamiento no solo para la preparación física y atención médica, sino también para la mejor optimización del rendimiento deportivo. Un estudio de reciente publicación apunta a ese cambio de paradigma. Pero, ¿a qué nos referimos concretamente cuando hablamos de un nuevo paradigma?

Tradicionalmente se ha considerado que la lesión más frecuente en el baloncesto y la que causa más bajas en los equipos era la lesión de tobillo. Aunque la bibliografía científica sobre la epidemiología del baloncesto no es muy amplia, se pensaba que los problemas de tobillo distinguían al baloncesto del fútbol, donde las lesiones musculares son las que presentan una mayor incidencia muy por encima de otros tipos de lesión. Esta idea ha dictado cuáles eran las necesidades médicas primordiales del baloncesto, determinando los protocolos de entrenamiento y prevención de lesiones. Sin embargo, es una idea que podría empezar a cambiar a raíz de los últimos estudios científicos, uno de ellos el recientemente publicado en la revista científica Orthopaedic Journal of Sports Medicine. Dicho estudio está encabezado por el doctor Gil Rodas, responsable del área Médica del Barça Innovation Hub y médico del primer equipo de básquet del FC Barcelona durante el periodo del estudio (2007 al 2015) y el profesor/investigador de la Universidad de Vic – Universidad Central de Catalunya (UVic-UCC), Martí Casals que, además, colabora como bioestadístico y experto en epidemiología del departamento de Ciencias del Deporte del FC Barcelona – Barça Innovation Hub. El estudio apunta en una nueva dirección: en el baloncesto, contrariamente a lo que siempre se ha creído, también podrían ser las lesiones musculares las que provocan bajas con mayor frecuencia.

Gil Rodas y Toni Bové
Martí Casals

Hace nueve años, el doctor Rodas observó la tendencia de que quizá las lesiones musculares podrían ser más frecuentes en el equipo de baloncesto. Como la preponderancia de las lesiones musculares sobre las de tobillo no entraba dentro del paradigma generalmente aceptado, empezó a recopilar datos de manera paralela a su actividad clínica para el equipo. Con el fin de contrastar la nueva hipótesis, y siguiendo el método científico, le propuso al profesor/investigador Casals trabajar con un pensamiento estadístico y científico una aproximación epidemiológica del problema. Así se inició ese estudio que se ha fraguado mediante un intenso trabajo de campo, pero que ha ido mucho más allá de la mera acumulación de datos, porque se aplicó un enfoque multidisciplinar para interpretar los datos recogidos. En el estudio ha participado también un equipo de profesionales e investigadores: Daniel Medina, exmédico del primer equipo de futbol del FC Barcelona y con experiencia en la NBA (Philadelphia 76ers); Toni Caparrós, expreparador físico del FC Barcelona y también con experiencia en la NBA; el médico especialista en prevención de lesiones Dai Sugimoto de Harvard Medical School; el médico especialista en deporte de alto rendimiento Bruce Hamilton del Millennium Institute of Sport and Health; el fisioterapeuta Toni Bové, cuya amplia experiencia en la élite incluye mas de tres décadas en el primer equipo de baloncesto del F.C. Barcelona; y un profesor/investigador especialista en estadística, Klaus Langohr de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC) y del grupo de investigación GRBIO de la misma universidad. Todas estas aportaciones han permitido combinar la experiencia profesional in situ de cada uno de ellos con el bagaje académico, para construir, corregir y refinar una base de datos elaborada mediante un estrecho seguimiento del equipo, todo ello según un método científico que ha implicado «plantear un problema, recopilar la información, corrigiendo y controlando con rigor los posibles errores o sesgos y efectuar un primer análisis descriptivo».

Los resultados de este estudio sobre epidemiología lesional en un equipo profesional de baloncesto (F.C. Barcelona) parecen corroborar el patrón de la hipótesis inicial sobre la nueva tendencia de lesiones musculares, en equipos profesionales; no parece lo mismo en el baloncesto académico. Las lesiones de tobillo, que eran consideradas las más típicas del baloncesto, en este estudio parecen indicar que ya no son las que causan más bajas.

 Tasas de incidencia de pérdida de tiempo (TL, por sus siglas en inglés) y atención médica (MA, por sus siglas en inglés) según los 2 tipos de lesiones evaluadas (esguinces de tobillo y distensiones musculares) por temporada-año.

El profesor Casals puntualiza que el resultado del estudio es de momento solo una fotografía de la hipótesis en el ámbito de un equipo concreto, «parece que en otros equipos y en otras ligas, como la NBA, están teniendo el mismo problema.» Esto podría cambiar la visión de algunos de los staffs que trabajan en la medicina deportiva de este deporte y, además, sugiere nuevas preguntas. Una de ellas, por ejemplo, sobre la propia competición: la posibilidad de que una agenda de partidos menos apretada reduzca la incidencia y gravedad de las lesiones. En opinión del doctor Rodas, «una mayor densidad de partidos y una mayor intensidad del juego implican una menor recuperación y, por tanto, un mayor riesgo de lesiones musculares», algo en lo que coincide el profesor Casals: «el baloncesto ha cambiado mucho en cuanto al contacto físico, la rapidez y la exigencia». Esta explicación, además, es consistente con lo que sucede en el baloncesto de divisiones inferiores, donde sí continúan predominando las lesiones de tobillo como se esperaba; según el doctor Rodas, «la técnica individual de los jugadores jóvenes aún está por desarrollar y no tienen un fisioterapeuta que les esté vendando el tobillo todos los días.» De hecho, a medida que las competiciones amateurs vayan pareciéndose más a las profesionales en cuanto al nivel de exigencia, la incidencia de lesiones musculares «también podría influir en cómo se enfoca el periodo formativo de los jugadores», tal como se referencia en noticias recientes sobre la incidencia de lesiones en jugadores jóvenes.

Estamos, pues, a las puertas de una nueva concepción de los condicionantes médicos del baloncesto profesional. Esto podría influir sobre nuevas estrategias de prevención. Y quizás la primera debería tener en cuenta la organización de la competición, por ejemplo recortando el número de partidos que, según el doctor Rodas, «podría ser la primera estrategia preventiva, además de potenciar que se trabaje más en la recuperación a nivel fisioterapéutico y revisar si los calentamientos requieren ejercicios específicos y más enfocados en el aspecto muscular».

Un nuevo modelo explicativo de las lesiones podría demandar la adopción de nuevas medidas; la preocupación sobre las lesiones crece en ligas como la NBA, donde algunas estrellas se quedan sin jugar partidos clave y se sugiere la conveniencia de que dichas estrellas estén supervisadas por sus propios doctores. Un deporte profesional no solo evoluciona gracias a la aportación de los grandes jugadores o a la aplicación de nuevas tácticas sobre la cancha, sino que las colaboraciones entre los practicantes de un staff e investigadores de las ciencias del deporte y medicina deportiva pueden contribuir con nuevo conocimiento que ayude a seguir cuestionándose y entender problemas reales de la medicina. Esperemos que durante los siguientes años sigamos viendo esta estrecha comunicación entre profesionales de un staff y la ciencia, para que el resultado de estudios como este no solamente se queden en una enumeración científica sino también en un visible paso adelante en la evolución del deporte de la canasta.  

 

El equipo Barça Innovation Hub

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.