BIHUB PATH

agosto 18, 2022

Barça Innovation Hub
Salud y Bienestar

Apofisitis: la enfermedad del crecimiento

By BIHub Team.

La práctica del fútbol entre los jóvenes y adolescentes está relacionada con varios beneficios para la salud. Sin embargo, no todos los aspectos de este deporte son positivos y, a menudo, en su práctica se producen lesiones musculoesqueléticas debido a los contactos directos o al sobreesfuerzo.

 

Además, también son frecuentes entre los más jóvenes las lesiones por uso excesivo de un músculo o articulación relacionadas con el crecimiento.  El término médico para este dolor de huesos es apofisitis, dolencia que puede conocerse como “la enfermedad del crecimiento”. Como se puede suponer, la apofisitis es una inflamación que se produce en las apófisis, una protuberancia ósea que forma un punto de inserción importante de un tendón. Son centros de crecimiento secundarios que sirven como puntos de unión para los tendones. (ver referencia 1,2 abajo)

 

La apofisitis es una enfermedad común en niños y adolescentes de entre 9 y 18 años, y muy común en niños y adolescentes deportistas. Es una inflamación muy focalizada y dolorosa que se produce alrededor de la zona de crecimiento óseo, como consecuencia de la sobrecarga repetitiva de los tejidos blandos sobre la inserción ósea. Los músculos se ven forzados a desarrollarse más rápidamente que la propia estructura ósea, provocando irritación.

 

Como puede deducirse, la apofisitis puede llegar a impedir realizar cualquier actividad física, una afectación muy importante en el caso de los deportistas de élite. De hecho, se produce en deportes por ejemplo como el fútbol, en los que tanto la musculatura como la estructura ósea se ven sometidos a una fuerte tensión, principalmente por contacto directo (ver referencia 3 abajo). Los jugadores jóvenes son más propensos a las lesiones que afectan a las apófisis debido a la inmadurez del esqueleto.

 

Afortunadamente, se trata de una enfermedad benigna que no suele ser grave y que desaparece por sí sola una vez se ha completado el crecimiento. En cualquier caso, el tratamiento obliga a modificar la actividad deportiva, realizar estiramientos o aplicar frío, entre otras medidas. 

 

Sin embargo, hasta la fecha ha habido pocas publicaciones que describan la incidencia, el diagnóstico y los tratamientos de la apofisitis entre los atletas adolescentes, especialmente en los jugadores de fútbol de élite. Esto puede deberse a que la lesión apofisaria a menudo se subdiagnostica (ver referencia 4 abajo), tratándose habitualmente como una distensión. (ver referencia 5 abajo)

 

Apofisitis entre jugadores de fútbol de élite

Para mejorar el conocimiento y el tratamiento de la apofisitis, especialmente en los jugadores de fútbol adolescentes, el FC Barcelona llevó a cabo el estudio Apophysitis Among Male Youth Soccer Players at an Elite Soccer Academy Over 7 Seasons (Mindaugas Gudelis et al, 2022).

 

Durante 7 temporadas (de julio de 2008 a junio de 2015) se evaluaron todas las lesiones apofisarias de 250 jugadores varones de fútbol menores de 19 años (Sub-19) del Fútbol Club Barcelona (FCB).

 

En este sentido, un estudio previo de Le Gall et al (ver referencia 6 abajo) había encontrado 33 trastornos apofisarios durante un período de 10 temporadas mientras que en el estudio actual se documentaron 210 lesiones apofisarias, incluidas 172 lesiones apofisarias simples y 38 fracturas avulsivas apofisarias. Este hecho pone de manifiesto que, en muchas ocasiones, es posible que se hayan diagnosticado lesiones apofisarias como otro tipo de lesiones.

 

Apofisitis simple y fractura por avulsión apofisaria 

 

Los deportistas adolescentes que tenían una molestia principal en la inserción de un tendón y no podían participar plenamente en los entrenamientos o partidos posteriores, fueron tratados principalmente como casos de lesiones apofisarias. El equipo clínico sospechaba que había lesión apofisaria si había un inicio agudo de dolor durante la actividad deportiva, ​​con presión de la yema del dedo en el lugar que causaba el dolor. 

 

Una vez que se confirmó la lesión apofisaria, se clasificaron en dos categorías: apofisitis simple y fractura por avulsión apofisaria. Se consideró apofisitis simple la inflamación del cartílago de la placa de crecimiento en la apófisis causada por un uso excesivo. Por el contrario, la fractura por avulsión apofisaria se definió como un desplazamiento de la apófisis causado por una tracción importante repentina durante la actividad deportiva. 

 

Estos son algunos de los interesantes resultados del estudio:

  • Aunque el fútbol es un deporte de movimiento asimétrico, excepto en el portero, se observaron lesiones apofisarias casi por igual en miembros derechos (48,1 %) e izquierdos (46,6 %). El resto (5,3 %) fueron casos bilaterales en las mismas localizaciones corporales.
  • Un total de 196 (93,3 %) casos fueron primeras lesiones y el resto (6,7 %) fueron reincidencias. Ninguno de estos casos requirió tratamiento quirúrgico/operatorio. 

Uno de los principales hallazgos del estudio es la localización corporal de la lesión apofisaria. En sus estudios previos, Peck (ver referencia 7  abajo) y Le Gall et al (leer referencia 6) habían reportado que la localización más común de lesión apofisaria era la tuberosidad tibial. Sin embargo, en este estudio, la localización corporal más frecuente fue la espina ilíaca anteroinferior AIIS mientras que el trocánter menor fue la localización menos común.

La localización corporal más frecuente de la apofisitis fue la AIIS (43,3 %).

  • La reincorporación a la práctica del fútbol de los deportistas con lesiones apofisarias simples, tanto para el entrenamiento como para la competición, fue más rápida que la de los atletas con fracturas avulsivas apofisarias.
  • El análisis de todas las lesiones apofisarias indicó que los atletas más jóvenes (7-10 años) se recuperan más rápidamente que los atletas mayores (11-17 años).

 

Reflexiones y recomendaciones sobre la apofisitis

Aparte de los resultados que arroja el estudio, el análisis plantea claves muy importantes para el diagnóstico y tratamiento de la apofisitis en el futuro:

 

La ecografía como método efectivo para detectar apofisitis

En muchos casos, la apófisis puede no osificarse hasta el final del final del crecimiento; por lo tanto, no es visible en las radiografías simples (ver referencia 8 abajo). Por esta razón, la ecografía es una opción muy útil para identificarla. Además, la aplicación de ultrasonido reduce las exposiciones radiográficas en comparación con la radiografía. 

 

Una base clave para futuros estudios

 

A pesar de los resultados, existen varias limitaciones en este estudio. Una de las principales limitaciones es que los datos actuales se recopilaron en un solo club de fútbol. Para estudios futuros, los estudios en varios clubes ayudarían a ampliar los hallazgos actuales. Además, estos resultados pueden no ser aplicables en general a los jugadores de fútbol jóvenes, ya que los datos fueron recopilados en una academia de fútbol de élite. Finalmente, los datos actuales corresponden solo a jugadores de fútbol varones. Los estudios futuros deben incluir una población femenina, así como otros deportes. 

 

La persona antes que el jugador

Los datos confirmaron que los atletas con lesiones por avulsión apofisaria tardan más en volver al entrenamiento y a la competición.

 

Esta evidencia es crucial para los jugadores adolescentes, ya que el entorno de la academia de fútbol de élite a menudo presiona para que los jugadores se incorporen cuanto antes a la actividad deportiva. Los hallazgos enfatizan la importancia de brindar un descanso adecuado a los jugadores adolescentes. Las evaluaciones regulares de seguimiento con una comunicación cercana entre jugadores, entrenadores, médicos del equipo, fisioterapeutas, etc. facilitarían el regreso seguro al juego, reducirían la probabilidad de perderse entrenamientos y ayudarían a evitar volver a lesionarse.

 

Referencias:
  1. Davis KW. Imaging pediatric sports injuries: lower extremity. Radiol Clin North Am. 2010;48(6):1213-1235. 
  2. Ryu RK, Fan RS. Adolescent and pediatric sports injuries. Pediatr Clin
North Am. 1998;45(6):1601-1635, x.
  1. JungeA,Ro ̈schD,PetersonL,Graf-BaumannT,DvorakJ.Prevention of soccer injuries: a prospective intervention study in youth amateur players. Am J Sports Med. 2002;30(5):652-659. 
  2. Longo UG, Ciuffreda M, Locher J, Maffulli N, Denaro V. Apophyseal injuries in children’s and youth sports. Br Med Bull. 2016;120(1): 139-159. 
  3. Moeller JL. Pelvic and hip apophyseal avulsion injuries in young ath- letes. Curr Sports Med Rep. 2003;2(2):110-115. 
  4. Le Gall F, Carling C, Reilly T, Vandewalle H, Church J, Rochcongar P. Incidence of injuries in elite French youth soccer players: a 10-season study. Am J Sports Med. 2006;34(6):928-938. 
  5. Peck DM. Apophyseal injuries in the young athlete. Am Fam Physi- cian. 1995;51(8):1891-1895, 1897-1898. 
  6. Frush TJ, Lindenfeld TN. Peri-epiphyseal and overuse injuries in ado- lescent athletes. Sports Health. 2009;1(3):201-211. 

KNOW MORE

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.