BIHUB PATH

24 diciembre, 2019

CÓMO AFECTA LA TREGUA DE NAVIDAD DE 1914 A LAS INICIATIVAS MODERNAS DE PAZ

318K

En un día frío y ventoso en el medio del campo, dos grupos de hombres con creencias muy distintas, se ajuntaron uno al lado del otro. Desapercibidos por algunos en el mundo exterior, estos hombres compartían un lazo común que ha resistido el paso del tiempo. Más de 90 años después, un grupo similar de 22 hombres se situaba en el mismo campo fuera de Ypres en Bélgica, para conmemorar el lugar en donde las tropas británicas y alemanas bajaron sus armas y jugaron al fútbol para celebrar la Navidad lejos de casa.[1] Así como los soldados de varias generaciones anteriores a ellos, estos guerreros modernos dejaron de lado sus diferencias y jugaron un partido simbólico en donde el mayor logro no fue el resultado final sino el recuerdo de cómo enemigos mortales fueron capaces de unirse en el medio de una guerra.

Esta publicación hace preguntarnos: ¿cómo es posible que recordar eventos deportivos significativos, como la Tregua de Navidad, motive a iniciativas contemporáneas de paz relacionadas con el deporte a través de la memoria del conflicto?

Para entender cómo el recuerdo puede ser una factor integral en iniciativas de paz relacionadas al deporte, podemos observar una de las primeras instancias registradas del uso del fútbol que creó una pequeña ventana de paz en una era conflictiva. La Tregua de Navidad en 1914[2] es uno de los pocos momentos en la historia militar moderna, donde ambas partes del conflicto bajaron sus armas y se unieron en “tierra de nadie” para celebrar un evento compartido.

Al enterarse de la “tregua no oficial”, los altos mandos de ambos bandos estaban enfurecidos por las acciones de sus oficiales no comisionados (NCOs por sus siglas en inglés) y buscaron terminar con “esta maravillosa situación”. [3] La Tregua comenzó en Nochebuena con soldados alemanes cantando “himnos y canciones conocidas por ambas naciones… comprensiblemente (de acuerdo a un soldado británico) comenzamos a sentir nostalgia.”[4] Frank y Michael Wary, dos miembros de la London Brigade, estaban en las trincheras esa noche y relataron:

Un batallón de la décima División en nuestro flanco izquierdo organizó un partido de fútbol contra un equipo alemán – uno de sus miembros encontró en la unidad opuesta a un compañero de su club local de fútbol de Liverpool que también era peluquero! Se intercambiaron muchos souvenirs… Se formó un grupo de trabajo conjunto para enterrar a los hombres y animales muertos… Se mejoró el ambiente en el que íbamos a seguir viviendo hasta Pascua. [5]

A pesar de que la fugaz paz que evolucionó en medio de la guerra durante Navidad no fue replicada desde 1914, organizaciones que promueven la paz e investigadores han buscado, hasta cierto punto, entender cómo el recuerdo de eventos pacíficos afecta a sociedades divididas.

Memoria y conflicto

Bell define la memoria colectiva como “percepciones colectivas del pasado que vinculan al pasado, presente y futuro a una historia colectiva y simplificada.”[6] Es a través de la memoria colectiva de un grupo que somos capaces de usar eventos del pasado para ayudar a formular políticas y a desarrollar herramientas para promover la paz. La sección anterior describe una observación de dos hermanos sobre un evento especial. Desafortunadamente, ya que el evento fue espontáneo y liderado por los oficiales no comisionados, nunca fue documentado adecuadamente y los acontecimientos del día se reconstruyeron a través de relatos de soldados heridos que fueron recopilados en el frente.[7]

Estos relatos del evento tal como lo recordaron otros soldados y escrito por historiadores, ha permitido a los investigadores reconstruir los acontecimientos de la Tregua de Navidad.[8] En otras palabras, la gran cantidad de relatos de soldados valida este histórico evento.

Cuando se trata de memoria y conflicto, es importante abordar el rol del trauma y la experiencia compartida. Alexander manifiesta que el trauma ocurre “cuando individuos y grupos sienten que han sido sometidos a un horrible evento que deja marcas imborrables en su conciencia ya que se fijará en su memoria para siempre y cambiará su futuro en formas irrevocables.”[9] Aplicando esto a la Tregua de Navidad, se puede discutir que el trauma de la guerra de trincheras afectó de la misma forma a los soldados de ambos lados. Su experiencia compartida, situada en el marco de una celebración en común, permitió que ambas partes se unieran y rehumanizaran en torno al espíritu deportivo. Según lo declarado por los hermanos Wary, la culminación de esto fue cuando dos soldados británicos y alemanes se dieron cuenta de que se conocían de antes de la guerra e incluso después de que fueron obligados a reanudar la pelea, “el ánimo en la trincheras cambió en los siguientes meses”.[10]

Al examinar más a fondo el caso de los hermanos Wray, se puede observar que la ventana para recurrir al trauma como herramienta para la unificación se puede perder tan fácil como se puede establecer. Al final del relato, se transmitió que la brigada de los hermanos fue sacada del frente para un período de descanso pero, desafortunadamente, después de una semana se encontraron envueltos en la segunda Batalla de Ypres durante la cual la mayoría del batallón falleció.”[11]

La Tregua de Navidad fue una oportunidad para consolidar la paz, sin embargo, fue perdida por el mando superior, igualmente era inalcanzable en el contexto global de esta guerra. Es en éstos precisos momentos en que los pacificadores modernos tienen que trabajar más duro para encontrar soluciones a conflictos para que las oportunidades sean alcanzables. Aunque dejar pasar el momento oportuno en el trauma colectivo es negar una oportunidad para la consolidación de la paz, en la memoria colectiva no se pierde tan fácilmente. La conmemoración de la Tregua de Navidad muchos años después, es una clara evidencia de esto: ninguna de las partes olvidó la importancia del cese. El trauma compartido, cuando se introduce en el momento justo, y la memoria colectiva de un evento son dos poderosas herramientas que los pacificadores han comenzado a usar cuando desarrollan iniciativas relacionadas al deporte en sociedades divididas.

Conclusión

Para conmemorar la Tregua de Navidad de 1914 los militares británicos y alemanes organizaron un partido de fútbol el 11 de noviembre de 2008 entre soldados modernos de los regimientos que se decía que habían jugado en el partido original.[12] Casi reflejando el resultado original (Alemania 3-2), el partido terminó 2-1 ganando Alemania nuevamente.[13] El resultado más importante del partido conmemorativo no fue el final sino la relación y el entendimiento que fue reavivado entre dos potencias históricamente enemigas. La Tregua no sólo fue conmemorada para recordar a aquellos que dieron sus vidas en la Gran Guerra sino también para recordar a aquellos hombres valientes que estaban dispuestos a cruzar límites físicos, metafóricos y a romper barreras que fueron construidas para deshumanizar a las personas del otro lado.

Desafortunadamente, se debe mencionar que el uso del deporte en áreas de conflicto no viene sin riesgos potenciales o carencias. Profesionales y académicos están aprendiendo a minimizar los posibles elementos tóxicos (por ejemplo: racismo, sensibilidad cultural y rivalidades) que están asociados a introducir el deporte en una sociedad dividida. Para que las iniciativas deportivas sean realmente exitosas no hay que hacer sólo lo básico, los movimientos individuales deben estar comprometidos y la sociedad como la política necesita entender la importancia de los objetivos de la pacificación.

Darnell señala que el deporte no alivia la importancia de un compromiso político con la paz; en el mejor de los casos el deporte ofrece un punto de inicio a las conversaciones y a la lucha por la paz.[14] Esta noción es el corazón del debate sobre el deporte como herramienta para la consolidación de paz en sociedades divididas. Esto no significa que las personas no deban intentar introducir nuevas iniciativas relacionadas con el deporte en una sociedad dividida sin un compromiso de paz de la sociedad política.

Ya que la Tregua de Navidad ha ejemplificado la efectividad del deporte en la división entre culturas relativamente similares, el deporte puede producir una fuerza unificadora más poderosa que la guerra. Es el recuerdo del evento – como un simple juego unió a enemigos – que ha durado mucho después de que el último miembro superviviente falleciera. Cuando soldados activos de Gran Bretaña y Alemania jugaron en el juego de conmemoración 94 años después, la valentía y el legado de esos valientes soldados de 1914 fue solidificado como una iniciativa de paz. El hecho de tener a dos enemigos históricos enfrentándose en el mismo campo de batalla con soldados activos es raramente visto en el contexto moderno de un evento similar.

En definitiva, usar el deporte como herramienta para construir la paz no es la única respuesta para intentar unir sociedades divididas. Sin embargo, a pesar de que el uso del deporte en iniciativas de construcción de paz ha encontrado obstáculos, los éxitos superan los desafíos. Son estos, los éxitos, los que necesitan ser desarrollados por profesionales y estudiados por académicos para encontrar los usos más efectivos de estas iniciativas deportivas en sociedades en conflicto.

 

Mason Robbins

 

Bibliografía

Fuentes Principales:

Archivos:

Carta: Vice Admiral B.B. Schofield, London, 13 March 1968. Liddell Hart Centre for Military Archives, King’s College London. (LH 15/2/50).

‘Soldiers take part in commemorative football match’, Ministry of Defence, 14 November 2008.

Fuentes Secundarias:

Alexander, Jeffrey, ‘Towards a Theory of Cultural Trauma’ in Jeffrey Alexander, Ron Eyerman, Bernhard Giesen, Neil J. Smelser, and Piotr Sztompka, Cultural Trauma and Collective Identity, (Berkeley, CA: University of California Press, 2004).

Bell, Duncan, Memory, Trauma and World Politics: Reflections on the Relationship between Past and Present, (New York: Pelgrave Macmillan, 2006).

Darnell, Simon C., ‘Conflict, Education, and Sport: Responses, Causes and Questions’, Conflict and Education, 1(1), 2011.

Weintraub, Stanley, Silent Night: The Story of the WWI Christmas Day Truce, (New York: The Free Press, 2001).

 

*Este post apareció primero en: https://www.blogs.hss.ed.ac.uk/sport-matters/2017/12/19/football-1914-xmas-day-truce

[1] “Soldados forman parte de un partido de fútbol conmemorativo”, Ministro de Defensa, 14 de noviembre del 2008. Recuperado: 15 de febrero del 2012.

[2]El siguiente resumen es de dos miembros de la primera Brigada de Fusil de Londres, los hermanos Frank y Michael Wray, escrito en una carta por Vice Adrimal BB Schofield.

[3] Carta: Londres, 13 de marzo de 1968. Vice Admiral B.B Schofield. Centro Liddell Hart para Archivos Militares, King’s College London. (LH 15/2/50).

[4] Ibid.

[5] Ibid.

[6] Duncan Bell “Memoria, Trauma y Política Mundial”: Reflexiones sobre la relación entre “Pasado y Presente” (New York: Pelgrave Macmillan, 2006), p 2.

[7] Ibid. p. 2.

[8] Stanley Weintraub, La Noche Silenciosa: La historia de la Tregua de Navidad de la Primera Guerra Mundial, (New York: The Free Press, 2001).

[9] Jeffrey Alexander, “Hacia una Teoría del Trauma Cultural” en Jeffrey Alexander, Ron Eyerman, Bernhard Giesen, Neil J. Smelser y Piotr Sztompka, Trauma Cultural e Identidad Colectiva, (Berkeley, CA: University of California Press, 2004), p. 1; Duncan Bell, “Memoria, Trauma y Política Mundial”: Reflexiones sobre la relación entre “Pasado y Presente” (New York: Pelgrave Macmillan, 2006), p 2.

[10] Carta: Londres, 31 de marzo de 1968. Vice Admiral B.B Schofield. (LH 15/2/50).

[11] Ibid.

[12] “Soldados forman parte de un partido de fútbol conmemorativo”, Ministro de Defensa, 14 de noviembre del 2008. 15 de febrero del 2012.

[13] Ibid.

[14] Simon C. Darnell, “Conflicto, Educación y Deporte: Respuestas, Causas y Preguntas”, Conflicto y Educación, 1(1), 2011.

NOTAS RELACIONADAS

CÓMO LAS EXIGENCIAS FÍSICAS DE LOS FUTBOLISTAS VARÍAN SEGÚN SU POSICIÓN

Aunque existen varios estudios al respecto, muchos de ellos han analizado estas demandas abarcando solo unas pocas variables o empleando ventanas de tiempo muy amplias. Un nuevo estudio realizado por preparadores físicos del F.C. Barcelona ha analizado con mayor precisión varios de estos detalles.

UN GRAN DESCONOCIDO EN LAS LESIONES MUSCULARES: EL TEJIDO CONECTIVO DE LA MATRIZ EXTRACELULAR

Un editorial publicado en la revista The Orthopaedic Journal of Sports Medicine —en el que han participado miembros de los servicios médicos del club— propone considerar la arquitectura íntima de la zona afectada, valorar a la matriz extracelular como un actor fundamental en el pronóstico de la lesión.

BARÇA SPORTS SCIENCE WEEK SIGUE CRECIENDO

La última edición del Barça Sports Science Week se celebró del 8 al 11 de octubre en el Camp Nou. Acudieron más de 1200 visitantes y más de 60 ponentes de 53 nacionalidades diferentes para conocer los últimos avances y case studies en las ciencias del deporte.

¿DE QUÉ SE TRATA REALMENTE LA GESTIÓN DE LA CARGA?

En este artículo, Tim Gabbet y su equipo proporcionan una guía fácil de usar para los profesionales cuando describen a los entrenadores la finalidad general de la gestión de la carga.

DOS SEMANAS BASTAN PARA AUMENTAR EL VOLUMEN Y LA FUERZA MUSCULAR

Por primera vez se demuestra que no hacen falta meses de entrenamiento, sino que dos semanas de un ejercicio apropiado bastan para mejorar significativamente tanto el volumen como la fuerza muscular.

¿Grados de libertad o grados de esclavitud?

La comprensión de las variables modificadoras del juego basada en los grados de libertad.

LA IMPORTANCIA DE LA BIOESTADÍSTICA EN LAS CIENCIAS DEL DEPORTE Y LA MEDICINA DEPORTIVA

El área de analítica del deporte ha crecido exponencialmente gracias a las ciencias de la informática y engloba disciplinas como las ciencias del deporte, ciencias del comportamiento, la medicina y la visualización de datos, entre otras, además de la estadística con un enfoque más táctico y de rendimiento del deporte.

EJERCICIOS EXCÉNTRICOS: ESTUDIANDO “VACUNAS” PARA LOS MÚSCULOS

El entrenamiento mediante ejercicios excéntricos es importante para prevenir lesiones. Sin embargo, un entrenamiento intensivo puede ocasionar también un cierto daño muscular, que es preciso vigilar para reducir al máximo el riesgo de lesión.

El Barça Innovation Hub organiza un foro sobre innovación en el Levi’s Stadium de Santa Clara

El encuentro se ha hecho en colaboración con los San Francisco 49ers y ha reunido a líderes de la industria del deporte y académicos especialistas en gestión de la innovación deportiva.

ESTABILIDAD O INESTABILIDAD, ¿ES ESA LA CUESTIÓN?

La importancia de la construcción del modelo de juego.

EL NIVEL DE RESISTENCIA COMO MODERADOR DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

La resistencia cardiovascular de los deportistas se ha manifestado como un moderador del resultado de la carga a la que son expuestos.

¿Están los jugadores bien perfilados con relación al balón?

A través de la visión por computador podemos identificar algunos déficits en cuanto a la orientación corporal de los jugadores en diferentes situaciones del juego.

Barça Innovation Hub en MIT

Investigación Conjunta.

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.