BIHUB PATH

23 julio, 2020

ÁNGEL CAPPA, EL ENTRENADOR EN EL CENTRO DEL FÚTBOL

Rendimiento Deportivo
Deportes Colectivos

APÚNTATE AL CERTIFICADO EN ENTRENAMIENTO EN DEPORTES DE EQUIPO

únete ahora
318K

Comenzó su aprendizaje como entrenador en la selección argentina y el FC Barcelona de César Luis Menotti hace cuarenta años. Desde entonces, ha desarrollado una filosofía futbolística que se basa en el amor. El amor al fútbol. Mediante la sensibilidad y el conocimiento de lo que es este deporte, con disposición de quererlo y disfrutarlo, es como debe un entrenador afrontar la gestión de una plantilla. No en vano, sus ideas deportivas siguen marcadas por lo que vivió cuando era niño en el humilde barrio de Bahía Blanca, en Buenos Aires, en el que nació. Al matón del lugar se le temía, al que jugaba bien al futbol, se le respetaba.

La premisa fundamental de Cappa es abordar el fútbol sin miedo. No se puede dirigir un equipo marcado por el temor a los rivales. Una plantilla tiene que tener una idea de juego y el entrenador debe elegir a los jugadores más adecuados para defenderla, pero siempre ha de prevalecer esa idea. La garantía es el entrenador, que para Cappa es la parte más importante de toda esa cadena.

La idea de juego

A la hora de trabajar sobre un modelo, hay que tener claro que no se puede controlar el fútbol. La sobrecarga de datos acerca de un contrario puede ser completamente inútil o producir el efecto contrario que se busca. Para explicar esta idea Cappa pone un ejemplo: en un encuentro en el Carlos Belmonte entre el Albacete y el Real Madrid de la temporada 94-95, le explicó a su defensa una estrategia que solían aplicar los locales en los saques de esquina. Pase directo de Salazar a Óscar, canterano del Barça, para que tirase a puerta de volea. Repasaron esa jugada antes del partido, durante el encuentro se avisaron entre ellos en cada córner, pero nada de eso evitó que en el minuto 85 se la hicieran tal cual y entrase. Hay situaciones que escapan al control más exhaustivo.

Los vídeos deben aplicarse para corregir los errores propios y no centrarse en estudiar a los otros equipos. Además, desde su experiencia, un futbolista no atiende más de diez minutos a las imágenes. Hay que encontrar el concepto propio y trabajarlo en entrenamientos basados siempre en acciones de juego.

Especificidad de la preparación física

En el apartado físico, Cappa recomienda una preparación específica de fútbol. Un ensayo del partido. Es una enseñanza que recuerda de Johan Cruyff. Cuando se dijo en una retransmisión que un equipo había recorrido 12 kilómetros de media, el entrenador holandés reaccionó diciendo: “qué mal debían estar jugando”. Todo se tiene que basar en la velocidad, pero no del jugador, sino de la pelota. En esa dirección hay que trabajar.

El esquema

El dibujo del equipo sobre el césped es algo que no inquieta a Cappa. Cree en una disposición natural de los jugadores. La única certeza que tiene es que para cubrir el ancho del campo hacen falta cuatro. Todo lo demás, considera que tiene que ser un reparto equitativo de los espacios.

Posesión de balón

En el eterno debate sobre la posesión de balón, a Cappa le impacientan los que sostienen que es mejor tener un menor porcentaje de posesión y ganar, porque lo considera un debate estéril. Un falso dilema porque la posesión es una necesidad del juego, no es una opción estética. En lo que hay que centrarse es en para qué se tiene el balón. No se debe pasar por pasar, por guardar una posesión. Hay que hacerlo siempre con el objetivo de crear ocasiones de gol.

La historia del fútbol es un triste viaje del placer al deber

Cappa también rechaza los discursos que hablan de sufrimiento para ganar un partido. Le apena escuchar expresiones como que los jugadores tienen que trabajar, sufrir. Producir, al fin y al cabo, como en un trabajo alienante. Ya lo anticipó el escritor Eduardo Galeano con su aforismo: “La historia del fútbol es un triste viaje del placer al deber”.

El fútbol debe ser para disfrutar y hay que jugar bien porque así es imposible sufrir. Si tienes la pelota no solo no sufres, sino que juegas, no trabajas. El futbolista tiene que tener la ilusión de jugar.

Ante la opinión de que en el fútbol actual no hay espacios para desarrollar este tipo de juego, Cappa está de acuerdo, pero por eso precisamente, porque hay que jugar para generarlos, algo que solo se puede lograr con el engaño, la movilidad y la pausa. Al contrario de lo que se cree, cuando un futbolista se para hace que el fútbol sea más rápido. Los futbolistas deben levantar la cabeza y pensar. Un hábito que ha tratado siempre de inculcar en sus equipos mediante ejercicios como poner como norma en los partidillos que no se pueda definir si se habían dado dos toques, así se fuerza por sistema a los jugadores a atender a la situación de sus compañeros.

El entrenador en el centro

Una de las claves de su modelo pasa por el control de los tiempos. Es ahí donde reside el papel del entrenador, el más importante. Tiene que ayudar a que el jugador entienda el juego, porque los futbolistas juegan con lo que la naturaleza les dio. El secreto es siempre entender la lógica del juego, porque se rige por un orden que hay que desordenar. Es ahí donde reside el papel del técnico.

Hace años, recuerda Cappa, no existía el entrenador. Daban muy pocas indicaciones. Ahora él defiende que tenga una función didáctica, que es importante que se haga sin reproches. Especialmente en el fútbol base porque la cualidad más valiosa que va a tener un futbolista en el futuro es la confianza y en eso es en lo que tiene que trabajar un entrenador, en fortalecerla. En ningún caso hay que reprochar. Si un futbolista joven se equivoca mucho igual es que se equivocó de profesión.

Tampoco conviene el exceso de instrucciones. En el descanso se deben dar las justas. No se pueden corregir jugadas que ya han sucedido. Es más importante motivar al jugador para que salga en la segunda parte más seguro de sí mismo. Otro de los profesionales que más respeta, Arsenio Iglesias, le dijo en una ocasión que solo daba una charla a sus jugadores por la mañana para no molestarles más el resto del día.

Definitivamente, de lo que se debe huir es de los entrenadores que entienden la preparación física como un castigo. No entiende cómo hay técnicos que presumen de realizar sesiones extenuantes. El entrenamiento no deber servir para gastar energía, sino para acumularla. La clave está siempre en que el futbolista no corra detrás de la pelota, sino a favor del juego. Eso es lo que hace que un equipo no se fatigue. Una conclusión que anticipó Maradona. Cuando Fernando Signorini, su preparador físico, le reprochó que estaba haciendo incluso marcas peores que él a la hora de correr en el entrenamiento, Diego le contestó: “entonces juega tú el domingo”.

 

 

Álvaro González

NOTAS RELACIONADAS

CÓMO LAS EXIGENCIAS FÍSICAS DE LOS FUTBOLISTAS VARÍAN SEGÚN SU POSICIÓN

Aunque existen varios estudios al respecto, muchos de ellos han analizado estas demandas abarcando solo unas pocas variables o empleando ventanas de tiempo muy amplias. Un nuevo estudio realizado por preparadores físicos del F.C. Barcelona ha analizado con mayor precisión varios de estos detalles.

UN GRAN DESCONOCIDO EN LAS LESIONES MUSCULARES: EL TEJIDO CONECTIVO DE LA MATRIZ EXTRACELULAR

Un editorial publicado en la revista The Orthopaedic Journal of Sports Medicine —en el que han participado miembros de los servicios médicos del club— propone considerar la arquitectura íntima de la zona afectada, valorar a la matriz extracelular como un actor fundamental en el pronóstico de la lesión.

¿DE QUÉ SE TRATA REALMENTE LA GESTIÓN DE LA CARGA?

En este artículo, Tim Gabbet y su equipo proporcionan una guía fácil de usar para los profesionales cuando describen a los entrenadores la finalidad general de la gestión de la carga.

DOS SEMANAS BASTAN PARA AUMENTAR EL VOLUMEN Y LA FUERZA MUSCULAR

Por primera vez se demuestra que no hacen falta meses de entrenamiento, sino que dos semanas de un ejercicio apropiado bastan para mejorar significativamente tanto el volumen como la fuerza muscular.

¿Grados de libertad o grados de esclavitud?

La comprensión de las variables modificadoras del juego basada en los grados de libertad.

EJERCICIOS EXCÉNTRICOS: ESTUDIANDO “VACUNAS” PARA LOS MÚSCULOS

El entrenamiento mediante ejercicios excéntricos es importante para prevenir lesiones. Sin embargo, un entrenamiento intensivo puede ocasionar también un cierto daño muscular, que es preciso vigilar para reducir al máximo el riesgo de lesión.

EL NIVEL DE RESISTENCIA COMO MODERADOR DE LA CARGA DE ENTRENAMIENTO

La resistencia cardiovascular de los deportistas se ha manifestado como un moderador del resultado de la carga a la que son expuestos.

¿Están los jugadores bien perfilados con relación al balón?

A través de la visión por computador podemos identificar algunos déficits en cuanto a la orientación corporal de los jugadores en diferentes situaciones del juego.

¿Quieres saber más?

  • Suscríbete
  • Contáctanos
  • Únete al HUB

Mantente al día con nuestras novedades

¿Tienes preguntas sobre Barça Universitas?

  • Startup
  • Centro de Investigación
  • Corporativo

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

Por favor, completa los campos:

El Formulario ha sido enviado exitosamente.